Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Con una amplia carrera dentro de la Universidad de Chile de la cual alguna vez se graduó, la abogada y académica Ema Salinas confía en que, una vez terminado el trabajo constituyente, “el país será más responsable, en el sentido que la nueva Constitución será producto de la opinión de la comunidad”. Rescata tanto el trabajo de partidos políticos como de independientes para sacar el proceso adelante y, si bien se mantiene neutral, está expectante de lo que la nueva Constitución pueda traer a la discusión sobre la protección de los Derechos Humanos y el acceso a la justicia.

La protección de los Derechos Humanos es una tarea que la abogada y académica Ema Salinas se ha tomado muy en serio desde que asumió la dirección de la Defensoría Jurídica de la Universidad de Chile, un proyecto que surgió en octubre de 2019 como iniciativa voluntaria de alumnos de Derecho de esa casa de estudios para atender a las víctimas de las violaciones a los derechos humanos en el contexto del estallido social.
También es directora del Centro de Estudios de la Justicia, desde donde este año tomó el desafío de encausar una de las organizaciones observadoras de Derechos Humanos que hoy se compone principalmente por alumnos y docentes de la Universidad de Chile.
Esta semana, Salinas accedió a responder el Cuestionario Constituyente de Contexto Factual. En sus respuestas, la docente habla de los quórums, el acceso a la justicia, los Derechos Humanos y el diálogo que se necesita para construir la nueva Constitución, así como de lo que espera del proceso constituyente y de lo quiere ver plasmado en el primer pacto social que será discutido y redactado con participación ciudadana en la historia de Chile.

1. ¿Cómo cree que será el país después del proceso constituyente?

Pienso que el país será más responsable, en el sentido que la nueva Constitución será producto de la opinión de la comunidad. Deberemos aprender que la Constitución no será sólo lo que cada uno quiere, sino los acuerdos a los que se llegue.

2. Si tuviera que elegir uno solo, ¿qué elemento le gustaría ver plasmado en la nueva Constitución y por qué?

Creo que es importante que la Constitución consagre el acceso a la justicia. Actualmente, sólo se asegura el debido proceso, pero no el paso anterior que es el acceso a la justicia. Y cuando hablamos del acceso a la justicia incluye a las fórmulas alternativas de resolución de los conflictos, que es más representativo de la voluntad de las partes.

3. En una frase, ¿cómo definiría la importancia de la Constitución para la vida cotidiana?

Si bien la Constitución tiene normas de carácter muy general, no es menos cierto que sí tiene repercusión en la vida de cada uno. Las facultades excesivas que la Constitución entrega al Presidente de la República en cuanto a la iniciativa legal altera las normas propias de la democracia.

4. Si tuviera la oportunidad de optar a un cargo público, ¿cuál sería y por qué?

No lo he pensado, mi función actual me satisface mucho.

5. ¿Qué es lo que más y lo que menos le gusta de la sociedad chilena?

En mi ámbito de desempeño, debo decir que me ha emocionado enormemente que los alumnos primero y los profesores después, se movilizaron rápida y efectivamente para generar una organización para observar los derechos humanos y para su defensa. Lo que menos me gusta es la desigualdad existente y que se manifiesta en numerosos ámbitos de la vida social.

6. ¿Qué destaca de los que están en una vereda política distinta a la suya?

Destaco la entrega y la voluntad de trabajo de quienes han participado en el proceso constituyente por parte de los partidos políticos pero, sobre todo, de los independientes que han debido trabajar mucho para lograr acreditarse. Eso hace pensar que hay una real voluntad de colaborar en la reconstrucción de Chile.

7. ¿Qué ha aprendido con el debate constituyente?

Creo que hemos aprendido que todo aquello que parecía escrito en piedra, no es así. Pero es cierto que, una vez que se inicie el trabajo constituyente, el país entero deberá aprender a llegar a acuerdos.

8. ¿Cuál derecho cree que debería pesar más en la nueva Constitución?

Pienso que la igualdad ante la ley es base angular de cualquier orden constitucional. Esta norma garantiza que no haya personas ni grupos a quienes se aplique la ley de manera distinta. Además, el acceso a la justicia, al que ya me referí antes.

9. ¿Qué mantendría y qué sacaría de la Constitución actual?

Mantendría el principio de legalidad que permite limitar la actuación de las autoridades del país. Y sacaría los quórums especiales que contempla la Constitución para la dictación y modificación de ciertas leyes.

10. Si tuviera que elegir un representante en la Convención -sea o no candidato o candidata-, ¿quién sería y por qué?

Una persona con tradición de servicio público, que sea capaz de aunar opiniones diversas y que ojalá venga del mundo independiente.