Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

La académica del Instituto de Ciencias Políticas de la Universidad Católica (UC), ha trabajado a fondo temas relacionados con partidos políticos y sus sistemas, además ha colaborado como analista de Agenda Pública de España. La politóloga se define feminista y sueña con dejar de lado el sesgo de género que ha primado en las instituciones del país, además rescata la politización del pueblo chileno.

Julieta Suárez-Cao es profesora asociada de pregrado y postgrado en la Universidad Católica, donde enseña sobre política comparada, el sistema cualitativo y la política en América Latina. Licenciada en Ciencias Políticas en la Universidad de Buenos Aires, ha co-editado dos libros, “La política siempre ha sido cosa de mujeres: Elecciones y protagonistas en Chile y la región” junto a Lucía Miranda en 2018 y “Territorio y Poder: Nuevos actores y competencia política en los sistemas de partidos multinivel en AméricaLatina” con Flavia Freidenberg en 2014.

Ella es especialista en el Sistema Federal en el cual basó su exposición titulada “Partidos y Competencia Partidaria a través del Territorio: Estabilidad y Cambio en los Sistemas Federalizados de Partidos” por la que obtuvo su doctorado en Ciencias Políticas de la Universidad Northwestern, en Illinois.

Actualmente, está enfocada en su trabajo como coordinadora de la Red de Politólogas en Chile, organización presente en 26 países que busca “promover, visibilizar y potenciar el trabajo de las mujeres dedicadas a la Ciencia Política” y que impulsa la campaña #nosinmujeres. Julieta Suárez-Cao se sentó a responder el Cuestionario Constituyente de Contexto Factual y aquí puedes leer todas las opiniones más personales de la politóloga.

1.¿Cómo cree que será el país después del proceso constituyente?

Me imagino un Chile más unido en las diferencias. Vamos a tener una Constituyente paritaria y con representantes de los pueblos originarios y, lo que han mostrado las candidaturas, probablemente con una participación de gente nueva y de distintos estratos sociales. El espacio de diálogo y de escucha que puede darse va a ser muy beneficioso para el país.

2. Si tuviera que elegir uno sólo, ¿qué elemento le gustaría ver plasmado en la nueva Constitución y por qué?

La transversalización de género en las instituciones y políticas públicas. Según Joan Acker, “las instituciones han sido históricamente desarrolladas por hombres, actualmente dominadas por hombres y simbólicamente interpretadas desde el punto de vista de los hombres en posiciones de poder”, necesitamos perspectiva de género para cambiar esto.

3. En una frase, ¿cómo definiría la importancia de la Constitución para la vida cotidiana?La Constitución debe ser la protección que nos permita realizar nuestra vida en comunidad al máximo y asegurarnos la participación en las decisiones relevantes del país.

4. Si tuviera la oportunidad de optar a un cargo público, ¿cuál sería y por qué? 

Si bien no me veo postulando a cargos públicos, mi vocación por la política pasa por el estudio, el análisis y la incidencia pública más que por la acción directa, diría que me interesan más los cargos legislativos que los ejecutivos. Seguramente por la oportunidad de trabajar con pares de manera más horizontal y compartida.

5. ¿Qué es lo que más y lo que menos le gusta de la sociedad chilena?

Me gusta la fortaleza y la colaboración frente a situaciones adversas. Me gustaría que esa colaboración y empatía se extendiera también a situaciones corrientes. Lo que menos me gustaba era la apatía y despolitización, pero por suerte eso ha ido cambiando.

6. ¿Qué destaca de los que están en una vereda política distinta a la suya?Destaco de todos los sectores la comprensión del momento histórico que vivimos y la necesidad de dejar de aferrarse al status quo. Gracias al trabajo de paridad, he estado cerca de diputadas de distintas veredas políticas y destaco lo imprescindible de los consensos transversales para avanzar en las luchas por la igualdad de género.

7. ¿Qué ha aprendido con el debate constituyente?

He aprendido mucho sobre la importancia de democratizar el saber experto y de la demanda de conocimiento por parte de todos los sectores sociales. Ojalá se aproveche para establecer educación ciudadana de manera amplia y concientizar a la población de sus derechos.

8. ¿Cuál derecho cree que debería pesar más en la nueva Constitución?

El derecho a tener una vida libre de toda violencia para niñas, niños, adolescentes, mujeres, disidencias sexogenéricas y personas y pueblos históricamente vulnerados.

9. ¿Qué mantendría y qué sacaría de la Constitución actual?

Mantendría ciertas estructuras funcionales del poder, pero con importantes cambios. Por ejemplo, mantendría el Senado, pero con igual cantidad de representantes por región para fortalecer la descentralización; mantendría el presidencialismo, pero con un ejecutivo sin poderes legislativos para incentivar el control del Congreso.

10. Si tuviera que elegir un representante en la Convención -sea o no candidato o candidata-, ¿quién sería y por qué?

Creo que este proceso debe estar protagonizado por proyectos más que por individualidades, así que mi elección sería una representante feminista convencida de la importancia de asegurar derechos y generar instituciones que repartan el poder político a la ciudadanía y a través del territorio.