Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Indudablemente ha sido el tema de la semana, el debate sobre el futuro de la institución policial en el país ha tomado nuevamente fuerza tras la viralización de un video en el que, durante un procedimiento, el sargento segundo Juan González disparó en seis ocasiones contra un malabarista en Panguipulli, resultando en la muerte del joven. La necesaria reforma, de acuerdo a muchos candidatos, ha comenzado a instalarse dentro del debate constituyente que cuestiona directamente el sentido de “seguridad nacional” que establece la Constitución.

Comienza el período de propaganda y con él la cuenta regresiva para que el 11 de abril se decida el grupo que redactará la nueva Constitución de Chile. También comienzan los debates, en que los candidatos establecen sus posturas frente a los puntos más relevantes de la nueva Carta Magna, uno de ellos, la reforma a Carabineros de Chile y el cambio de la concepción de seguridad nacional.

Para Ricardo Lillo, abogado constitucionalista de la Universidad Diego Portales (UDP), “es evidente que en la discusión para una nueva Constitución es una buena oportunidad para repensar cómo va a ser la estructura o cuáles van a ser las estructuras de las Fuerzas de Orden y Seguridad, que es lo que está más en el debate público, entonces es un buen momento para ver si la estructura actual es la que queremos para el futuro o si deberíamos sentar nuevas bases”. Esto ya que la discusión se ha centrado en el contenido del capítulo XI de la Constitución, donde se señalan los deberes y normas que limitan el funcionamiento de las instituciones armadas de Chile.

En el artículo 101 se define que las Fuerzas Armadas dependen del Ministerio de la Defensa Nacional y tienen como fin único “la defensa de la patria y son esenciales para la seguridad nacional”. Mientras que Carabineros de Chile depende del Ministerio del Interior y existe para “dar eficacia al derecho, garantizar el orden público y la seguridad pública interior”. De esta forma, si bien se definen como instituciones diferentes y poco afines, el texto constitucional se refiere indistintamente en los siguientes tres artículos del capítulo a las instituciones, por lo que legalmente no existe gran diferencia.

De acuerdo con el abogado y candidato constituyente por el distrito 18, Ricardo Montero, “esta Constitución fue construida con un ‘poder de seguridad’, es decir que más allá de los tres poderes tradicionales, existe un poder que jugaba un rol esencial en la sociedad. De eso se ve hasta hoy, porque a pesar de que han habido varias reformas y se avanzó, […] todavía queda mucho resabio”. Lo que, a juicio del máster en Defensa y Seguridad Interamericana del Inter American Defense College, es necesario cambiar en el nuevo texto.

“Hay candidatos y candidatas que proponen la creación de una nueva policía, otros han señalado que se necesita la refundación de Carabineros, obviamente esas son dos opciones abiertas en el debate constitucional donde unos pudiesen sentar las bases de un nuevo Carabineros de Chile o crear una nueva policía, si tu quieres hacer eso, esta es una buena oportunidad para estructurar las Fuerzas de Orden y Seguridad. Por ejemplo, se pudieran colocar algunos aspectos, que son del mérito de una Constitución, como los mecanismos de sujeción a la ciudadanía, que hoy es una de las cuestiones que más se reclama, establecer el control civil que hoy están puestas en el Ministerio del Interior sin otros mecanismos de control” explica el académico de la UDP, cuya área de especialización es la reforma a la justicia y el derecho procesal.

De esta forma, ambos profesionales resaltan la necesidad de cambiar la institución. Sin embargo, Montero se refiere al sentido de seguridad nacional estipulada en la Constitución y  crítica que “hoy no hay ningún proyecto de ley en el Congreso que ataque los problemas de base, entonces el problema es que estamos poniendo la carreta frente a los bueyes, como decimos acá. Lo primero es comprender qué concepto de seguridad es el que uno quiere, después ver qué rol van a jugar los civiles en la construcción y control de las instituciones armadas, finalmente está el rol que tendrán dichas instituciones”.

Contexto Factual trató de contactar a candidatos conservadores y de la lista oficialista para conocer sus opiniones sobre la materia, sin obtener respuesta.

Así pues, este es un debate que se mantiene latente a la espera de que entre en deliberación la Convención Constitucional, instancia que deberá decidir el futuro de estas y otras instituciones que llevan tiempo sometidas al escrutinio público.
Por Magdalena Advis
Fecha 15 Feb 2021