Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Ayer fue el primer día del nuevo -y tercer- Secretario de la Convención Constitucional. Conocido como un funcionario público de carrera, Matías Cox, ha dejado una buena impresión entre sus trabajadores y ya tuvo su primera reunión con la Mesa Directiva. Entre las y los convencionales aún existe desconfianza, especialmente por quienes ya han compartido en comisiones con quien hoy es el ex fiscal de la Segpres. 

Un día agitado tuvo ayer Matías Cox, en su primer día como nuevo Secretario Administrativo de la Convención Constitucional, cargo que actualmente depende desde el Ministerio Secretaría General de la Presidencia (Segpres). Es la tercera persona en asumir desde el inicio del proceso, luego que Francisco Encina dejara el ministerio en medio de una polémica instalación y Catalina Parot decidiera por razones personales, renunciar la semana pasada. 

Matías Cox llega al cargo con la venia de Máximo Pavez, quien aseguró a los medios, que el ex fiscal de la Segpres “Había tenido una relación muy directa con los nombres que trabajaban en parte de la Convención. Nos parece que es el mejor nombre para llevar a cabo esta tarea”. También recalcó que como abogado, espera que sea un apoyo jurídico importante para el trabajo de la Convención Constitucional. 

Cox no es un extraño para el órgano constituyente. Ha estado presente desde el mismo 4 de julio, junto a la Secretaria Relatora del Tribunal Calificador de Elecciones, Carmen Gloria Valladares. Fue esta la dupla quien terminó por sacar adelante una tensa sesión inaugural y desde ese entonces, ha estado trabajando muy de cerca de la Convención, incluso ha presentado en la subcomisión de Presupuesto y Administración Interior, en la que tuvo una polémica participación luego de mantener una fuerte discusión con el convencional Daniel Stingo. 

Primeras impresiones 

“Funcionario público de carrera con más de 12 años de experiencia”, esa fue la principal característica por la cual el Ejecutivo se decidió por Matías Cox para liderar la Secretaría Administrativa. Con un perfil más cercano a Valladares, el abogado de la Universidad Andrés Bello ha trabajado en distintos gobiernos y reparticiones públicas, lo que ha generado confianza en La Moneda, donde esperan que “la tercera sea la vencida”. Comenzó su trabajo en el poder Ejecutivo el año 2011 en Sercotec y posteriormente en 2012, “se sumó al equipo de abogados de la Cancillería, donde se desempeñó como Encargado de Transparencia y ejerció como Fiscal Subrogante, entre otras funciones. Luego, ocupó el cargo de Jefe de la Unidad Jurídico Administrativa del Ministerio de Energía entre los años 2014 y 2019“, indica el comunicado del ministerio. 

Desde la Segpres comentan que ayer Cox tuvo un día agitado y que pidió a su equipo premura para trabajar en todas las solicitudes pendientes que aún no están resueltas. Se reunió al mediodía con la Mesa Directiva, donde aseguran tuvo un buen recibimiento de la presidenta Elisa Loncon y el vicepresidente Jaime Bassa. También ya estaría comunicándose con las Vicepresidencias Adjuntas, quienes ya le habrían entregado prioridades de trabajo.

Una de sus primeras gestiones, comentan desde la Segpres, están enfocadas en mejorar la transmisión oficial y en general las comunicaciones de la Convención Constitucional. Ya se encontraría gestionando las peticiones a la prensa acreditada, como por ejemplo, la ampliación de la carpa y mejores condiciones para los puntos de prensa. 

¿Dónde está el mayor desafío? Ganar la confianza de las y los convencionales, quienes ya lo conocen por su polémica participación en la subcomisión de Presupuesto y Administración, en la que se enfrentó con el convencional de Apruebo Dignidad, Daniel Stingo, por las condiciones laborales de las y los asesores.

A pesar de la conflictiva que fue su participación, las y los convencionales de la comisión comentan que esperan que el nuevo secretario llegue mucho más preparado a sus exposiciones, pero reconocen que fue su personalidad dialogante la que le permitió salir del paso. “Queremos acciones, no más desorden por parte del Ejecutivo”, es el primer mínimo que se le exige a la nueva autoridad que esperan, sea la última en el cargo. 

 

Por Daniela Yáñez
Fecha 17 Ago 2021
Palabras clave