Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Si solo tienes algunos minutos, lee estas claves:

– Durante la discusión sobre agregar a las temáticas del Reglamento general el “Derecho a la propiedad y de propiedad, función social de la propiedad y expropiación”, el constituyente Bernardo Fontaine comentó que “en Chile, el 60% son dueños de sus casas”.

– La frase dicha por el representante de Vamos por Chile es VERDADERO, PERO…

– Según la última encuesta Casen 2020, un 61,8% de los encuestados posee casa propia, porcentaje cercano pero no idéntico a lo dicho por Fontaine.

– La cifra mencionada por el constituyente coincide con la de la encuesta Casen 2017. Sin embargo, a comienzos de julio de este año se actualizó el dato.

– Luego siguen los chilenos y chilenas con hogares arrendados, con un 23,2%, y quienes tienen una vivienda cedida, con un 11,5%. El porcentaje restante, 3,6%, corresponde a “otros”, término que incluye la tenencia por usufructo (sólo uso y goce), ocupación irregular (de hecho) y poseedor irregular.

Durante la jornada del 28 de septiembre, la Convención Constitucional siguió con las votaciones de las indicaciones durante la Sesión N°22. Entre ellas, se votó la indicación número 196 de las y los convencionales de Vamos por Chile respecto a reemplazar la letra Y del artículo 64 que plantea reemplazar la frase “Derecho a la propiedad” por “Derecho a la propiedad y de propiedad, función social de la propiedad y expropiación”.

Antes de empezar la votación, Bernardo Fontaine, convencional constitucional del distrito 11, pidió la palabra para defender la propiedad privada y en su argumento señaló que “en Chile, el 60% son dueños de sus casas”.

Lo dicho por el convencional de Vamos por Chile es VERDADERO, PERO… Esto se debe a que la cifra señalada por el convencional fue extraída de la penúltima encuesta Casen y no de la informada este año.

Según la última Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen), realizada por el Ministerio de Desarrollo Social el año 2020 y publicada en julio de este año, a nivel nacional un 61,8% de los encuestados –equivalente a 4.063.464 millones de personas– posee casa propia. 

A esta cifra le siguen los chilenos y chilenas con hogares arrendados, con un 23,2%, y quienes tienen una vivienda cedida, con un 11,5%. El porcentaje restante, un 3,6%, corresponde a “otros”, término que incluye la tenencia por usufructo (sólo uso y goce), ocupación irregular (de hecho) y poseedor irregular.

Cabe destacar que un 60,6% de los hogares propios se encuentran en zonas urbanas del país, y un 71, 5% en zonas rurales. Además, los hombres que poseen una casa propia corresponden a un 63,6%, mientras que las mujeres a un 60%.

Fontaine señaló a Contexto Factual que “la cifra es de la encuesta Casen 2017 publicada en Radio Biobío, por ejemplo, y otros medios”.

Más de la mitad del país es propietario o propietaria

Según Javier Ruiz-Tagle, investigador asociado del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (CEDEUS), actualmente la propiedad privada existente en el país es relativamente baja si se compara con los últimos 50 años. “Chile es un país de casa propia, durante mucho tiempo ha sido así. Se promovió mucho la casa propia durante el gobierno de Pinochet y tuvimos una herencia de eso. Chile llegó a tener niveles de entre 75% y 80% de propiedad de la vivienda, en el peak de la producción masiva de vivienda social, a fines de 1980 y durante 1990”, señala.

Entre los factores, el especialista asegura que debido a que la vivienda “está cada vez más inasequible”, el arriendo privado ha experimentado un aumento. Además agrega: “Otro factor súper importante es el aumento de las inversiones. Hay mucha vivienda que está siendo objeto de inversión y visto como una mercancía. Ya no es «vivo acá», es «invierto acá». Muchos de estos son inversionistas hormiga, como un jubilado que quiere aumentar su pensión, pero muchos otros son personas que se compran 50, 100, 200 departamentos o grandes fondos de inversión que compran edificios completos. Y eso está haciendo que la vivienda se encarezca y que por otro lado aumente el mercado del arriendo”.

Finalmente, respecto a las proyecciones, Ruiz-Tagle considera que la propiedad privada seguirá disminuyendo en el país. “En los próximos cinco años lo más probable es que aumente el arriendo, porque se están construyendo muchos proyectos con grandes fondos de inversiones y además siguen subiendo los precios”, sentencia.

Por Rocío Romero
Fecha 30 Sep 2021