Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

El pasado sábado 4 de junio, los tres partidos del conglomerado dieron a conocer que, por voto de sus militantes, no votarían a favor de la propuesta constitucional. No obstante, hicieron énfasis en que seguirán trabajando para entregar otro texto que pueda “estar a la altura”. De todas formas, constituyentes del sector afirmaron su compromiso con el resto del proceso, independiente de la opción elegida. 

“El deficiente trabajo realizado por la Convención, por su maximalismo, afán refundacional y cuestionable espíritu democrático, nos obliga a rechazar la propuesta”.

Fueron palabras de un comunicado de Evópoli, pero que representa toda la postura de Chile Vamos: tanto este partido como Renovación Nacional y la Unión Demócrata Independiente anunciaron el pasado sábado que el 4 de septiembre rechazarán el borrador constitucional.

Los tres partidos, de forma bastante unánime, hemos decidido sumarnos a la campaña que se ha generado desde la calle, que nos pide rechazar esta propuesta de Constitución para mejorarla, para hacer una propuesta de verdad que nos una como chilenos”, señaló en la instancia la convencional Carol Bown.

¿Qué pasa después? Perseguir una nueva propuesta, aunque no adelantaron mecanismos. Desde la UDI reafirmaron su “voluntad y compromiso de un nuevo texto constitucional, que Chile necesita y merece, sea cual sea el resultado de ese referéndum”.

El convencional Hernán Larraín (Evópoli) señaló a través de una Carta al Director en El Mercurio que están “comprometidos a trabajar para que el proceso constituyente continúe y pueda dotar a Chile de una nueva Constitución que nos represente a todas y todos”.

Desde RN comunicaron que “el cambio constitucional es una demanda ciudadana que debe ser respetada, independiente del resultado del plebiscito de salida, pues las familias chilenas tienen derecho a tener una buena Constitución”.

Y ahora, ¿qué?

El anuncio de Chile Vamos llega cuando todavía queda un mes de trabajo de la Convención Constitucional, específicamente en la presentación de indicaciones de normas transitorias y armonización, que posteriormente serán votadas.

¿Cuál es el destino de los convencionales del sector?

Eduardo Cretton señaló que seguirán cumpliendo con sus responsabilidades: “Las veces que nos hemos restado de las votaciones ha sido porque consideramos ilegítimo el proceso que se ha adoptado y no estamos dispuestos a validar procesos viciados, como fue lo qué pasó con la consulta indígena o en la votación de normas transitorias. Pero nosotros tenemos una obligación con el país y esa obligación es cumplir con nuestro mandato que termina el 5 de julio y por lo tanto seguiremos participando del proceso”.

En la misma línea responde el convencional Manuel José Ossandón (RN), asegurando que habrá trabajo tanto dentro como fuera del exCongreso: “Muchos de nosotros vamos a apoyar el trabajo de Transitorias y Armonización a pesar de que no estamos en esas comisiones. Hay mucho trabajo, especialmente en transitorias puesto que es muy importante determinar la aplicación del proyecto Constitución, más allá de la alternativa que se haya tomado. Aquellos que no estén trabajando harán trabajo territorial, muchos están convocados a cabildos con los demás constituyentes”.

Desde la Mesa Directiva, la invitación es una sola. “Espero que el trabajo de los convencionales en este tiempo que queda esté orientado en favorecer a mejorar la calidad técnica y armónica del texto constitucional y también esté dedicado a informar de manera objetiva sobre los aspectos contenidos en las normas. Dejar los eslóganes y las frases hechas de lado y más bien dedicarse a favorecer un diálogo que esté a la altura del momento republicano que nos encontramos como país”, señaló el vicepresidente Gaspar Domínguez.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 07 Jun 2022