Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Luego de cuatro meses desde su ingreso, la Cámara de Diputadas y Diputados rechazó el proyecto liderado por la parlamentaria Camila Rojas que buscaba promover y fomentar la participación, opinión e información de niños, niñas y adolescentes en el proceso constituyente a través de acciones concretas, de acuerdo al nivel educativo, que permitan cumplir con los objetivos de la Ley de Formación Ciudadana. La iniciativa no alcanzó con el quórum para seguir al Senado, sin embargo, un segundo proyecto espera ser discutido y votado que podría empujar contenidos similares.

11 votos. Eso fue lo que faltó para que siguiera adelante el proyecto liderado por la diputada Camila Rojas (Comunes), que buscaba incluir a los y las estudiantes de diferentes niveles en el proceso constituyente.

“La participación de los niños, niñas y adolescentes en el histórico proceso que atravesamos es de crucial importancia, tanto para que éstos puedan ejercer sus derechos, cómo por el valor en sí que representa su participación y opinión logrando un proceso más democrático e inclusivo”, decía la moción que dio origen a la iniciativa.

Sin embargo, a menos que surja desde los establecimientos individuales o grupos educativos –como lo hace la Municipalidad de Santiago–, los contenidos relativos al proceso constituyente no serán parte del Plan de Formación Ciudadana, que al día de hoy incluye enseñanza acerca de los derechos humanos, las formas de participación, conceptos como ciudadanía, igualdad y no discriminación, y la implementación de educación cívica, entre otros.

¿Cuál fue el recorrido del proyecto?

El 12 de enero de 2021 ingresó la iniciativa que proponía promover y fomentar la participación, opinión e información de niños, niñas y adolescentes en el proceso constituyente a través de acciones concretas, de acuerdo al nivel educativo, que permitan cumplir con los objetivos de la Ley de Formación Ciudadana.

El proyecto no se movió hasta el 9 de abril, en donde se presentó el primer informe ante la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados y Diputadas. En la instancia, se aprobó por mayoría de votos, con las muestras a favor de los diputados Rodrigo González (PPD), Camila Rojas (Comunes), Camila Vallejo (PC), Mario Venegas (DC), Gonzalo Winter (CS) y Juan Santana (PS). Asimismo, votaron en contra los diputados Sergio Bobadilla (UDI), Luis Pardo (RN), Leonidas Romero (RN) y Gustavo Sanhueza (UDI), junto a la abstención de Hugo Rey (RN).

Menos de dos semanas después se llevó a la sala, instancia en que luego que el diputado Sanhueza informara sobre la iniciativa, se prosiguió a la votación. El resultado final: 77 votos a favor, 44 en contra y 18 abstenciones. ¿Por qué si tuvo mayoría, se rechazó el proyecto? Porque al modificar una ley orgánica constitucional, como lo es la ley que creó el Plan de Formación Ciudadana– se necesita de 4/7 de los votos, es decir, necesitaba al menos 88.

¿Cuáles fueron los motivos para no apoyar el proyecto? Diputados oficialistas acusaron desconexión con la realidad, específicamente por la vida en sectores rurales del país; que los programas educativos anuales ya están fijados, donde además se cargaría con más trabajo a los cuerpos docentes; e incluso una reserva de constitucionalidad, por atentar contra la libertad de enseñanza.

No obstante, el proyecto contó con tres votos de Chile Vamos: las diputadas Érika Olivera y Paulina Núñez, y el diputado Jorge Rathgeb.

Reacciones de diputados y diputadas

“Lamentablemente por falta de quórum se rechaza un proyecto que es fundamental para el desarrollo del proceso constituyente. El resultado deja claro que especialmente la derecha no cree en la democracia, y que quiere a los niños, niñas y adolescentes sin derechos, sin participación y sin opinión. La nueva Constitución tiene que escribirse con aquellos que permitieron que hoy estemos viviendo este proceso, lo contrario es absurdo”.

Fueron las palabras de la líder de la iniciativa, Camila Rojas, quien mostró su descontento con el resultado de la votación y acusó a través de redes sociales que se comprobó “una vez más que la nueva derecha es una quimera”.

El mismo rechazo fue mostrado por la diputada socialista Maya Fernández, quien acusó a la derecha de no querer que los jóvenes participen, reacción similar que manifestó el diputado y precandidato presidencial, Gabriel Boric; y el también frenteamplista, Miguel Crispi.

La segunda alternativa

Poco después del ingreso del proyecto rechazado, el diputado Juan Santana (PS) llevó a la Cámara Baja una iniciativa para regular la formación de centros de estudiantes en los establecimientos educacionales y facilitar su participación en el proceso constituyente y otras instancias de su interés.

“Actualmente, nuestro ordenamiento jurídico no permite votar a los menores de 18 años, ni a ser electos en cargos públicos, por lo cual no han podido sufragar en el plebiscito ni podrán ser candidatos a convencionales constituyentes, pero ello no supone que deban necesariamente estar completamente excluidos del proceso político más importante de nuestra historia reciente, más aún considerando que serán ellos quienes vivirán los efectos de la nueva Constitución”, indica que el proyecto.

Si bien este no contempla todos los niveles educativos, sí aseguraría una participación vinculante a cargo de Centros de Estudiantes de escuelas públicas para estudiantes de tercero y cuarto medio  (ver nota).

El proyecto se aprobó con 6 votos a favor y 5 en contra en la Comisión de Educación de la Cámara.

Ahora, deberá ser expuesto ante la sala y posteriormente ser votado, y algunos candidatos y candidatas de Apruebo Dignidad redactaron una carta al Congreso Nacional para tramitar y aprobar la iniciativa (ver documento aquí). 

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 23 Abr 2021