Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Alejado de la política pero no de la esfera pública, el exministro de Educación, Gerardo Varela, ve con recelo el proceso constituyente. Su postura era clara: él votó Rechazo, considerando que no se debía redactar una nueva Carta Fundamental, sino que bastaba con reformar la que está vigente, pues, según él no sería una respuesta a las demandas ciudadanas materializadas en el estallido social. No obstante, ante la inminente redacción de una propuesta constitucional, Varela tiene claro qué le gustaría ver en el documento e incluso quién podría ser un representante de su sector en la Convención, proponiendo al empresario y excandidato presidencial Hernán Büchi por ser una de “las mentes más brillantes que ha producido el país”.

Fueron 25 las razones que enumeró el abogado Gerardo Varela en una columna titulada “Plebiscito: ¡es distinto si pones un tú!”, publicada en El Líbero, para votar Rechazo, dentro de las que mencionaba el desempleo, la continuidad de la violencia, un show político y el populismo.

El exministro de Educación era un férreo defensor de mantener la Constitución actual y, de ser necesario, reformarla, pero ante la decisión ciudadana de aprobar la redacción de una nueva Carta Magna, Varela hace una revisión de lo que se debe mantener, profundizar y cambiar, con sospechas de que el camino constituyente dividirá más a la ciudadanía.

En sus respuestas al Cuestionario Constituyente de Contexto Factual, Varela enfatiza en la necesidad del derecho a la propiedad y de la libertad personal, además de proponer un Congreso más pequeño con facultad presidencial de disolverlo. Asimismo, propone el regreso de una figura histórica de la derecha para la Convención Constitucional. ¿Cuáles son las miradas de Gerardo Varela sobre el proceso constituyente? Revisa sus respuestas a continuación.

¿Cómo cree que será el país después del proceso constituyente?

Más politizado, más burocrático y con menos oportunidades para los jóvenes.

Si tuviera que elegir uno sólo, ¿qué elemento le gustaría ver plasmado en la nueva Constitución y por qué?

Libertad de elegir, salud, educación, pensiones, universidades, trabajo. La libertad personal es muy escasa en la historia de la humanidad, que es una historia de miseria y tiranía. La libertad personal supone derecho de propiedad, libre albedrío y limitaciones al poder del Estado y de los demás. Eso nos asegura prosperidad y felicidad.

En una frase, ¿cómo definiría la importancia de la Constitución para la vida cotidiana?

Fundamental, el derecho está en todo lo que hacemos, desde el contrato de trabajo, hasta el colegio donde educamos a nuestros hijos, pasando por el doctor que nos atiende o el barrio donde vivimos. Todo está regido por el derecho y la Constitución es la norma legal más importante, que puede ser el pilar de nuestra libertad como la Constitución de EE.UU. o su tumba como la de Cuba.

Si tuviera la oportunidad de optar a un cargo público, ¿cuál sería y por qué?

Juez, porque el derecho en definitiva es lo que dicta un juez y ellos deben ser los custodios de nuestros derecho y libertades.

¿Qué es lo que más y lo que menos le gusta de la sociedad chilena?

Lo que más me gusta es la unión de las familias y amigos. Tenemos la oportunidad muy única de compartir con ellos toda una vida. Lo que menos me gusta es la predisposición nacional a la viveza; a tratar de vivir del esfuerzo ajeno, de aprovecharse del resto y no reconocer nunca nuestros errores y miserias, sino que siempre tratar de excusarse o culpar a los demás.

¿Qué destaca de los que están en una vereda política distinta a la suya?

La total determinación y entusiasmo con que -contra toda evidencia- persiguen imponer ideas y políticas que suenan bien pero funcionan mal.

¿Qué ha aprendido con el debate constituyente?

Que la gente sabe mucho menos de lo que uno quisiera de qué es, para qué sirve y qué se puede esperar de una Constitución.

¿Cuál derecho cree que debería pesar más en la nueva Constitución?

El derecho de propiedad. La democracia nace en Grecia a partir de pequeños propietarios agrícolas que se juntan en un mercado a vender su producción y en la tarde en un ágora a deliberar de los asuntos de la ciudad. Esos ciudadanos libres y propietarios hacen la democracia. De la propiedad nace la privacidad del hogar y la correspondencia, la intimidad de los datos personales y la honra. Sin propiedad no hay libertad ni democracia y por eso el comunismo y el fascismo es lo primero que atacan.

¿Qué mantendría y qué sacaría de la Constitución actual?

Achicaría el Congreso, tenemos demasiados legisladores para un país que no está en formación y no requiere de tantas leyes sino de que se apliquen y hagan cumplir las que existen; abriría la posibilidad que el Presidente disuelva el Congreso en determinadas circunstancias y mantendría como está todo el capítulo de derechos y libertades personales.
 

Si tuviera que elegir un representante en la Convención -sea o no candidato o candidata-, ¿quién sería y por qué?

Hernán Büchi, porque es un patriota que conoce muy bien las limitaciones y funcionamiento del Estado y es de las mentes más brillantes que ha producido el país.
Por Valentina Matus Barahona
Fecha 09 Dic 2020