Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

En un ajetreado año electoral, en el Congreso ya están pendientes de las elecciones de sus próximos representantes. Es por esto que, imitando el formato de la Convención Constitucional, desde diferentes fuerzas partidistas trabajan por incorporar escaños para pueblos originarios y paridad en las salas de forma permanente.

Se ha indicado en reiteradas ocasiones: el proceso constituyente es un hito histórico en la historia del país. Primero, porque se había podido votar para escribir una nueva Constitución; segundo, que sea la ciudadanía la que elija a sus representantes para redactar aquella propuesta, tercero, porque la Convención electa debe tener paridad entre hombres y mujeres; y cuarto, porque además hay escaños reservados para pueblos originarios.

Decisiones que no se habían visto en ningún otro proceso electoral chileno, pero diferentes grupos de parlamentarios buscan que esto cambie y al corto plazo.

Diputados y diputadas del Partido Socialista (PS) ingresaron un proyecto de reforma constitucional que establece equilibrio de género tanto para la declaración de candidaturas –exigido actualmente en la ley– y elección de los integrantes de la cámara (Boletín 14099-07).

La iniciativa señala que “resulta indispensable el recurso a medidas tales como leyes de cuotas o mecanismos paritarios de integración de órganos de decisión política, pues estos mecanismos constituyen acciones positivas que permiten superar las consecuencias de la exclusión histórica de las mujeres de la esfera pública”, ejemplificando cómo desde que se aplica la paridad en la inscripción de candidaturas ha aumentado la cantidad de mujeres en el parlamento.

“Sin embargo y a pesar del éxito de la medida, la representación sigue siendo baja si consideramos que en Chile las mujeres son el 51% de la población”, sostiene el documento. Por ello, la propuesta de reforma constitucional es clara:

“Con la finalidad de garantizar el equilibrio de género en la declaración de candidaturas y elección de los integrantes de la Cámara en el próximo período legislativo, serán aplicables las reglas previstas para la Convención Constitucional en las disposiciones trigésima y trigésima primera transitorias”

Es decir, las y los parlamentarios proponen que para las elecciones de la Cámara de Diputadas y Diputados se deberá señalar el orden de precedencia que tendrán los candidatos en la cédula para cada distrito, comenzando por una mujer y alternándose, sucesivamente, con hombres, donde las listas que tengan un número par de candidatos deberán ser 100% paritarias y las impares, un sexo no podrá superar al otro en más de uno.

Asimismo, en los distritos que repartan un número par de escaños, deben resultar electos igual número de hombres y mujeres, mientras que en los distritos que tengan un número impar de escaños, no podrá resultar una diferencia de escaños superior a uno, entre hombres y mujeres.

En la misma línea, desde el Frente Amplio anunciaron el ingreso de un proyecto similar, solo que este aplicaría tanto a la Cámara de Diputados y Diputadas como al Senado, todo emulando el mecanismo establecido para la Convención Constitucional.

“​No hay por qué esperar a la Convención Constitucional, que ya aceptó la paridad, para establecer que el futuro Parlamento sea democrático e inclusivo. En ese sentido, nos urge que para estas próximas elecciones parlamentarias podamos avanzar en este proyecto junto otras iniciativas que van a ir saliendo al paso. Tenemos que dar este paso ahora ya”, señaló la coordinadora nacional del Movimiento Unir, ​Lorena Fries​.

¿Y los escaños reservados?

También desde el PS se ingresó una iniciativa para establecer escaños reservados para pueblos indígenas en la integración de la Cámara (Boletín 14098-07)

El proyecto de reforma constitucional busca el  reconocimiento  de  los  pueblos  indígenas  dado  por  la Ley  N°19.253 junto al Convenio Nº169 sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes de la Organización Internacional  del  Trabajo, que señala dentro de sus artículos que se debe consultar  a los pueblos cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente, establecer mecanismos de participación y determinar medios para el pleno desarrollo de las instituciones e iniciativas de los pueblos en cuestión.

Por esto, solicitan incluir 17 escaños reservados para los pueblos  Mapuche, Aymara, Rapa  Nui  Atacameño o Lican Antay,  Quechua,  Colla,  Diaguita , Kawashkar y Yagán, con cédulas electorales distintas, al igual que en la votación para la Convención Constitucional, con sus mismas reglas.

Los proyectos que ya han sido ingresados, se encuentran a la espera de ser revisados por la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputadas y Diputados.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 22 Mar 2021