Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral

El pasado 24 de abril se interpuso un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Santiago en contra del Servel, por permitir bajo su alero, la validación del cobro de entrevistas o espacios en programas periodísticos como propaganda en las radios. Alvin Saldaña, candidato constituyente por el distrito 15 y autor del recurso, busca que se genere un debate público respecto a la normalización de estas prácticas en algunos medios, que además en muchos casos, ni siquiera transparentan a la ciudadanía cuando un espacio es comprado por alguna candidatura.

Convivimos diariamente con la publicidad. La vemos todos los días en las calles y sabemos que la mayoría de los medios de comunicación, se financian con auspiciadores que pagan por aparecer en distintos programas. Es parte del modelo de negocios, pero generalmente asociamos la compra de estos espacios a empresas, productos y no a candidatos y candidatas a una elección. ¿Es conocido ampliamente por la ciudadanía que las radios no solo tienen permitida la propaganda electoral a la que estamos acostumbrados, como franjas, jingles y tandas, sino que también se permite la compra de “espacios en programas”?. Esto se traduce en participación en debates o entrevistas que se emiten sin transparentar que se trata de un espacio pagado por un candidato o candidata de las próximas elecciones del 15 y 16 de mayo. 

Esta es la realidad a la que Alvin Saldaña (44), candidato independiente a la Convención Constitucional por el distrito 15, se enfrentó en la región de O’Higgins, cuando junto a un grupo de otros candidatos, se comunicaron con distintas radios locales consultando la posibilidad de ser entrevistados para difundir sus propuestas: “pedimos inocentemente a las radios si existía la posibilidad de exponernos y nos contestaron con precios exorbitantes por espacio de entrevista. Nosotros pagamos cuñas para las radios conocidas típicamente como tandas, pero me hizo mucho ruido que se permitiera cobrar en espacios en los que se ejerce la labor periodística de informar y sin transparentar a los auditores de la radio que es un espacio pagado”.

Una entrevista en particular le llamó su atención: “no sé cómo funciona con las radios grandes, pero las que yo conozco acá cobran casi todas. Para mí la gota que rebalsó el vaso fue una entrevista a la candidata del rechazo en el distrito, Carol Bown, en la radio local Fiessta, que encontré totalmente condescendiente y que incluso incluía aplausos. Ella aparece constantemente en espacios de radio locales porque tiene la posibilidad de pagar. Y no es posible que la difusión de ideas solo dependa del dinero. Acá si el Servel permite estos espacios como propaganda, de alguna manera debe obligar a los medios a explicitar que es pagado, que lo transparenten”, comenta Alvin Saldaña.

El recurso de protección 

El documento fue redactado e ingresado a la Corte de Apelaciones de Santiago por Alvin Saldaña el 24 de abril pasado, alegando que “en virtud de lo establecido en el artículo 20 inciso 2º de la Constitución Política de la República (en adelante e indistintamente “CPR”) y en el Auto Acordado sobre tramitación y fallo del recurso de protección de 27 de junio de 1992 y sus modificaciones posteriores (en adelante e indistintamente “AA”), viene a interponer Recurso de Protección por vulneración de los derechos fundamentales consagrados en los artículos 19 N°2 y N° 12, en contra del Servicio Electoral de nuestro país (en adelante SERVEL)” (ver recurso completo aquí).

Como contexto, el recurso de protección expone la situación que los candidatos constituyentes independientes y también de pueblos originarios, han visibilizado desde el inicio de las campañas electorales: “Es de público conocimiento la disparidad del financiamiento y de difusión que permite nuestro sistema electoral entre los independientes y los partidos políticos, lo que coloca a los primeros en una desigualdad estructural frente a los segundos”. Además el documento rescata declaraciones del expresidente del Consejo Directivo del Servel, Patricio Santamaría y de la Directora del CNTV, Carolina Cuevas, en los que se reconoce una disparidad frente a la difusión y que esperan que la repartición sea mucho más “equitativa”.

También se detalla la situación que Alvin Saldaña que vivió junto a otras candidaturas al solicitar entrevistas vía teléfono y correo electrónico a distintas radios: “Algunos de esos correos comenzaron a ser respondidos por las radioemisoras, el mismo día 1° de marzo de 2021, momento en el cual tomamos conocimiento de los hechos fundantes de este recurso, y que tienen que ver con la gran sorpresa que nos llevamos al ver que la mayoría de los medios estaban cobrando por entrevista o por participar en sus programas. Es decir, además del cobro legítimo por avisos, cuñas, jingles, estaban cobrando como propaganda los espacios donde se ejercía la labor periodística de informar”. 

Por la gravedad que esto implicaba para las candidaturas independientes, el colectivo “Ecoconstituyentes por el Buen Vivir”, al que pertenece Alvin, decidió en su conjunto hacerse parte del recurso de protección. En una declaración pública, los 12 candidatos a la Convención aseguraron “problema es transversal a todos los movimientos socioambientales y populares, y hace en la práctica, inalcanzable salir en los medios de comunicación y darnos a conocer, a menos que estemos dispuestos a ser financiados por quienes han concentrado el dinero, las aguas, la tierra y el poder de decisión, lo que solo contribuiría a sostener la corrupción en la política, profundizando la crisis de legitimidad del sistema e invisibilizando una entrega informativa veraz, diversa y oportuna”.

Y además se refirieron a la responsabilidad que tiene el Servicio Electoral en que sucedan estas prácticas: “La interpretación que hace y promueve el Servel homologa el financiamiento de los partidos, con el proceso constituyente nacido de un estallido social contra este modo de operar. Ambos procesos no son comparables ni deben ser confundidos, del mismo modo que no se puede confundir propaganda con periodismo, democracia con plutocracia, ciudadano con usuario. No vamos a permitir que esta negación estructural a la existencia colectiva siga permaneciendo impune, es imprescindible por la sanidad del proceso en curso, denunciar, desnormalizar y judicializar, hasta que el respeto se haga posible y la dignidad se haga costumbre”.

María Consuelo Infante es periodista, miembro del colectivo y candidata por la Lista del Pueblo al distrito 5. Y si bien conoce de cerca el trabajo de los medios de comunicación, no pudo evitar estar sorprendida por las prácticas que se estaban llevando a cabo por parte de las radios en distintas regiones del país “queremos que se genere discusión, reflexión, análisis, de cómo estamos secuestrando las voces territoriales, en manos de un periodismo que por la estructura, está al servicio del modelo que nos mata cotidianamente y necesitamos cambiar eso. Eso debería hacerle un guiño al gremio periodístico. Y tenemos muchas deudas para resguardar la importancia democrática del ejercicio de esta profesión, avanzando como por ejemplo en una ley de medios o en determinar en la Constitución el derecho humano a la comunicación”, dice María Consuelo.

El recurso de protección describe distintas normas que habrían sido infringidas por parte del Servicio Electoral, entre las que se encontraría su deber de “fiscalizar y controlar el cumplimiento de las normas sobre aportes y gastos electorales, campañas electorales y propaganda electoral” (Ley Orgánica sobre Sistema de Inscripciones y Servicio Electoral, Nº18.556).

También menciona infracción a la Ley de Votaciones Populares y Escrutinios, que en su artículo 31, detalla que se entenderá por propaganda electoral para efectos de la ley: “No se entenderá como propaganda electoral la difusión de ideas o de información sobre actos políticos realizados por personas naturales” y por último, por infringir la ley Nº 19.733 sobre Libertades de Opinión e Información y Ejercicio del Periodismo, que en su artículo Nº1 declara “la libertad de emitir opinión y la de informar, sin censura previa, constituyen un derecho fundamental de todas las personas”.

¿Cómo y por qué se permite que estos espacios sean propaganda?

De acuerdo a lo establecido por ley, el Servel publica en su sitio web el conocido “Informe tarifario de las radioemisoras”, que no es más que la lista de precios que cobran distintas emisoras (por segundos muchas veces), de todas las regiones del país, para espacios en su programación en periodo de campaña electoral.

Para poder rendir estos espacios como propaganda, las candidatas y candidatos deben llenar un formulario que incluya estos gastos, los que por supuesto deben coincidir con los valores definidos por cada región del país, y así velar porque se permita que todos los partidos políticos y también candidatos y candidatas, tengan la posibilidad de acceder a estos espacios, sin que las radioemisoras puedan discriminar por tendencia política.

El problema es que este mismo formulario además de incorporar lo que gasta una candidatura por avisos o propagandas por segundo (conocidas como tandas), también permite declarar como propaganda otros espacios, que pueden ser por ejemplo entrevistas o debates políticos, al ser descritas de forma general en los formularios del Servel como “otros productos de propaganda radial, la participación en programas, micro-espacio, cápsulas, o solicitud de horarios específicos.”

En el caso de la radio Fiessta de Rancagua (90.9 FM), donde Alvin Saldaña escuchó la entrevista a la candidata de la UDI, Carol Bown, efectivamente existe un valor determinado a los espacios descritos anteriormente.

*Extracto del formulario de Informe Tarifario de Propaganda Electoral del Servel perteneciente a la radio Fiessta de Rancagua.

Como consta en la imagen, los espacios que pueden ser de entrevistas una vez a la semana, tiene el valor de $157.500 pesos. Esta información fue verificada a Contexto Factual por parte de la radio mencionada, quienes aseguraron que cumplen absolutamente con la normativa vigente y que jamás se ha discriminado a un partido político. Sin embargo, si aceptan que este espacio pagado no es transparentado explícitamente a la ciudadanía como tal, sino que el programa es denominado genéricamente como “bloque electoral”.

Pero el caso de Radio Fiessta no es único en el distrito. Otra radio de similares características, la radio “Caramelo Rancagua” (105.9 FM), también tiene en su formulario un precio determinado por este tipo de espacios e incluso es mucho más específico, separando lo que es una entrevista, de un espacio donde las condiciones están a decisión del contratante:

*Extracto del formulario de Informe Tarifario de Propaganda Electoral del Servel perteneciente a la radio Caramelo de Rancagua.

Otro ejemplo es la Radio Estilo FM, que tiene presencia nacional y que ofrece espacios pagados a la candidaturas de Copiapó a Punta Arenas.

*Extracto del formulario de Informe Tarifario de Propaganda Electoral del Servel perteneciente a la radio Estilo FM.

Estos son solo algunos de los ejemplos que verifican la venta de estos espacios en los que incluso las condiciones pueden quedar a decisión del contratante. Contexto Factual además revisó los informes tarifarios de las principales radios informativas del país como Radio Cooperativa, Radio Bío-Bío, ADN y radio Agricultura, que cubren todo el espectro político nacional, siendo esta última la única radio que vende este tipo de espacios, sin embargo, no superan los tres minutos de duración:

*Extracto del formulario de Informe Tarifario de Propaganda Electoral del Servel perteneciente a la radio Agricultura FM.

La Radio Cooperativa, Bío-Bío y ADN, no venden estos espacios radiales a las y los candidatos, sino tal decisión, aseguran fuentes al interior de estas radios a Contexto Factual, queda totalmente a criterio periodístico y editorial. Además las mismas fuentes al interior de estas radios aseguraron unánimemente “que les parece profundamente cuestionable éticamente que existan radios a nivel nacional y regional que venden espacios en los que se ejerce la labor periodística”, más aún sin ni siquiera estar obligados a transparentar que se trata de propaganda electoral.

El recurso de protección fue declarado admisible por la Corte de Apelaciones y actualmente se está a la espera de que se inicien la próxima semana los alegatos pertinentes. Es decir, el Servel presentará sus argumentos ante la acusación con la que finaliza este documento presentado por Alvin Saldaña: “El SERVEL valida que la labor periodística, esencialmente PLURALISTA se haya transformado en un pluralismo de pago, es decir, mi derecho a informar queda condicionado a cuánto presupuesto dispongo, lo que agrava la ya desigualdad estructural a la que nos referimos al principio. Pues una cosa es la propaganda electoral, compuesta por avisos, jingles, “cuñas” radiales, la contratación de espacios radiales para uso exclusivo, y otra cosa diferente son los espacios de entrevista donde se supone que el periodismo realiza su labor de informar desde la independencia”, termina indicando el recurso de protección.

Y a ti, ¿te hacen ruido estas prácticas?

Claudia Heiss, Jefa del departamento de Ciencia Política de la Universidad de Chile, quien también es periodista y participó en la Comisión Técnica del acuerdo constituyente del 15 de noviembre, cree que esta problemática abre un debate más profundo respecto a los procesos eleccionarios en el país: “Sin duda hay mucha inequidad en las campañas, especialmente por la importancia que tiene el dinero en la política. Acá el dinero tiene la capacidad de decidir quienes son nuestros representantes y eso es totalmente contradictorio, porque la democracia se basa justamente en anular el poder del dinero. Por lo mismo, estos problemas producen una fuente de desigualdad muy grande, a nivel de las votaciones. En las elecciones se supone que somos todos iguales y en la realidad, eso no es así”.

María Jaraquemada, abogada, magíster en Derechos Fundamentales y experta en temas de anticorrupción y transparencia, cree es necesario transparentar a la ciudadanía cada vez que existe un espacio contratado por candidatas y candidatos en los distintos medios de comunicación: “más aún si es una entrevista o una invitación a un programa de debates por ejemplo. Y eso va más allá de una discusión legal, es una discusión ética que sin duda está pendiente. Por otro lado, el Servel podría también emitir instructivos de buenas prácticas como lo hace en otros casos, siguiendo el espíritu de la ley, porque no es suficiente que hayan límites de gastos, sino también es necesario hacer una fiscalización que realmente permita equiparar la cancha para los candidatos y candidatas y para la gente que vota y busca informarse. Por último, sería positivo avanzar en franja radial gratuita, como propuso la Comisión Engel y que contribuiría a emparejar más la cancha y a fomentar una participación más informada”, María Jaraquemada.

Si bien la información de cobros por parte de las radioemisoras para este tipo de espacios es totalmente pública, aún está por verse si la Corte de Apelaciones decide que se ha infringido alguna norma por parte del Servicio Electoral. Consultado por Contexto Factual respecto a este reportaje, el departamento de comunicaciones del Servel solo contestó escuetamente: “Habiendo sido requerido este Servicio por el recurso que se consulta, se evacuará el informe respectivo en la instancia correspondiente”.

Por Daniela Yáñez
Fecha 12 May 2021
Palabras clave