Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Ya comenzaron las votaciones en las comisiones. Primero será en general y luego en particular, con presentación de indicaciones y evacuación de informes. Todo esto puede ser un poco complicado, debido a que son muchos pasos y hay varias alternativas en el proceso. Por esto, en Contexto Factual te contamos todo el detalle de cómo funciona la revisión de iniciativas desde su ingreso hasta su aprobación final.

Desde la semana pasada que se comenzaron a votar las iniciativas de norma en las distintas comisiones de la Convención Constitucional. Actualmente se está pasando por la votación en general para luego pasar a la particular que tendrá la presentación de indicaciones.

¿Votación general? ¿Votación particular? ¿Indicaciones? Todos estos pueden parecer términos lejanos o abstractos. A continuación, te contaremos el paso a paso de las iniciativas para que tengas plena claridad sobre cómo funciona el proceso.

Presentación de iniciativas

Para que las iniciativas constituyentes –firmadas por al menos ocho constituyentes–, populares –patrocinadas por 15 mil personas que provengan de al menos cuatro regiones distintas– e indígenas –respaldadas por al menos cinco comunidades distintas– entren a la discusión, tienen que cumplir con esos requisitos y ser presentadas, de forma presencial o enviadas vía correo electrónico, a la Oficina de Partes de la Convención.

Una vez recibidas, son revisadas por la Mesa Directiva y designa a qué comisión irán.

Deliberación y votación en comisiones

Cuando las iniciativas llegan a la comisión, sus coordinadores ponen en tabla las que se van a deliberar –también conocido como discutir o debatir– y una vez culminada la deliberación, se votan en general.

La votación en general consiste en dar el visto bueno o negativo para que la norma avance. Si se aprueba, significa que los integrantes de la Comisión van a votar artículo por artículo y también pueden proponen cambios en ellos, lo que se llama indicaciones y también se debe votar.

Si se rechaza, la norma se descarta.

Para la votación en particular la Secretaría de la Comisión hace un informe comparado: en una columna se pone el artículo general y en otra columna se ponen todas las indicaciones propuestas. Todo esto se debe votar uno a uno y se necesitará un quórum de mayoría simple, es decir, la mayoría de los presentes.

El resultado de estas votaciones se junta en un informe (tanto lo aprobado como lo rechazado) que se da a conocer por los y las coordinadoras ante el Pleno.

Deliberación y votación en el Pleno

A partir del contenido de los informes, se delibera acerca de cada norma propuesta en el Pleno y luego se procede a su votación en general.

Si se aprueba, pasan a ser material de recepción de indicaciones por todos los integrantes del Pleno; mientras que si se rechaza, retorna a la Comisión de origen para que realice un nuevo informe con una nueva propuesta de articulado.

Se volverá a votar en general ese nuevo informe y de ser rechazado, la iniciativa será descartada.

Luego, se pasa a la deliberación y votación en particular de cada norma, es decir, artículo por artículo de cada una de ellas. Aquí se votarán las normas aprobadas en general.

En caso que haya indicaciones que fueron rechazadas en la Comisión respectiva –pero de una iniciativa que fue aprobada en general–, se podrán reponer si se presenta 3 días antes de su votación y con la firma de a lo menos 16 convencionales.

Quórums

Todas las normas votadas en particular por el Pleno necesitan aprobación de ⅔ de los integrantes de la Convención. 

En caso que una propuesta no alcance los ⅔  pero sí fue votada favorablemente por la mayoría de los convencionales presentes, se devolverá la propuesta a la comisión respectiva y establecerá un plazo para la formulación de indicaciones.

Estas serán deliberadas y votadas en la comisión, que elaborará la nueva propuesta y un nuevo informe para presentar ante el Pleno y luego proceder a su votación.

Existe la posibilidad de que, si se realiza una reforma constitucional que lo permita, hayan normas que puedan ser consideradas en un plebiscito dirimente. Estas son normas que no obtuvieron ⅔ pero sí ⅗ de los votos del Pleno.

Si se realiza el plebiscito dirimente, las normas que no alcancen en el Pleno los ⅗, serán rechazadas. Si no se realiza el plebiscito, serán rechazadas las que no alcancen los ⅔.

¿Qué viene después? 

Una vez votadas todas las normas se cerrará el debate y se sistematizará el proyecto de Constitución.

Luego, se constituirá la Comisión de Armonización que revisará el proyecto velando por la calidad técnica y coherencia del texto constitucional e identificará posibles inconsistencias entre los contenidos aprobados.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 27 Ene 2022