Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral

La periodista de investigación y escritora Alejandra Matus respondió las 10 preguntas del Cuestionario Constituyente. Aquí, define la Constitución vigente como una casa que fue “tomada por unos caballeros que la cambiaron por dentro, le pusieron pestillo y nos mandaron a todos a vivir al patio, con el agravante de que somos los que pagamos las cuentas y los dividendos”. Plantea que le gustaría que en una nueva Carta Magna se establezca una redistribución del poder en Chile y que si hay algo que mantener del texto vigente desde 1980, es el primer artículo, donde dice que todas las personas somos iguales en dignidad y derechos. Pero a su juicio, habría que agregarle algo, una frase al final: “Pero en serio”.

Durante el primer semestre de este año, un hilo de Twitter de la periodista y escritora Alejandra Matus remeció la agenda pública. A partir de datos del Registro Civil, revelaba cómo habían aumentado fuertemente las muertes en Chile en los primeros meses de la pandemia, en relación a años anteriores. La información abrió una puerta respecto al mal manejo de datos por parte del gobierno durante la crisis sanitaria, que con el tiempo se fue comprobando con nuevas investigaciones. Fue uno de los golpes periodísticos más importantes del año.
Es una de las periodistas de investigación más reputadas del país. Además de una extensa trayectoria en medios, ha escrito varios libros, entre ellos, El libro negro de la justicia chilena (1999), que le significó persecución judicial y una acusación bajo la Ley de Seguridad del Estado, y Doña Lucía (2013), una biografía no autorizada de Lucía Hiriart, la viuda del dictador Augusto Pinochet. Es también académica en distintas universidades y ha ganado premios en Chile y el extranjero, entre ellos, el Premio Ortega y Gasset en 1996, por una investigación que hizo junto al periodista Francisco Artaza sobre el asesinato en Washington, Estados Unidos, del exembajador chileno Orlando Letelier.
Matus accedió a responder el Cuestionario Constituyente de Contexto Factual. Lo que sigue es lo que contestó:

¿Cómo cree que será el país después del proceso constituyente?

No sé cómo será. Solo sé cómo me gustaría que fuera: una democracia de verdad.

Si tuviera que elegir uno sólo, ¿qué elemento le gustaría ver plasmado en la nueva Constitución y por qué?

La redistribución del poder, un nuevo sistema político que incorpore en sus decisiones la opinión de la ciudadanía, que dé cuenta de sus actos y sea más horizontal que el actual. Creo que la Concentración del poder es en Chile la madre de todos los corderos.

¿Cómo definiría la importancia de la Constitución para la vida cotidiana?

La Constitución es la casa. La que tenemos ahora, se la tomaron unos caballeros que la cambiaron por dentro, le pusieron pestillo y nos mandaron a todos a vivir al patio, con el agravante de que somos los que pagamos las cuentas y los dividendos. Merecemos vivir en una casa nueva, donde quepamos todos y todas y donde podamos decir en qué se gasta nuestra plata.

Si tuviera la oportunidad de optar a un cargo público, ¿cuál sería y por qué?

Diputada en un congreso unicameral, por la región Diaguita.

¿Qué es lo que más y lo que menos le gusta de la sociedad chilena?

Lo menos: el clasismo. Lo más: la alegría, ingenio y sabiduría popular.

¿Qué destaca de los que están en una vereda política distinta a la suya?

No estoy en la vereda opuesta de nadie. Solo discrepo.

¿Qué ha aprendido con el debate constituyente?

La importancia de las reglas del debate y de las sutiles barreras de entrada.

¿Cuál derecho cree que debería pesar más en la nueva Constitución?

El artículo 1 de la actual constitución: todas las personas somos iguales en dignidad y derechos. Parece que hay que agregarle la frase: “Pero en serio”.

¿Qué mantendría y qué sacaría de la Constitución actual?

Sacaría y mantendría todo lo que resuelva la Convención Constitucional, si se logra el objetivo de que esté representada en ella la riqueza y diversidad del pueblo chileno.

Si tuviera que elegir un representante en la Convención -sea o no candidato o candidata-, ¿quién sería y por qué?

Ruth Olate, dirigente de las trabajadoras de casa particular.