Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral

Las reglas que regirán la Convención Constitucional es uno de los temas más discutidos por estos días. Hace una semana 33 convencionales que llamaron a “no subordinarse al acuerdo del 15 de noviembre” y ya existen decenas de propuestas de reglamento desde los centros de estudio y los partidos políticos, que no han querido quedarse abajo del debate. Si bien la Convención es totalmente autónoma, según la ley será la Corte Suprema la encargada de resolver controversias respecto al ordenamiento que surjan durante la duración del proceso. Aquí todos los detalles.

La Convención Constitucional es autónoma y soberana, tanto así que una de sus reglas establece que no puedan intervenir otros poderes del Estado. Pero la Corte Suprema, según quedó establecido en el artículo 136 que rige el procedimiento de la Convención, podrá resolver las controversias respecto al ordenamiento, eso sí sin tener injerencia en el contenido.

“Se podrá reclamar de una infracción a las reglas de procedimiento aplicables a la Convención, contenidas en este epígrafe y de aquellas de procedimiento que emanen de los acuerdos de carácter general de la propia Convención. En ningún caso se podrá reclamar sobre el contenido de los textos en elaboración” indica la ley (puedes revisar el artículo completo aquí).

Esta reclamación por “infringir las reglas del procedimiento”, indica el mismo artículo, será conocida por cinco ministros de la Corte Suprema, elegidos por sorteo por la misma Corte para cada reclamación planteada.  

¿Quien puede hacer una reclamación?

El reclamo debe estar suscrito por al menos un cuarto de los miembros en ejercicio de la Convención y se interpondrá dentro del plazo de cinco días desde que se tomó conocimiento “del vicio alegado”.

¿Cómo se presenta una reclamación? 

Si bien el procedimiento para el conocimiento y resolución de las reclamaciones será establecido por la misma Corte suprema, el reclamo debe especificar qué regla fue infringida y el perjuicio que esta causa. 

Sin embargo, el marco de acción de la Corte Suprema también es limitado. La sentencia sólo anularía el acto pero no implicaría sanción, al menos como está establecido hoy en la ley, por parte de quienes la infrinjan.

La sentencia que acoja la reclamación sólo podrá anular el acto. En todo caso, deberá resolverse dentro de los diez días siguientes desde que se entró al conocimiento del asunto. Contra las resoluciones de que trata este artículo no se admitirá acción ni recurso alguno. Ninguna autoridad, ni tribunal, podrán conocer acciones, reclamos o recursos vinculados con las tareas que la Constitución le asigna a la Convención, fuera de lo establecido en este artículo”.  

Según expertos que expusieron en el Congreso durante la tramitación legislativa de este artículo, era necesario que existiera un organismo externo que pudiera resolver controversias, opinión que no ha sido compartida por convencionales electos, quienes creen que la Convención Constitucional debería tener total libertad para determinarlo.

Por Daniela Yáñez
Fecha 17 Jun 2021