Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Tras ingresar la propuesta a fines de septiembre, las y los constituyentes votaron a favor de que el proceso de redacción de una nueva Constitución considere la crisis medioambiental en el país. Ahora, la Convención deberá ser sustentable, garantizar tener presente el resguardo de la naturaleza, y anunciar a través de un comunicado oficial que se encuentra en estado de Emergencia Climática y Ecológica. 

Durante la jornada de este lunes, a comienzos de la Sesión N°27, las y los convencionales constituyentes aprobaron -con 137 votos a favor, 3 en contra y 9 abstenciones- la moción destinada a declarar en Emergencia Climática la Convención Constitucional. Esta propuesta fue presentada para solicitar que el proceso de la redacción de una nueva Carta Magna se realice con conciencia de la crisis de los ecosistemas que está sufriendo el país.

“Según el último informe del Grupo lntergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, la mayoría de los cambios observados en el clima no tienen precedentes en miles de años, y algunos de los cambios que ya se están produciendo como el aumento continuo del nivel del mar, no se podrán revertir hasta dentro de varios siglos o milenios”. De esta manera comienza la propuesta de votación presentada ante la Mesa de la Convención por parte de 34 convencionales eco-constituyentes el pasado 23 de septiembre. En esta, además de mencionar las consecuencias de años de daño medioambiental, se solicitó “reconocer la urgencia” de redactar una nueva Constitución que construya las bases y acuerdos para un nuevo pacto social con la naturaleza. La iniciativa fue apoyada por 107 constituyentes tanto oficialistas como de oposición.

La moción aprobada se divide en tres solicitudes que deberán cumplirse:

  1. La redacción de una nueva Constitución debe garantizar tener presente en todas las comisiones y propuestas el resguardo de la naturaleza y las comunidades que se vean afectadas por la crisis climática.
  2. La implementación plena de la Petición de una Convención Constitucional Sustentable, adherida por 118 convencionales en ejercicio.
  3. Generar un hito público en conjunto a la sociedad civil, para presentar a través de un comunicado oficial a la Convención Constitucional en estado de Emergencia Climática y Ecológica.

Entre los motivos de la propuesta, el documento señala que Chile, a nivel regional, actualmente cumple con 7 de los 9 factores de vulnerabilidad medioambiental definidos por las Naciones Unidas.

Estos son: áreas costeras de baja altitud, zonas áridas y semiáridas, zonas de bosque, territorio susceptible a desastres naturales, áreas propensas a sequías y desertificación, zonas urbanas con contaminación atmosférica y ecosistemas montañosos. Además, también indica que “la temperatura del país está aumentando a un ritmo promedio de 0,23ºC por década, las lluvias disminuyen 4 milímetros al año y el desierto avanza hacia el sur en 0,5 km. anuales”.

Antes del comienzo de la votación, Juan José Martin Bravo, convencional por el distrito 12 y uno de los autores del requerimiento, señaló que “como eco-constituyentes les pedimos hoy (…) que como el órgano más diverso y democrático en la historia de este país, nos declaramos en emergencia climática y ecológica, reconociendo con humildad que la humanidad no es la única que siente dolor, la única que sufre y la única que desea vivir en este planeta. Hagámonos responsables de una vez por todas de combatir la crisis climática de los ecosistemas y de comenzar a sanar, al fin, las cicatrices de Chile y de todos sus habitantes”. 

Por su parte, Marcela Cubillos constituyente UDI por el distrito 11 declaró que “votaré a favor para promover una Constitución que ponga a las personas al centro de la preocupación medioambiental, para que la lucha contra el cambio climático y la promoción de la economía circular sean un objetivo país consagrado (…) para que enfrentemos los problemas de gestión del agua asumiendo el retraso que llevamos, y que nuestro sello sea el de un país que cuida cada gota de agua, incorporando tecnología, innovación y sobre todo educación”.

Asimismo, Wilfredo Bacian, representante del pueblo Quechua, comentó que los pueblos originarios han sido quienes más se han visto afectados por el cambio climático. “Para nosotros no solo hay sequías, sino también impactos producto del modelo económico que hoy impera en este país. Como pueblo Quechua hemos sufrido la invisibilización en los estudios de impacto ambiental (…). Hoy día se establecen procesos que no se ajustan a la realidad de nuestro territorio”, agregó.

Por Rocío Romero
Fecha 05 Oct 2021
Palabras clave