Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Si solo tienes algunos minutos, lee estas claves:
– Tras la polémica generada por los dichos en Twitter de la convencional constitucional, Teresa Marinovic, el precandidato a diputado del distrito 08, Cesar Leiva, señaló que “sus graves dichos racistas pueden conllevarle una destitución”.
– Lo asegurado por el publicista es FALSO.
– Si bien, la Constitución Política de la República, establece en su artículo 134 que “los Convencionales Constituyentes estarán afectos a las normas de la ley Nº 20.880, sobre probidad en la función pública y prevención de los conflictos de interés, aplicables a los diputados” esta no establece una norma que permita al Tribunal Constitucional intervenir en materias de ética de la Convención Constitucional.
– La Convención Constitucional no ha establecido un reglamento de ética que sancione las faltas al principio de probidad y menos que alguna de estas violaciones pueda significar la destitución de los representantes.
– De acuerdo con Luis Cordero, doctor en Derecho de la Universidad de Lleida, “los convencionales están sometidos a las normas de los diputados y las causales de remoción están estrictamente reguladas y no se encuentra la que indica Cesar Leiva. Otra cosa distinta es si se les aplica a los convencionales el principio de probidad como criterio rector. La respuesta es sí, porque ejercen una función pública”.

Polémica generaron los Tweets de la convencional constitucional del Partido Republicano, Teresa Marinovic, quien escribió: “constituyente Linconao hablando en mapudungun… sabe hablar en castellano pero no importa: no pierde la oportunidad de hacer show”. Sus dichos fueron considerados como racistas de forma transversal y incluso motivaron una respuesta por parte de la presidenta de la Convención Constitucional, Elisa Loncón al inicio de la sesión: “el amor es la base para poder entendernos, comprendernos, escucharnos (…) con el amor es posible vencer el odio, generar esperanza y armar futuro. Llamo a todos los convencionales a hablar desde ese amor. Somos seres humanos, tenemos los mismos derechos. Con el amor vamos a aceptar que seamos diferentes, porque no somos iguales. Hay identidades diferentes en todas las casas”.

Respecto a esta polémica se refirió el precandidato a diputado por el distrito 8 e independiente, César Leiva, que aseguró a través de su cuenta de Twitter que “le recuerdo a la Constituyente @tere_marinovic que en su calidad de autoridad electa bajo el proceso de la Convención Constitucional, le rige, al igual que a todos los 155 representantes, el Principio de Probidad. Sus graves dichos racistas pueden conllevarle una destitución”. Sin embargo, los dichos del publicista de profesión son falsos.

Contexto Factual revisó la fuente entregada por Leiva: el artículo 134 de la Constitución Política de la República de Chile que establece que “los Convencionales Constituyentes estarán afectos a las normas de la ley Nº 20.880, sobre probidad en la función pública y prevención de los conflictos de interés, aplicables a los diputados, y a la ley Nº 20.730, que regula el lobby y las gestiones que representen intereses particulares ante las autoridades y funcionarios”. De esta forma y, al ahondar en la ley N°20.880 sobre la orgánica constitucional de bases generales de la administración del Estado, esta indica que “el principio de probidad en la función pública consiste en observar una conducta funcionaria intachable, un desempeño honesto y leal de la función o cargo con preeminencia del interés general sobre el particular”.

En esa línea, el doctor en derecho de la Universidad de Lleida, Luis Cordero, asegura que “los convencionales están sometidos a las normas de los diputados y las causales de remoción están estrictamente reguladas y no se encuentra la que indica César Leiva. Otra cosa distinta es si se les aplica a los convencionales el principio de probidad como criterio rector. La respuesta es sí, porque ejercen una función pública”. De acuerdo al abogado, la Convención Constitucional no ha regulado las conductas que contravienen el principio de probidad a través de un reglamento de ética, como lo establece el precandidato, por lo que, al no existir un reglamento de ética “la remoción de la que se habla no se ajusta a la regulación aplicable a los convencionales”.

Sin embargo, sí se tiene conocimiento de dictámenes de la Contraloría General de la República de Chile, donde se consideran el tipo declaraciones hechas por Marinovic como una falta a la probidad, como el dictamen N°33.207 de 2019, donde establece que “es posible inferir que el principio de probidad, consagrado constitucionalmente, obliga a todo aquel que desempeña una función pública y, precisamente, en cumplimiento del anotado principio, como asimismo, de lo previsto en las disposiciones contenidas en las leyes N°s. 19.733 y 20.609, antes reseñadas, es que los servidores públicos, en el ejercicio de sus respectivos cargos, deben abstenerse de promover mensajes que, a través de cualquier medio de comunicación social, inciten al odio u hostilidad”.

Por Magdalena Advis
Fecha 22 Jul 2021