Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

De las diez comisiones aprobadas en los reglamentos, sólo nueve se constituyeron y llevaron a cabo sus funciones. La encargada de implementar una buena convivencia y ambiente en la Convención nunca alcanzó el interés suficiente para ser integrada y tras nueve meses desde su creación, se encuentra en el olvido de los convencionales.

El jueves 30 de septiembre, con 100 votos a favor, 44 en contra y 7 abstenciones, la Convención Constitucional aprobó crear la Comisión Promocional de Ética y Buen Vivir.

Esta sería una instancia permanente que tendría como objetivo “prevenir conductas contrarias a las reglas éticas comunes basadas en la dignidad de todas las personas, el respeto irrestricto a los derechos humanos y de la naturaleza, la probidad y transparencia, la equidad, el reconocimiento de otro u otra y nuestra pluralidad, la eliminación de todo tipo de violencia, discriminación, y el cumplimiento fiel y transparente” del Reglamento de Ética.

Tendría nueve integrantes y dentro de sus funciones estaría diseñar e implementar jornadas de formación de carácter preventiva y acciones de carácter preventivo, proponer un decálogo de buenas prácticas para el ejercicio de la función constituyente, realizar acciones de mediación, promover un ambiente saludable, de integridad y unidad, elaborar un protocolo de facilitación de denuncias; y de protección y acompañamiento al denunciante y al denunciado, entre otras.

Sin embargo, la Comisión nunca se constituyó.

La primera semana de octubre se definieron las integraciones de las comisiones temáticas y durante los primeros días de noviembre se constituyeron las comisiones de Participación Popular y Derechos de Pueblos Indígenas. Pero aún no había noticias de la instancia de Ética y Buen Vivir.

¿Qué pasó? La Mesa Directiva de ese momento realizó una convocatoria para integrar la Comisión pero no hubo quórum para la conformación. El interés no era alto, a excepción de una convencional.

El 1 de diciembre en la discusión sobre la integración del Comité de Ética –instancia con miembros externos a la Convención Constitucional, encargada de investigar y sancionar infracciones al Reglamento de Ética–, la constituyente Loreto Vidal (independiente) aludió al tema.

“Recordemos que en el propio reglamento está la Comisión Promocional de Ética y Buen Vivir. No hemos logrado llegar a puerto ahí, y necesitamos el apoyo de nueve compañeras y compañeros, y yo los invitaría a que lo hagamos. Nos haría bien, probablemente nos ayudaría a tener exactamente eso que nos hace tanta falta. Sé que hay por lo menos cinco interesados, pero retomemos aquello, porque puede quedar postergado y después va perdiendo sentido”, indicó.

Sin embargo, los cinco interesados no llegaron y la Comisión nunca se constituyó.

Contexto Factual consultó con convencionales que fueron parte de la Comisión transitoria de Ética, al igual que la Mesa Directiva liderada por Elisa Loncon y la de María Elisa Quinteros acerca de la instancia promocional.

En su mayoría, no había recuerdos de la existencia de la Comisión, la cual fue confundida en reiteradas ocasiones por el Comité de Ética. En definitiva, no entregaron respuestas sobre qué había pasado con la instancia.

“Creo que no se implementó porque pareciera ser que la ética no estuviese de moda, que es una cuestión demasiado abstracta y no hemos logrado contextualizar lo que esto significa. El contexto en que nosotros nos movemos es la eticidad. Esa mirada fue difícil instalarla como una herramienta válida y creo que ahí hubo una dificultad”, señaló al respecto la convencional Vidal al consultarle sobre el fracaso de la instancia.

Además, sumó que “el hecho de estar trabajando en otras comisiones, de estar con plazos muy acotados, dejó una vez más referida esta comisión, que doy por firmado, de haberla instalado, indudablemente hubiese facilitado mucho el debate, las relaciones entre nosotros. De alguna manera hubiésemos tenido otras herramientas”.

Hasta el cierre de esta edición, no hubo respuesta formal solicitada a la Mesa y Comunicaciones de la Convención al respecto.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 13 Jun 2022