Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Si solo tienes algunos minutos, lee estas claves:

– El abogado y académico de la Universidad Católica de Temuco, Javier Velásquez, señaló a través de Twitter que “el debate sobre la pena de muerte es falso. Es falso porque no se puede reponer dado los tratados internacionales suscritos en Chile”.

– Lo afirmado por el doctor en Criminología de la Universidad de Glasgow es VERDADERO. 

– Chile ha ratificado tratados internacionales cuyos textos y protocolos indican explícitamente que una vez que se deroga la pena de muerte, no puede volver a ser instaurada.

– Estos son el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención Americana de Derechos Humanos (Pacto de San José), ambos con sus protocolos respectivos.

– Esto debe mantenerse para la redacción de la propuesta de Constitución, ya que tal como señala el artículo 135 de la Carta Magna, “el texto de Nueva Constitución que se someta a plebiscito deberá respetar el carácter de República del Estado de Chile, su régimen democrático, las sentencias judiciales firmes y ejecutoriadas y los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes”.

“Declaro responsablemente que soy partidaria de la pena de muerte en caso de crímenes de alta gravedad que afecten a niñas, niños o adolescentes”. Fueron las palabras de la diputada Pamela Jiles a través de un mensaje en Twitter que, luego de recibir críticas transversales, borró.

La conversación sobre reinstaurar la pena de muerte –eliminada del Código Penal en 2001 comenzó a levantarse luego del mediático caso del niño Tomás Bravo, desaparecido y encontrado muerto tras 10 días de búsqueda y múltiples casos de muertes de menores de edad debido a balaceras.

Incluso, Raúl Moya, padre de una niña de cinco años que falleció producto de los disparos de un delincuente en una encerrona en la comuna de Huechuraba, solicitó al Presidente Sebastián Piñera poner la discusión en el Congreso.

Con el tema en la esfera pública, el abogado, doctor en criminología de la Universidad de Glasgow y académico de la Universidad Católica de Temuco, Javier Velásquez, señaló a través de Twitter que “el debate sobre la pena de muerte es falso. Es falso porque no se puede reponer dado los tratados internacionales suscritos en Chile”.

La afirmación del abogado es VERDADERA. Efectivamente, Chile ha ratificado tratados internacionales cuyos textos y protocolos indican explícitamente que una vez que se deroga la pena de muerte, no puede volver a ser instaurada.

El 10 de febrero de 1972, Chile ratificó el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y luego en septiembre de 2008 ratificó el Segundo Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. En este último documento, se señala lo siguiente:

Artículo 1

  1. No se ejecutará a ninguna persona sometida a la jurisdicción de un Estado Parte en el presente Protocolo.
  2. Cada uno de los Estados Partes adoptará todas las medidas necesarias para abolir la pena de muerte en su jurisdicción.

Artículo 2

  1. No se admitirá ninguna reserva al presente Protocolo, con excepción de una reserva formulada en el momento de la ratificación o la adhesión en la que se prevea la aplicación de la pena de muerte en tiempo de guerra como consecuencia de una condena por un delito sumamente grave de carácter militar cometido en tiempo de guerra.

Por otro lado, en agosto de 1990, el país ratificó la Convención Americana de Derechos Humanos (Pacto de San José), en donde el artículo 4, sobre derecho a la vida indica:

  1. En los países que no han abolido la pena de muerte, ésta sólo podrá imponerse por los delitos más graves, en cumplimiento de sentencia ejecutoriada de tribunal competente y de conformidad con una ley que establezca tal pena, dictada con anterioridad a la comisión del delito. Tampoco se extenderá su aplicación a delitos a los cuales no se la aplique actualmente.
  2. No se restablecerá la pena de muerte en los Estados que la han abolido.

El Protocolo a la Convención Americana sobre Derechos Humanos Relativo a la Abolición de la Pena de Muerte, ratificado por Chile en agosto de 2008, señala quelos Estados Partes en el presente Protocolo no aplicarán en su territorio la pena de muerte a ninguna persona sometida a su jurisdicción”.

Es importante destacar que en la Constitución actual, el artículo 19, número 1 señala que “la pena de muerte sólo podrá establecerse por delito contemplado en ley aprobada con quórum calificado”. ¿Esto significa que se podría establecer?

Para la abogada y académica Facultad de Derecho de la Universidad de Los Andes y Magíster en Derecho LLM de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Marcela Peredo, no es posible: “Eso daría a pensar que tú por una ley podrías reestablecer la pena de muerte, porque una ley deroga a otra ley. El problema en concreto es el artículo 4 de la Convención Americana de DD.HH. que dice expresamente que los países que han abolido la pena de muerte no pueden volver a restablecerla, entonces la infracción directa es la Convención”.

Es la misma línea de argumentación del académico Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, Luis Cordero: “Es correcto que no se puede restablecer la pena de muerte por la ratificación a tratados internacionales. La Convención Americana de Derechos Humanos tiene una regla de no regresión sobre la cuál existe, entre paréntesis, bastante consenso. Cuando se derogó la pena de muerte en Chile y se retiró del Código Penal, formó parte de la discusión precisamente si se podía volver a reponer o no como consecuencia de redacción que mantiene la Constitución: que la pena de muerte podrá establecerse por ley de quórum calificado. La pregunta era si el día de mañana esto se pudiera reponer y la respuesta durante ese periodo fue no, no es posible, esencialmente porque Chile estaría incumpliendo la Convención, tratado ratificado por Chile que se encuentra vigente, por lo tanto Chile comprometería la responsabilidad internacional si la repusiera, no obstante esa cláusula. Ese más menos fue el consenso mientras se discutía la ley”.

¿Esto se mantendría para la redacción de la propuesta de Constitución a manos de la Convención Constitucional? Sí.

Tal como señala el artículo 135 de la Carta Magna “el texto de Nueva Constitución que se someta a plebiscito deberá respetar el carácter de República del Estado de Chile, su régimen democrático, las sentencias judiciales firmes y ejecutoriadas y los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes.

Peredo explica que “pensando en el proceso constituyente, el único límite son los derechos fundamentales que están en los tratados vigentes ratificados por Chile. A mi juicio, pensar una cosa como esa es un límite para los convencionales. A mi juicio el artículo 135 lo prohíbe”.

 

*Al cierre de esta edición, el abogado Javier Velásquez no contestó a los mensajes de Contexto Factual para consultarle sobre su afirmación.  

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 11 Mar 2021