Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

En el caso de que el trabajo continúe tal como señala el último acuerdo de la mesa, el Reglamento general final –junto a los de Ética, Participación y Consulta Indígena y Participación Popular– terminarían de votarse el 1 de octubre, lo que concluiría un proceso de casi tres meses de su redacción. Mucho se ha dicho sobre si es mucho o poco tiempo. ¿Qué ocurrió en otros países que tuvieron procesos constituyentes? Te lo contamos a continuación.

El miércoles 7 de julio, a solo tres días de la sesión inaugural, en el Pleno de la Convención Constitucional se entregaba la propuesta para la creación de las Comisiones de Reglamento, de Ética y de Presupuesto y Administración Interior.

Éstas fueron las primeras tres instancias que comenzaron con el trabajo, constituyéndose formalmente el lunes 19 de julio tras elegir a sus integrantes y delimitar sus funciones.

Luego, se le sumaron cinco comisiones provisorias más, que recibieron audiencias públicas y trabajaron en la elaboración de propuestas reglamentarias, todo durante los últimos días de julio y gran parte de agosto, teniendo una duración aproximada de un mes.

Tras intensas revisiones de las comisiones y subcomisiones, los documentos fueron entregados a la Comisión de Reglamento el día 28 de agosto, que durante los días posteriores sistematizó los documentos para presentarlos ante el Pleno, lo que ocurrió el pasado 9 y 10 de septiembre.

Durante la semana pasada se aprobaron en general los cuatro reglamentos presentados (ver nota) y durante esta y la próxima se votarán las indicaciones específicas. Esto implicaría, según el último acuerdo tomado por la Mesa Directiva que, a más tardar el 1 de octubre, se despachen los documentos finales y se proceda a su sistematización y posterior publicación.

¿Cuál es el análisis respecto a la cantidad de tiempo que se tomaron para escribir el texto que determina las reglas de funcionamiento de la Convención? Y, ¿qué pasó en otros países? Te lo contamos a continuación.

Bolivia

La experiencia boliviana, que se llevó a cabo entre 2006 y 2007, la Asamblea Constituyente era la encargada de elaborar su reglamento –al igual que en todas las experiencias que se revisarán a continuación, a excepción de Colombia, y mientras no lo tuvieran se regirían por el Reglamento General de la Cámara de Diputados.

Tras tener conflictos por temáticas de quórum, el sistema de votación y las reglas de debate, finalmente tuvieron el reglamento listo tras siete meses de trabajo, de un total de 12 que tenían originalmente para redactar toda la nueva Constitución. Por lo mismo, se otorgó un plazo de cuatro meses más para el cometido.

Colombia

En Colombia hubo un órgano previo a la Asamblea Nacional Constituyente que se encargó de redactar el Reglamento: la Comisión de Compromisarios de las fuerzas políticas, creada antes que comenzara el trabajo de la Asamblea.

Esto ocurrió porque de no tener una propuesta en diez días, según establecía el decreto, iban a tener que adoptar el proyecto presentado por el entonces presidente, César Gaviria, lo que los partidos políticos no querían.

Como fue redactado previamente, los asambleístas se tomaron los primeros diez días desde su instalación para revisar, modificar y aprobar el Reglamento. El proceso se llevó a cabo en 1991.

Ecuador

En el caso ecuatoriano de 2007, la redacción del Reglamento fue una tarea de la Comisión Directiva –un presidente, dos vicepresidentes y dos vocales–, que tuvo que presentar una propuesta que posteriormente fue aprobada por mayoría absoluta.

En el país Latinoamericano se demoraron siete días en realizar la propuesta, de un total de ocho meses de funcionamiento de su Asamblea Constituyente. Esto lo exigía el Estatuto de Elección, Instalación y Funcionamiento de la Asamblea Constituyente promulgado por el entonces presidente, Rafael Correa.

Timor Oriental

En un país asiático con un historial de lucha por la independencia y problemáticas violentas internas, hubo muchas presiones internacionales para que el proceso constituyente de Timor Oriental fuese lo más rápido posible.

Esto produjo problemas en su Asamblea Constituyente de 2002, debido a falta de experiencia en la redacción de un texto reglamentario. Sin embargo, siguiendo como ejemplo las reglas adoptadas en el proceso constituyente portugués de 1975, tuvieron listo su reglamento en cinco semanas de un total de tres meses.

Túnez

En el país africano se estableció que el reglamento lo escribiría una comisión creada específicamente para esa tarea, que se elegiría durante la sesión inaugural de su Asamblea Nacional Constituyente, según un mecanismo de representación proporcional de los partidos que la componían.

La comisión encargada se demoró nueve semanas en redactar la propuesta, de un total de dos años de trabajo constituyente.

Cada país, un proceso particular

La Guía de Asistencia de Proceso Constituyentes de las Naciones Unidas (ONU) señala que no existe un modelo o proceso constitucional modelo para cada país, debido a que todos son distintos y se debe considerar los contextos propios y diferentes actores a intervenir en cada escenario, que puede variar de país en país.

 La Oficial de Programa para Chile y el Cono Sur del Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA International), María Jaraquemada, confirma el punto expuesto por la ONU:

“Siempre son útiles las comparaciones, pero obviamente los contextos suelen ser distintos. En Chile, el reglamento no es solamente un documento con reglas de procedimiento, sino que también tiene todo lo que tiene que ver con descentralización del proceso, participación popular, ética, participación y consulta indígena, entonces es bastante amplio. Creo que por eso toma más tiempo que otros países, pero es importante mirar las particularidades de cada país”.

Jaraquemada señala que además hay que tomar en cuenta el proceso de audiencias públicas, que junto a las ocho comisiones provisorias se realizaron más de 100, incluyendo diferentes territorios del país: ”Obviamente ha hecho que se demore más. El tema de la participación pública ha sido bastante extenso aquí comparado con otros países. Eso hace que en comparación con otros pueda verse más largo, pero en general no creo que sea un periodo muy largo”.

“Un tercio, un cuarto del tiempo para decidir las reglas, que al final son clave para poder funcionar, creo que es algo que está bastante bien”, agrega la experta electoral.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 22 Sep 2021
Palabras clave