Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Habiendo ganado el Apruebo, rápidamente los partidos y organizaciones civiles comenzaron a barajar nombres para postular a la elección del próximo 11 de abril como integrantes de la Convención Constitucional. Sin embargo, la última palabra la tendrá la ciudadanía a través del voto. ¿Qué esperan los electores de sus representantes a la hora de redactar una nueva Constitución? ¿Qué buscan en esos candidatos y candidatas? Espacio Público e Ipsos realizaron una encuesta para conocer cuáles son las temáticas más importantes que debieran ser parte del debate constituyente, según ciudadanos y ciudadanas, y las cualidades y características que deben tener quienes se encarguen de discutir y redactar la propuesta de una nueva Carta Fundamental.

Decenas de figuras públicas ya han anunciado el próximo paso en sus carreras profesionales: postular a un puesto en la Convención Constituyente. Hay entre ellos políticos que ya llevan años fuera de la primera línea y que hoy ven en la Convención una posibilidad de retorno, como el exdiputado Jorge Schaulhson o la exministra Mariana Aylwin. Hay también periodistas, como Lucía López; académicos, como el abogado y columnista Agustín Squella; y tantos otros que han dado a conocer sus intenciones de ser partícipes del órgano que redactará la nueva Constitución (ver artículo). 
Sin embargo, que sean electos sólo dependerá de la decisión de la ciudadanía: las 16 regiones de Chile deberán elegir a sus 155 representantes -número que eventualmente podría aumentar si se aprueban los escaños reservados-. Ahora bien, ¿qué es lo que buscan en un convencional constituyente? ¿Qué cualidades debe tener? ¿Cuáles deben ser sus temas de interés? Ipsos y Espacio Público realizaron la encuesta “¿Qué perfil de constituyentes queremos en la convención?”, que analiza la visión ciudadana del segundo paso del proceso constituyente.
El sondeo, que fue realizado a 602 personas con un diseño no probabilístico de muestreo por cuotas, mediante un panel de encuestas entre el 19 y 24 de octubre, arrojó que un 76% de los encuestados está seguro que participará en la elección del 11 de abril de convencionales constituyentes, mientras que un 9% no lo hará y un 15% todavía no está seguro.
No obstante, un 22% aseguró estar poco o nada interesado en el proceso de redacción de una nueva Constitución. Quienes sí están interesados alcanzaron el 75% y un 3% aún no lo tiene claro.
¿Qué tan informados se sienten respecto al proceso? Si bien un 70% respondió reconocer la importancia de la Constitución en la vida de los chilenos y chilenas, respecto a la elección de constituyentes, las materias que están reguladas en una Carta Fundamental y el plebiscito de salida que se realizará en 2022, los encuestados afirman tener menor conocimiento:

Los niveles más altos de información los declaran los hombres, las personas que viven en la Región Metropolitana, quienes manifestaron apoyo al Apruebo en el plebiscito del 25 de octubre, y quienes se identifican con la izquierda.
“Es bastante asombroso cómo el proceso constituyente sigue siendo un proceso político que convoca, que motiva (…) algunos desafíos que todavía tenemos, es respecto al nivel de interés. Necesitamos un buen acceso a la información de lo que está en juego”, dijo la directora ejecutiva de Espacio Público, Pía Mundaca, durante el lanzamiento de los resultados.
En cuanto a las expectativas del proceso, éstas son altas. La gran mayoría piensa que una Constitución generará cambios positivos en distintos niveles: en el país en general, en sus comunas, en la democracia, en el modelo económico y social, en sus propias vidas y en la forma en que las personas se relacionan.

Convencionales constituyentes

Las personas que darían mayor confianza a los encuestados para ser sus representantes son los expertos/as en temas constitucionales (53%); profesionales destacados como médicos, periodistas o ingenieros (38%); dirigentes de movimientos ciudadanos de medio ambiente, mujeres, diversidad sexual, entre otros (36%); y dirigentes sociales con experiencias en organizaciones (36%).
Entre quienes menos confianza inspiran a los y las encuestadas figuran personas con trayectoria política y/o experiencias en cargos públicos (52%); personas conocidas como actores, músicos y rostros de TV (42%) y emprendedores o empresarios exitosos (25%).
Así mismo, dentro de las cualidades que buscan en sus futuros representantes destacan ser experto o experta en temas constitucionales, confiable, capaz de lograr acuerdos y ser una persona luchadora que defienda sus intereses.
Mundaca destaca los valores que esperan los encuestados de sus representantes: “Se revaloriza algo que ha sido bastante importante, la habilidad de llegar a acuerdos, que hayan marcos comunes; no hay un deseo de que alguien se pueda llevar todo el proceso, sino que sean personas que puedan representar y luchar por los intereses”.
¿Cuál es la importancia de las características que debería tener un convencional? El nivel de educación figura en primera opción con un 77%, al que le sigue la independencia política (59%), su inclinación política (56%) y su edad (46%). El lugar de residencia, junto a la religión y el sexo del representante son considerados los aspectos menos importantes.
Un 64% de las personas encuestadas preferiría votar por una persona que no tenga militancia en un partido político, un 6% que sí tenga militancia y a un 30% le es indiferente. Respecto a las tendencias políticas, un 39% respondió ser indiferente al sector con el que se sienta identificado su candidato, un 20% respondió que prefiere que se asocie a la izquierda, un 20% a la derecha y un 21% al centro.
“La confianza de los expertos constitucionales, los profesionales destacados y los dirigentes, no se condice de forma muy clara con lo que uno ha escuchado en la discusión pública por eso son tan interesantes”, argumenta Mundaca.

Las temáticas a abordar

Los tres temas más nombrados para ser incluidos en una nueva Constitución, al igual que en otros sondeos sobre el mismo tema (ver reportaje), fueron la calidad de la salud pública, la regulación de pensiones y la calidad de la educación. Sin embargo, hay otras demandas sociales que también resaltan en importancia:
Asimismo, dentro de los valores que una nueva Carta Fundamental deben ser priorizados, las personas encuestadas destacaron la igualdad, dignidad, respeto, democracia y bienestar.
¿Cómo se debe organizar el poder político en una nueva Constitución? Un 64% señaló que debería existir un Congreso que tenga una sola cámara. Asimismo, el 47% señala que preferiría que se aprobara un sistema semipresidencialista donde la presidencia comparte poderes con el Poder Legislativo y el 30% optó por que se mantenga un sistema presidencialista donde el presidente o presidenta sea la figura con máximo poder.
Para descargar la encuesta “¿Qué perfil de constituyentes queremos en la convención?”, haz click aquí.