Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral

La Constitución asegura a todas las personas la igualdad ante la ley. Es el segundo derecho resguardado en nuestra Carta Magna y, por ende, todas las personas que tengan la calidad de ciudadano o ciudadana pueden votar. Eso incluye a los inmigrantes con cinco o más años de residencia en Chile y, si bien pueden hacerlo, en las últimas elecciones menos de un 10% recurrió a las urnas. Desde el otro lado de la vereda, los chilenos residentes en otros países quieren votar, pero en algunos países se ven restringidos por las medidas sanitarias para hacer frente al Covid-19.

“Queremos un plebiscito lo más participativo posible y seguro”. Esta ha sido una de las frases recurrentes de las autoridades de gobierno, al igual que las del Congreso Nacional y representantes de partidos. El énfasis en la seguridad es clave, debido a la pandemia que inició en marzo y que todavía no ha dado indicios de acabar.
La participación es otro eje fundamental que validará el proceso constituyente. Expertos y expertas han señalado a Contexto Factual que la cantidad de personas que voten tanto en el plebiscito del domingo, como en las otras instancias del proceso constituyente que puedan surgir en caso que gane el Apruebo, es fundamental para dotar de legitimidad una nueva Constitución.
Ahora, siempre hay grupos que históricamente se han visto relegados de la toma de decisión, ya sea por sus antecedentessu situación de salud o el país en que nacieron.
Según el Censo 2017, en Chile hay 746.465 personas nacidas en el extranjero que residen en el territorio nacional, es decir, un 4,35% de la población total. De ellas, casi 380 mil están habilitadas para votar, dado que obtuvieron la ciudadanía.
¿Hay alguna diferencia con otro chileno o chilena? No. Al obtener la calidad de ciudadano o ciudadana, obtienen los mismos derechos y deberes, y su participación es tan legítima como la de cualquier persona.

Voto migrante: “Aquí vivo, aquí voto”

El Observatorio Ciudadano ha iniciado una campaña para promover la participación de los migrantes que pueden votar en el plebiscito del domingo. La iniciativa “Aquí vivo, aquí voto” busca aumentar la cantidad de extranjeros que participen en el proceso electoral y así superar lo sucedido en 2017, cuando fue menos del 10% de quienes estaban habilitados para hacerlo.
“Es un llamado a la población migrante, con personas que llevan 15, 20 años acá, por lo menos una o dos generaciones que se encuentran en el territorio, obviamente tienen que ser partícipes de lo que ocurre en el país. Desde un punto de vista económico, también pagan impuestos; desde uno cultural, claro que hay un aporte. Tenemos más similitudes que diferencias. Será lo que comemos, que es más llamativo en este tipo de conversaciones, pero tenemos una lengua en común –la mayoría de la migración es latinoamericana– hemos vivido en contextos muy similares de dictaduras y democracia. Yo no veo por qué tanto rechazo a la participación de este otro”, explica Marcel Didier, abogado del Observatorio Ciudadano y de la Clínica Jurídica de Derechos Migrantes de la Universidad Alberto Hurtado.
A comienzos de septiembre, en el V Encuentro Nacional de la Red Nacional de Organizaciones Migrantes y Promigrantes en Chile: “Caminos de participación y acción política”, se decidió que las agrupaciones que integran la red estarían a favor de la redacción de una nueva Constitución y que el órgano que la redacte debe ser 100% electo por la ciudadanía. Además, enfatizaron en que el proceso no culmina con aquella votación, sino que “requiere de la proliferación de espacios de diálogo y discusión en torno a la constitución que Chile necesita con los matices contemporáneos que aportamos los diversos territorios, culturas y comunidades coexistentes”.
Una de las principales solicitudes que se realiza respecto a la discusión constituyente es la que ejemplifica la Coordinadora Nacional de Inmigrantes en Chile, que pide reconocer la migración como un derecho fundamental en una eventual nueva Constitución, además de destacar el aporte que su cultura puede entregar al país
En ese mismo contexto, se formó “Migrantes por el Apruebo”, que se definen como “una articulación de personas extranjeras residentes en Chile que apostamos por una Nueva Constitución”.
“Como migrantes, queremos ser parte del proceso político y queremos ser sujetos activos, no pasivos, no queremos ver cómo otros van a decidir lo que es mejor para nosotros”, señaló la vocera de la agrupación, Clara González, en un conversatorio.
“El ordenamiento en Chile no es muy inclusivo, los migrantes quedamos en posición de debilidad constantemente, entonces nos parece que cambiar la Constitución es un paso esencial para fortalecer los derechos de participación política, los derechos laborales, de integración, sociales. Creemos que es un primer paso y por supuesto que debemos hacernos parte, primero desde el apruebo y después desde otras instancias que se vayan abriendo”, agregó la española.
Tras realizar una búsqueda en redes y haber contactado a distintos migrantes, Contexto Factual no logró identificar agrupaciones a favor del Rechazo.

Votación en el extranjero

Los migrantes no son solo las personas de otras nacionalidades que viven en Chile. También hay muchos chilenos que residen en otros países con esa calidad. Sin embargo, esto no los excluye de poder emitir su opinión acerca de la redacción de una nueva Constitución en los territorios respectivos.
Según el Servicio Electoral (Servel), hay 59.522 personas habilitadas para sufragar en el extranjero, que se concentran en su mayoría en el resto de América y Europa.
Son 113 locales de votación alrededor de todo el mundo, algunos en países que todavía se encuentran con restricciones debido al brote de Covid-19 e incluso cuarentenas. ¿Cómo lo harán?
Desde el Servel no respondieron las consultas de Contexto Factual acerca de si han establecido comunicación particular con los consulados y embajadas en lugares donde las posibilidades de ir al consulado y ejercer el derecho a voto se ven restringidas por las medidas contra el coronavirus.
Hay embajadas o consulados que ya informaron que, dadas las medidas tomadas por el país que los acoge, hay personas que no podrán votar, como el caso del Reino Unido. Las autoridades chilenas informaron que “la normativa que rige este proceso de votación se aplica de igual forma en Chile y en el extranjero, adaptándose en aquello que por infraestructura no sea posible o por las normas establecidas por cada Estado. En este caso, si el Estado británico impone restricciones de desplazamiento o cuarentenas, los residentes de esas áreas en consecuencia no podrían viajar hasta la Embajada para votar”.
“No nos han dado ninguna explicación. No es que nos prohiban ir a votar pero el lockdown elimina cualquier tipo de viajes, excepto los esenciales. Las autoridades del gobierno dan de ejemplo como viajes esenciales cuidar a una persona enferma o asistir a funerales. No especifican cuáles otros”, cuenta Ivana Bargués, chilena residente en Cardiff, Gales, Reino Unido, ciudad que se encuentra en cuarentena.
Al solicitar información a las autoridades sobre otros viajes esenciales –que en este caso implica un viaje de un país a otro–, Ivana no ha obtenido respuesta e indica que correr el riesgo de romper las reglas locales es muy alto. “Estamos súper desmotivados. Tengo muchos amigos chilenos que viven en Gales, nos habíamos coordinado y organizado, íbamos a arrendar autos e ir todos juntos a Londres. Iba a ser una real fiesta ciudadana. Ahora quedamos desilusionados y tristes porque no vamos a poder votar. Pero son regulaciones internacionales que terminan afectando un derecho que nosotros no deberíamos perder”, agrega.
En España, el Consulado General de Chile en Barcelona elaboró un documento que opera como una especie de salvoconducto: permite que se lo muestren a las autoridades para justificar traslados para los sectores que se mantienen con medidas restrictivas de desplazamiento. La oficina de Madrid también facilitó la certificación.
Las autoridades chilenas en Argentina –país con mayor cantidad de votantes– informaron que se habilitará un “permiso de circulación” para que puedan sufragar. En tanto en Melbourne, Australia, a los chilenos se les comunicó a solo seis días del plebiscito que se obtuvo autorización para hacer la votación, y además de las medidas que se aplicarán en Chile, los electores deberán firmar una declaración de salud y el orden de sufragio se efectuará según orden alfabético. Además, el recuento de votos se hará vía streaming y solo los vocales y apoderados de mesa podrán estar físicamente en aquel momento.
En Chicago, Estados Unidos, no pedirán documentación especial. En caso de ser controlados, deberán indicar que van al Consulado en la ciudad, según informaron desde la sede diplomática a través de sus redes sociales, además de recomendar llevar abrigo, dado que las filas se realizarán al aire libre. En Miami, Nueva York, Los Ángeles, Houston y Washington D.C, no hay instrucciones adicionales a las mismas que se determinaron en Chile: llevar su propio lápiz pasta azul, intentar no ir acompañado, respetar la distancia social y usar mascarilla en todo momento.