Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

“Se excluye de las votaciones y acuerdos a las personas no presentes y a quienes se abstengan, tanto en el Pleno como en las comisiones”, así versa la indicación que ayer miércoles se aprobó en la Comisión de Reglamento, para todas las votaciones que no se vinculan a normas constitucionales. Es decir, por el momento no afectará “la discusión de temas de fondo”, como describieron algunos constituyentes. Pero quienes impulsan la medida, aseguran que insistirán para que se aplique a normas de quórum de ⅔. 

Este miércoles se vivió una jornada maratónica en la Convención Constitucional. La Comisión de Reglamento, desde donde saldrán las normas que regirán todo el trabajo para escribir la nueva Constitución, se encuentra votando las propuestas finales que serán posteriormente votadas en el Pleno. 

Pero lograrlo no es tarea fácil. La propuesta de Reglamento contiene más de 500 indicaciones, las cuales deben ser votadas una por una o ser retiradas, según corresponda. Además, recordemos que según se aprobó en el cronograma de trabajo, las comisiones transitorias tendrán plazo hasta el sábado 28 de agosto para presentar sus propuestas para el reglamento interno, para que así la Comisión de Reglamento pueda sistematizar y presentar el primer borrador el 4 de septiembre en el Pleno de la Convención Constitucional. 

Es en este marco en el que ayer se aprobó una indicación que deja fuera de los debates y las votaciones a quienes no asistan a la sesión y también, a quienes se abstengan, ya sea en su trabajo en comisiones o sesiones en el Pleno. “Se estaban considerando las abstenciones de una forma bastante contra intuitiva. Si bien la abstención es renunciar al derecho de ejercer el voto, hoy día se está contabilizando y sumando a los votos en contra. Eso nos parece bien injusto a aquellos constituyentes que toman una decisión, tanto a favor o en contra”, explicó una de las impulsoras de la medida, la convencional Bárbara Sepúlveda. 

Otra impulsora de la iniciativa, la convencional de Movimientos Sociales, Ingrid Villena, también celebró la aprobación de esta enmienda: “Es imprescindible que cada convencional constituyente tenga que manifestar su postura en las temáticas, tanto en el Pleno o las comisiones”. 

Sin embargo, es necesario destacar que esta norma sólo regirá en las votaciones que no se vinculen a normas constitucionales, es decir, solo las votaciones que implican una mayoría simple (del 50% más uno) y no las que tienen “supra quórum” de ⅔. 

También durante la jornada, algunos convencionales que votaron en contra de la indicación, decidieron comentar sus razones, uno de ellos fue el convencional Mauricio Daza. “Aquí se equipara a las personas que concurren a una sesión, con quienes ni siquiera van a votar. Nosotros creemos que esa es una situación diversa, no es lo mismo alguien no participe de la sesión, a una persona que concurre, participa de una sesión y se abstiene. Esa persona tendrá que justificarse, pero no es lo mismo”, dijo. Y agregó: “sin embargo, no es una decisión tan relevante como para afectar el proceso de debate y discusión de lo importante, porque no afectará a  las disposiciones que estarán incluidas finalmente en la nueva Constitución”. 

Esta indicación ahora deberá votarse en el Pleno, oportunidad en la que también pueden aprobarse indicaciones. Bárbara Sepúlveda adelantó ayer que insistirán con la iniciativa de ampliar este criterio: “queremos insistir con que esta propuesta efectivamente se aplique a los quórum calificados. Sabemos lo importante que es incentivar al voto, manifestar una opción, especialmente cuando estemos discutiendo las reformas constitucionales”. 

Por Daniela Yáñez
Fecha 26 Ago 2021