Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral

Desde que partió el periodo de propaganda, el Servel publica periódicamente los aportes a candidatos para hacer campaña y sus aportantes. Además de los aportes propios y de terceros, los candidatos a la Convención Constitucional cuentan con otras tres vías de financiamiento: anticipos y reembolsos fiscales y los créditos bancarios con mandato. Sin embargo, la cancha no estaría equiparada y seguirían favoreciendo a las candidaturas de los partidos tradicionales, los cuales, según la politóloga e investigadora del Consejo Directivo del Servel, Daniela Hormazábal, “ponen sus mismas reglas y se favorecen a ellos mismos”.

Esta semana, la plataforma Contexto estrenó una nueva edición de la Lupa Electoral, dedicada en esta ocasión a rastrear los aportes recibidos por los distintos candidatos y candidatas a la Convención Constitucional, así como también el origen de ese dinero. Por el momento, y habiendo llenado los medios de titulares, la candidata que ha recibido más aportes ha sido la exministra de Educación y actual directora ejecutiva de Libertad y Desarrollo, Marcela Cubillos, quien duplica el monto recibido por el exministro de Transportes durante el primer gobierno de Michelle Bachelet, René Cortazar, el segundo en la lista de los que más recursos han obtenido a la fecha para financiar sus campañas (ver artículo).
Eso sí, como la misma Cubillos ha salido públicamente a explicar, la holgura económica de su campaña no se debe tanto al apoyo de donantes externos, sino más bien a su capacidad de crédito: el 92% de los $84,8 millones con los que ya cuenta, proviene de dos créditos que ella misma solicitó al Banco Estado, cada uno por $39 millones.
Los aportes de Cubillos no han pasado por alto a la opinión pública, pero sobre todo ha llamado la atención de aquellos a quienes les resulta más difícil conseguir financiamiento: candidatos y candidatas independientes que no cuentan con trayectoria electoral ni solvencia para costear sus campañas, es decir, la mayoría de quienes que hoy corren la carrera para llegar a la Convención Constitucional.

Para levantar los recursos que financiarán sus campañas, aparte de los aportes propios y de terceros, las candidaturas cuentan con otras vías: los anticipos y reembolsos fiscales y los créditos mandatados al Servicio Electoral (Servel). Aunque sólo unos pocos postulantes han recurrido a esta última vía de fondeo -apenas 14 de los 453 que ya han reportado ingresos al Servel-, es la que se ha utilizado para levantar mayores montos, con créditos que en promedio superan los $9,3 millones por cada transferencia de ese tipo.
No obstante, al analizar uno a uno los préstamos a los que esos candidatos y candidatas han accedido, no hay uniformidad y queda en evidencia la dispar capacidad crediticia de cada uno. Cubillos es la que ha obtenido los más onerosos. Le siguen la abogada y Premio Nacional de Derechos Humanos, María Soledad Cisternas, candidata por el distrito 12 bajo la lista de Independientes No Neutrales (INN), que reportó un préstamo por casi $20,9 millones; el abogado y académico, Francisco Javier González (distrito 1), el exdiputado comunista Hugo Gutiérrez (distrito 2), y el abogado y director de la Fundación Reforma Chile, Elías Ramos (distrito 20), todos con créditos por $15 millones; el expresidente de la Comunidad Judía en Chile, Shai Agosin (distrito 12), con un monto de $2,8 millones; y otros ocho que han obtenido empréstitos por entre $100.000 y un millón de pesos. Los primeros cinco de la lista concentran el 96% de los montos obtenidos por esta vía.
Respecto al acceso a los créditos mandatados, la cientista política y miembro de la Red de Politólogas, Beatriz Vega, asegura que “las candidaturas de quienes no pertenecen a partidos tradicionales y no son políticos profesionales, tienen todo en contra a la hora de buscar financiamiento”. La experta afirma que “los bancos evalúan a estos candidatos comercialmente y, si no tienen capacidad de endeudarse, de mostrar una garantía, simplemente no pueden acceder a un crédito”. En ese sentido, “pueden tener ventaja quienes tienen un contrato de trabajo, un depósito a plazo, están casados y su pareja les favorece comercialmente, que no es lo habitual en los candidatos y candidatas de partidos emergentes, por lo que los bancos no apuestan por ellos, y hasta esgrimen que no son su perfil de cliente”, detalla.
En cuanto a otra de las vías de financiamiento, los anticipos fiscales, Daniela Hormazábal, cientista política también perteneciente a la Red de Politólogas, considera que “hay una desigualdad en el financiamiento electoral porque los partidos políticos tradicionales reciben estos anticipos que se dan en relación a la cantidad de votos recibidos en la última elección de diputados, por lo que ya tienen asegurados estos montos para la campaña electoral, mientras que los candidatos independientes no tienen este financiamiento estatal asegurado, sino que tienen lo que tienen que conseguir en base a aportes personales, donaciones de terceros o créditos”.
Contexto Factual se ha puesto en contacto con dos de los candidatos que aparecen al final de la lista de aquellos que han recibido sus aportes a través de los créditos mandatados. Sin embargo, ninguno de los dos realmente utilizó este mecanismo, sino que aluden a la inexperiencia y a la falta de información por parte del Servel para explicar por qué declararon como un crédito lo que sería un aporte propio.
“Para la gran mayoría de nosotros este es un proceso absolutamente nuevo y no sabemos cómo opera. Tenemos un manual de financiamiento, pero nos es bastante incomprensible, está dirigido principalmente a partidos políticos y ellos tienen toda la expertise”, explica Paola Romero, candidata de INN por el distrito 12, quien figura en los reportes del Servel con un crédito por $100 mil, equivalente al 83% de los recursos que ha logrado recaudar.
Por su parte, Francisco Vera, quien se incorporó al Partido Ecologista Verde para presentarse como candidato por el distrito 20, en la Región del Biobío, también hace referencia a la inexperiencia a la hora de lidiar con el levantamiento de financiamiento.
“Somos un batallón de independientes que entramos como pollitos nuevos al partido, adherimos al ecologismo político y todo lo que ello conlleva, pero no militábamos en el partido”, dice. Respecto al financiamiento, explica que “las platas de las que dispone el partido van a ser invertidas a nivel nacional para papelería y para el video de la franja, mientras que los candidatos a constituyentes cada uno levanta su propia campaña. En mi caso, me estoy endeudando en alrededor de uno y dos millones de pesos de mi bolsillo, de mi sueldo, de mis ahorros y de mi retiro de la AFP”, explica el candidato que a la fecha figura en los registros oficiales con un crédito por $200.000, la mitad de todo su presupuesto a la fecha.
Mientras que, en relación a los reembolsos fiscales, Vera explica que lo único rendible con derecho a reembolso son las boletas a honorarios y las facturas electrónicas pendientes de pago. “A los partidos grandes y conglomerados, que tienen a sus proveedores usuales, no les ponen ni un problema, les ponen la alfombra y les dan la pasada, pero para uno que no tiene reputación porque no lo conocen en la arena política, nadie te va a prestar dinero o te va a trabajar gratis, y menos en contexto de pandemia mundial”, critica.
Sobre las críticas al Servel, Hormazábal considera que “tener un servicio electoral al que se le dieron muchas atribuciones, unido al receso legislativo y a esta seguidilla de elecciones, quizás hubo muy poco tiempo para comunicar toda la información que se debía explicar de forma que todos los candidatos pudieran entender bien en qué consiste el sistema de aporte, gastos, etcétera.” Y en cuanto a la ley electoral, la politóloga ve que hay una desigualdad en esta materia para fines de campaña. “La ley está muy acomodada para los partidos políticos tradicionales y, de hecho, ellos son los que hacen la ley de partidos políticos, por lo que se ponen sus mismas reglas y se favorecen a ellos mismos”, afirma.