Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

En una instancia que originalmente duraría una hora y media pero finalmente alcanzaron a ser tres, cinco convencionales de la Comisión de Derechos Humanos se reunieron con internas del Centro Penitenciario Femenino de San Joaquín y personal de Gendarmería. En la conversación hablaron de sus expectativas para el proceso constituyente, sus sueños y deseos tanto para su vida como para el futuro del país, en una instancia histórica que esperan que no sea la última. 

Esperanza e ilusión. Fueron las sensaciones que quedaron tras la reunión de cinco integrantes de la Comisión de Derechos Humanos, internas del Centro Penitenciario Femenino (CPF) de San Joaquín, personal de Gendarmería y la capellana Nelly León, en la que se conversó acerca de las expectativas y sueños que tienen las personas privadas de libertad respecto al proceso constituyente.

La reunión se supondría que duraría una hora y media, pero finalmente fueron casi tres horas de conversación.

De manera voluntaria, diez mujeres –siete chilenas, una venezolana, una boliviana y una colombiana– representaron a las casi 46 mil personas que actualmente se encuentran presas por condenas a delitos. Con un contacto reducido respecto a lo que pasa en el exterior, no se mantienen ajenas al momento por el que atraviesa el país y ellas también tienen cosas que decir y solicitudes que realizar.

La primera actividad de los constituyentes Manuela Royo (Movimientos Sociales Constituyentes), Giovanna Roa (Frente Amplio), Margarita Letelier (Vamos por Chile), Carolina Videla (Chile Digno) y Pedro Muñoz (Colectivo Socialista) fue sentarse en círculo junto a las diez internas y conversar respecto a lo que veían en este proceso constitucional.

“¿Cuáles son las expectativas que tienes para una nueva Constitución?” y “¿qué importancia tiene para ti una nueva Constitución?” fueron las dos preguntas que se les plantearon. A partir de ello elaboraron dos papelógrafos en los que pudieron dar a conocer las prioridades que les gustaría que se plasmen en la propuesta de Carta Magna.

La temática que más se abordó según los asistentes tuvo que ver con el respeto de sus derechos, entre ellos los educacionales, relación con hijos y también derecho a sufragio. Asimismo, se habló sobre la reinserción y manejo de antecedentes penales. El documento fue firmado por las internas que participaron.

Luego, tuvieron otra instancia de conversación con el personal de Gendarmería, quienes a modo personal también manifestaron sus inquietudes. Varios funcionarios comentaron que votaron Apruebo en el plebiscito de 2020 y que esperaban que la propuesta constitucional pudiese incluir tanto mejoras al sistema penitenciario como a los derechos de quienes están insertos en él. 

“Fue excelente instancia para que las internas expresen sus esperanzas de una mayor y mejor justicia para ellas y también fue bueno que escucharan al personal. Se mostró muy buena disposición y están felices de ser consideradas para un instancia histórica para nuestro país y para todos y todas las chilenas”, señaló a Contexto Factual la capellana del CPF, Nelly León.

Para Margarita Letelier, constituyente de la Unión Demócrata Independiente, fue un momento positivo y enriquecedor: “Fue una tremenda experiencia conversar con cada persona que está con su sufrimiento propio, lo que es estar en una penitenciaría, con sus hijos fuera, con una realidad que es muy golpeante”.

Asimismo, Letelier agradeció el trabajo y participación de Gendarmería y señaló que pudo darse cuenta que “la realidad es la misma y las necesidades son las mismas”, para todas las personas privadas de libertad a lo largo del país.

“Creo que es la primera vez que alguien les pregunta qué esperan y cómo se sienten. Personalmente deseo que escriban una constitución donde se refleje la humanización y dignidad de todos los seres humanos que habitamos este país”, agregó León.

En tanto Carolina Videla, apreció que las internas “tienen mucha claridad respecto a la necesidad de igualdad y de establecer los derechos de las personas privadas de libertad. Nos llevamos esto como un tesoro”. Asimismo, rescató una pregunta planteada por la capellana León como parte fundamental de la reflexión:

“¿Para qué construimos cárceles? Es punitivo el castigo, pero ¿qué viene después para aquellas personas?”

Establecer procesos concretos de participación

Desde la Comisión de DD.HH., aseguran que trabajarán para que esta sea la primera visita de muchas. “Este es un primer paso y queríamos inaugurar la voluntad que tiene la Convención Constitucional de poder sesionar en distintos espacios y también distintas cárceles a lo largo del país”, señaló Giovanna Roa.

“No se trata solo de escucharles, estamos partiendo un proceso que debe tender hacia la mayor institucionalización”, agregó Pedro Muñoz.

Los constituyentes se refirieron a la misiva entregada para formalizar la inclusión de personas privadas de libertad en el proceso constituyente (ver nota), indicando que no quieren que dependa su voluntad, sino que en el Reglamento quede establecida la necesidad de participar en aquellos lugares.

Junto con la realización de asambleas y cabildos, buscan asegurar la participación de toda la población penal en el plebiscito de salida. “La voluntad política está, debemos construirla y generar las condiciones para que nadie quede fuera de este proceso constituyente”, argumentó Muñoz. Entre risas, otros constituyentes respondieron “con todos si no pa qué”.

Ahora, deberán sistematizar lo conversado en el recinto penal y entregarlo como parte de los insumos de la propuesta reglamentaria de la Comisión.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 26 Ago 2021