Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Si solo tienes algunos minutos, lee estas claves:

  • El pasado martes 26 de octubre, al comienzo de la Sesión N°35 de la Convención Constitucional, la constituyente Bárbara Sepúlveda aseguró que: “La bandera, el himno y el nombre del país no son cuestiones que se regulen en las constituciones de nuestra historia”.
  • Lo dicho por la representante del distrito 9 es VERDADERO.
  • La Bandera Nacional, a lo largo de la historia, ha sido creada -y posteriormente modificada- a través de cuatro decretos y un proyecto de ley, desde 1817 hasta 1967.
  • Por su parte, el Himno Nacional fue oficializado mediante un decreto el año 1909 y sufrió modificaciones hasta 1990, mediante el mismo medio.
  • En la primera Carta Fundamental del país, publicada el año 1818, ya se reconocía al territorio como “Estado de Chile”. Desde ese entonces, no se ha decretado, ni ha existido un proyecto de ley que busque regular el nombre de la nación. Tampoco ha formado parte de alguna Constitución chilena.

El pasado martes 26 de octubre se realizó la Sesión N°35 de la Convención Constitucional. Al comienzo de la jornada, las y los constituyentes debatieron sobre los dichos de la senadora Ena von Baer respecto a la modificación de los emblemas patrios durante el proceso de redacción de una nueva Carta Magna.

En este contexto, antes de que comenzaran los discursos de apertura del debate constitucional, Bárbara Sepúlveda, constituyente del Partido Comunista, afirmó que:  “La bandera, el himno y el nombre del país no son cuestiones que se regulen en las constituciones de nuestra historia”.

Lo dicho por la representante del distrito 9 es VERDADERO. En la historia de Chile, las creaciones de los emblemas nacionales -y sus modificaciones- sólo han sido efectuadas a través de decretos y proyectos de ley. 

La Bandera Nacional se creó por decreto del Ministerio de Guerra el día 18 de octubre de 1817, bajo el gobierno de Bernardo O’Higgins. Décadas después, en los años 1853 -mediante el mismo método- y 1912 -bajo la ley 2.597-, se modificaron sus colores y diseños. En agosto de 1927, el decreto 5.805 fijó las dimensiones del emblema para el uso en edificios y reparticiones públicas. Finalmente, luego de cincuenta años, en 1967 el artículo 1° del decreto 1.534 reafirmó su aspecto y uso.

Por su parte, el Himno Nacional fue oficializado y posteriormente modificado a través de cuatro decretos. En el año 1909 se declaró como oficial el texto manuscrito de Eusebio Lillo como parte del cántico. Tiempo después, en 1941, 1980 y 1990 se modificaron estrofas y versos de la canción.

Respecto al nombre del país, en la primera Carta Fundamental, publicada el año 1818, ya se reconocía al territorio como “Estado de Chile”. Desde ese entonces, no se ha decretado ni ha existido un proyecto de ley que busque renombrar la nación. 

Domingo Lovera, abogado constitucionalista, señaló a Contexto Factual que los emblemas patrios “no son de los asuntos que las constituciones suelen tratar, el texto constitucional vigente no las trata y solo se refiere a estos deberes genéricos de respeto que deberíamos tener chilenos y chilenas respecto a los emblemas patrios”. Esto último, haciendo referencia a los artículos 2 y 22 de la actual Constitución de la República de Chile, los que señalan que “son emblemas nacionales la bandera nacional, el escudo de armas de la República y el himno nacional”, y que “todo habitante de la República debe respeto a Chile y a sus emblemas nacionales”.

Por Rocío Romero
Fecha 28 Oct 2021
Palabras clave