Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Con más de 120 votos a favor, el Pleno de la Convención Constitucional dio luz verde al cronograma propuesto por la Secretaría Técnica. Este divide las labores en tres períodos: Etapa de Instalación y Participación Popular; Etapa de Deliberación y Votaciones; y Etapa de Armonización. Además, se contempla el uso de la prórroga de tres meses. ¿Cómo se espera que continúe el trabajo? Revísalo a continuación.

Con 124 votos a favor, 13 en contra y 11 abstenciones, el Pleno de la Convención Constitucional aprobó el cronograma de trabajo que delimitará su actuar durante los siguientes nueve meses.

La propuesta fue elaborada por la Secretaría Técnica Provisoria de la Convención y visada por la Mesa Directiva. Esta contempla tres periodos de funcionamiento: Etapa de Instalación y Participación Popular; Etapa de Deliberación y Votaciones; y Etapa de Armonización. 

“Estamos avanzando a un muy buen ritmo y vamos a iniciar con lo más nutritivo del proceso, que es el debate, la deliberación”, señaló al respecto la vicepresidenta, Elisa Giustinianovich. 

¿En qué consiste cada una y cómo se distribuirá la labor constituyente? Revísalo a continuación.

Etapa de Instalación y Participación Popular

Tras la aprobación del Reglamento, comenzó, la primera etapa de la discusión de fondo de la Convención, enfocada en la Instalación y Participación Popular y marcada por el inicio del debate constituyente.

Ya habiendo pasado la primera semana territorial, ahora la Convención se debe concentrar en el trabajo de las comisiones, recepción de audiencias y recepción de iniciativas de norma constitucional que puedan surgir ya sea de los convencionales o la población.

Además, la Comisión de Derechos de los Pueblos Indígenas y Plurinacionalidad debe iniciar su planificación de proceso de consulta.

Mientras todo esto ocurre, durante noviembre, diciembre y enero seguirá sesionando el Pleno y las comisiones temáticas.

Llegado el 2022, habrá elección de una nueva Mesa Directiva. Junto a ello, las comisiones deberán enviar sus primeros informes que serán evaluados en la segunda etapa.

Etapa de Deliberación y Votaciones

Lo primero que ocurrirá en febrero será el cierre del plazo para recolectar firmas de iniciativas constitucionales populares.

Asimismo, durante la semana del 7 de febrero las comisiones temáticas deberán hacer entrega de los primeros informes y durante lo que siga de ese mes, marzo y abril, habrá sesiones de Pleno donde se presentarán, deliberarán y votarán las propuestas incluidas en ellos.

En paralelo, se trabajará sobre los mecanismos de participación popular y se recopilará la información obtenida a raíz de los procesos de consulta indígena.

Es importante destacar que el cronograma contempla los tres meses de prórroga de funcionamiento de la Convención, pero esta de todas formas debe solicitarse de manera formal ya sea por la presidencia de la Mesa o por un tercio de la Convención, lo que deberá hacerse entre el 20 y 30 de marzo.

En abril, se continuará con la elaboración de informes sobre lo recopilado en la consulta indígena y posteriormente se presentarán estos resultados tanto a las comunidades de pueblos originarios como al resto de la población.

A medida que se vayan votando las normas, habrá tres clasificaciones: las que fueron rechazadas por tener menos de ⅗ de votos favorables del Pleno, las que fueron aprobadas por tener ⅔ del quórum y las que tuvieron más de ⅗ pero menos de ⅔.

Estas últimas tendrán la oportunidad de ser modificadas por la comisión respectiva y luego volver a ser votada. Esta segunda tanda de votación se llevará a cabo la semana del 20 de abril.

En caso de recibir en esta instancia el quórum necesario, se aprobarán para el texto definitivo; y si nuevamente tiene ⅗ pero no ⅔, serán seleccionadas para llevarlas a la jornada nacional de plebiscito dirimente. En tanto si no tienen al menos ⅗, se entenderán como rechazadas.

Etapa de Armonización

La última etapa comienza la semana del 25 de abril. El plazo indica que el 27 del mes se deberá entregar el proyecto de nueva Constitución y al día siguiente constituirse la Comisión de Armonización que trabajará hasta fines de mayo para revisar las posibles incongruencias y hacer propuestas para resolverlas.

El último domingo de mayo se realizaría el eventual plebiscito dirimente, dependiendo de si hay normas que califiquen para ser llevadas a consulta ciudadana y si el Congreso Nacional realiza una reforma constitucional que permita que se lleve a cabo.

La Comisión de Armonización debería terminar su trabajo la primera semana de junio y luego se abrirá el plazo para presentar indicaciones a lo que pueda presentar la instancia.

La Secretaría Técnica deberá realizar un informe comparado que posteriormente revise y vote el Pleno.

El cronograma contempla dos semanas libres en caso de necesitar hacer ajustes, antes de su fecha de término máximo, delimitada para el 5 de julio de 2022.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 04 Nov 2021
Palabras clave