Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Con un extenso trabajo en el ámbito de los derechos humanos y temas indígenas, el abogado José Aylwin Oyarzún hizo un llamado a representar a los pueblos originarios en el proceso constituyente, además de respetar los Derechos Humanos. El también profesor de Derecho Indígena de la Universidad Austral y exconsejero del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) sueña con un mejor país en el que libre de la discriminación clasista donde se acepten las diferencias sin excluir a nadie.

José Aylwin es abogado de la Universidad de Chile con magíster de la Universidad de British Columbia, Canadá, y posee una trayectoria que lo convierte en una de las voces más autorizadas del país en cuanto a derechos humanos y temas indígenas.

Fue parte de la Comisión Especial de Pueblos Indígenas (CEPI) que dio origen a la Ley Indígena que se encuentra vigente desde 1993. Dirigió a mediados de los ‘90 el Instituto de Estudios Indígenas de la Universidad de la Frontera y, a comienzos de la década siguiente, fue coordinador del Programa de Derechos Indígenas del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH). En 2013 fue nombrado miembro del consejo de esa misma institución, cargo en el que estuvo por un período de seis años. Actualmente ejerce como coordinador del Programa Globalización y Derechos Humanos de la ONG Observatorio Ciudadano.

El también columnista de CIPER y profesor de Derecho Indígena en la Universidad Austral, considera de vital importancia el resguardo de los derechos humanos en una nueva Constitución: “Son una conquista de la humanidad de los dos últimos siglos”, dice, y asegura que en esa materia, no hay un derecho que prime sobre otro, sino que deben verse como un todo. Y en ese mismo sentido, Aylwin considera esencial reconocer los tratados internacionales suscritos por el país dentro de la nueva Carta Magna.

Esta semana, José Aylwin respondió el Cuestionario Constituyente de Contexto Factual. Esto es lo que contestó:

1. ¿Cómo cree que será el país después del proceso constituyente?

Un país mejor, en que ningún sector de la población, cualquiera sea su poder económico o social, le pueda imponer a otro sus visiones, sus concepciones de la vida en sociedad. Un país más solidario, en que el Estado vele por el buen vivir de todos y todas y el de unos pocos, y que tenga la realización de los derechos humanos al centro de su quehacer. Un país que reconozca sus diversidades étnicas, geográficas, etarias y de género, y no las excluya.

2. Si tuviera que elegir uno sólo, ¿qué elemento le gustaría ver plasmado en la nueva Constitución y por qué?

Un pilar fundamental de todos los estados modernos son los derechos humanos,  que son una conquista de la humanidad de los dos últimos siglos. Por lo mismo,  el reconocimiento, protección y garantía efectiva de estos derechos, incluyendo entre ellos la igualdad y no discriminación, las libertades públicas, los derechos económicos, sociales culturales y ambientales, y el derecho humano al agua, deben quedar plasmados en la nueva Constitución para hacer posible la vida buena de todos y todas hacia el futuro.

3. En una frase, ¿cómo definiría la importancia de la Constitución para la vida cotidiana?

La Constitución no sólo debe considerarse como un instrumento jurídico, sino sobretodo un instrumento social, que involucre a todos y todas entre las personas y los pueblos que habitamos en el país. Entendida así la importancia de una Constitución en la vida cotidiana, es que ésta debe hacer posible una convivencia justa y fraterna entre dichas personas y pueblos, que sientan que esta es la casa común que los alberga y protege.

4. Si tuviera la oportunidad de optar a un cargo público, ¿cuál sería y por qué?

No tengo aspiración de asumir un cargo público. Mi espacio histórico ha sido la sociedad civil,  desde donde creo se puede aportar a la construcción del buen vivir tanto o más que desde un cargo público.

5. ¿Qué es lo que más y lo que menos le gusta de la sociedad chilena?

Lo que más me gusta es su capacidad de enfrentar las adversidades en la vida individual y colectiva. Lo que menos me gusta es el clasismo discriminatorio que  es característico no sólo en sectores de poder social o económico, sino también en sectores menos poderosos, que aunque marginados y a veces despreciados, también discriminan a otros y otras por su posición social o extracción étnica. De la misma manera me disgusta el arribismo y la tendencia a aparentar que predomina también en amplios sectores de la población.

6. ¿Qué destaca de los que están en una vereda política distinta a la suya?

Destaco su habilidad para incidir en la vida pública, aunque dicha habilidad desgraciadamente fue ejercida para mantener privilegios y las muchas inequidades que hoy existen en el país.

7. ¿Qué ha aprendido con el debate constituyente?

Como el actual se está iniciando, no es mucho aún lo que podemos aprender de él. Rescato que se hayan establecido mecanismos para la inclusión igualitaria de mujeres y la inclusión de pueblos indígenas en el órgano constituyente, pero lamento la exclusión del pueblo afrodescendiente. Aunque el debate da cuenta de que hay sectores que van a la Convención con la visión de ganarlo todo, rescato que hay otros que piensan que la Constitución tiene que dar espacio para todos y todas, incluyendo, por cierto, a los sectores históricamente excluidos del país.

8. ¿Cuál derecho cree que debería pesar más en la nueva Constitución?

Los derechos humanos, que deben ser un pilar central en la nueva Constitución, son indivisibles y, por lo mismo, no cabe privilegiar unos sobre otros. Me preocuparía más por establecer mecanismos que los hagan exigibles y justiciables.

9. ¿Qué mantendría y qué sacaría de la Constitución actual?

Mantendría y profundizaría el reconocimiento de los derechos humanos de tratados internacionales ratificados por Chile y  la protección ambiental. Sacaría el rol subsidiario del Estado en materia económica, los quórums supra mayoritarios, la concepción e integración del Tribunal Constitucional y la concepción centralista del  Estado.

10. Si tuviera que elegir un representante en la Convención -sea o no candidato o candidata-, ¿quién sería y por qué?

No tengo candidatos o candidatas aún en el distrito en que voto. Con todo, mi opción será por alguien independiente, comprometido con los derechos humanos, con las diversidades del país y con el medioambiente y su defensa, y que lleve a la Convención la voz de sectores que hasta ahora no han tenido voz en las instancias de toma de decisión del Estado.
Por Magdalena Advis
Fecha 19 Ene 2021