Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

A lo largo de 2020, figuras públicas y autoridades dijeron muchas cosas y no siempre fue la verdad. Que con la Convención Constitucional tendríamos dos congresos funcionando en paralelo, que se iban a pagar impuestos dos veces con el retiro de los fondos previsionales o que no queda prácticamente nada de la Constitución firmada y promulgada por Augusto Pinochet en 1980. Todo lo que involucra el proceso constituyente ha sido materia de debate, discusiones y también desinformación. En algunos casos fueron errores involuntarios o imprecisiones; en otros, afirmaciones falsas por donde se les viera. ¿Qué afirmaron diferentes personas y cómo fue el proceso de chequeo de Contexto Factual? Revisa nuestra selección de fin de año a continuación.

Uno de los pilares de la democracia es la información: qué hacen las autoridades, cómo toman sus decisiones y qué cosas le cuentan a la ciudadanía, son cosas fundamentales para que las personas puedan tomar decisiones en su vida cotidiana.
Lamentablemente, muchas veces se dicen cosas incorrectas y, si bien en Contexto Factual no tenemos la potestad para concluir si se afirman con o sin intencionalidad, sí tenemos el deber de corroborar y contrastar con datos y fuentes para corregir la información incorrecta que se difunde, provenga del discurso público o las redes sociales, del sector que sea.
Durante 2020, a medida que el debate constitucional y el proceso constituyente tomaban fuerza -a ratos relegados de la agenda por la crisis sanitaria-, personajes públicos, autoridades, líderes sociales o incluso personas comunes y corrientes compartían información o divulgaban mensajes que en gran parte de los casos no fueron ciertos. Que exageraban o distorsionaban un dato o directamente difundían mentiras.
De las 67 verificaciones que hicimos este año, casi un tercio resultaron ser afirmaciones completamente falsas. Otro 16% también se conformó con mensajes sustancialmente falsos, pero basados en algún elemento veraz; mientras que un 15% fueron exageraciones, con datos que podrían tener algo de cierto, pero argumentos con proporciones excesivas. A continuación, te mostramos algunos de los principales mensajes imprecisos y falsos que circularon durante el primer año del proceso constituyente y que verificamos aplicando la metodología de Contexto Factual.
  • Pablo Longueira: “Basta que nosotros tengamos un convencional más del tercio y partimos de la Constitución actual”. FALSO
Fue en el Consejo Directivo Ampliado de la UDI que el histórico militante gremialista, Pablo Longueira, ratificó lo que ya había anunciado en una entrevista: sus intenciones de votar Apruebo en el plebiscito, desarrollar una estrategia para ganar la siguiente batalla electoral y así controlar la Convención Constitucional conformando lo que él llamó el “tercio del bloqueo”.
En ese contexto, afirmó que “basta que nosotros tengamos un convencional más del tercio y partimos de la Constitución actual”, pero eso es FALSO.
Ni en la Constitución ni en ninguna otra ley se especifica cuál debe ser el contenido de la propuesta constitucional, salvo algunas características generales. La forma en la que se redactó el acuerdo implica que la Convención funcionará sin discutir un anteproyecto específico.
Expertos señalan que no existe ninguna obligación formal de partir discutiendo sobre la base la Constitución actual, a menos que la Convención llegara a ese acuerdo, pero lo estiman poco probable.
“Tener ⅓ + uno de la Convención Constitucional es un poder negativo: impide que otros pongan algo, pero no puedes poner tú. No veo cómo tener ⅓ + 1 te va a permitir eso, la única forma que se parta de la Constitución actual es tener ⅔”, señaló el académico de la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales, Javier Couso.
Por otro lado, el investigador del Centro de Estudios Públicos, Eugenio García Huidobro, argumentó que “no existe ninguna obligación formal de partir discutiendo sobre la base la Constitución actual, sin perjuicio de los acuerdos que puedan existir en la Convención”.
Revisa el chequeo completo aquí.
  • Camila Vallejo y el impuesto al segundo retiro del 10%: “Lo único que hace es cobrarle dos veces a la clase media y trabajadora por plata que nunca más tenía que pagar impuesto”. FALSO 
El retiro de fondos previsionales fue foco del debate durante meses, tanto en su primer proyecto como el segundo. Fue durante la tramitación de ese último que la diputada comunista Camila Vallejo publicó vía Twitter que el impuesto incluido en la propuesta del gobierno “lo único que hace es cobrarle dos veces a la clase media y trabajadora por plata que nunca más tenía que pagar impuesto”.
Sin embargo, lo dicho por la parlamentaria era FALSO.
Al tratarse de cotizaciones previsionales de las personas, esos fondos se encuentran exentos del impuesto a la renta, por lo que no tributaron al momento de ser aportados para el ahorro.
Por otro lado, si bien la cotización está exenta de impuestos al igual que la rentabilidad obtenida, cuando el o la trabajadora jubila, las pensiones que provienen de ese fondo sí son consideradas renta, por lo que pasan a ser tributables. En ese sentido, tampoco sería efectivo lo afirmado por Vallejo respecto a que ese dinero “nunca más tenía que pagar impuesto”.
Así lo señaló el abogado y exsuperintendente de Pensiones, Alejandro Ferreiro: “No paga impuestos dos veces porque nunca se pagó por aquello que fue cotización previsional obligatoria, y eso de que nunca iba pagar tampoco es cierto porque al momento de convertirse en pensiones pasa a ser renta. Eso sí, para la gran mayoría de los chilenos, cuyas pensiones son bajas, quedan bajo el tramo a partir del cual se paga impuesto”.
Si quieres revisar la verificación completa, haz click aquí
  • Presidente Piñera: “Todos tenemos derecho a proponer cambios a la Constitución y las leyes”. FALSO, PERO…
Cuando el 22 de junio el Presidente Piñera anunció que crearía un comité para perfeccionar los criterios y procedimientos con que el Congreso determina la admisibilidad o inadmisibilidad de las mociones y proyectos de ley, también aseguró que “todos tenemos derecho a proponer cambios a la Constitución y las leyes, en aquellas materias que corresponda”.
Revisados los antecedentes oficiales y consultados expertos para saber si esa última frase es o no cierta, Contexto Factual determinó que es FALSA, PERO…, ya que si bien es cierto que todos los ciudadanos, en el uso de su libertad de expresión, pueden proponer cambios legales y constitucionales, su viabilidad para convertirse efectivamente en materia de discusión legislativa queda sujeta a que un parlamentario o el Presidente los recoja y patrocine. No hay otra forma, pues en Chile los ciudadanos no tienen atribuciones para presentar proyectos de ley ni de reformas a la Carta Fundamental.
Desde 2004 se han ingresado a trámite 11 proyectos para que se incluya a la ciudadanía en la iniciativa de proyectos, uno más desde la publicación de esta verificación. El último entró a trámite el 23 de noviembre de este año, y lleva la firma de una decena de diputados de oposición, varios de quienes han presentado proyectos de la misma temática en oportunidades anteriores.
Revisa el chequeo original aquí
  • Alcalde de Recoleta asegura que eliminar el Senado le significaría al Estado un ahorro anual de $18.950 millones. EXAGERADO
Dietas millonarias y abultados fondos con escaso control para financiar la actividad legislativa. El costo monetario del Congreso lleva años siendo parte del debate público y es uno de los elementos clave que explican el descontento y la desaprobación ciudadana frente al trabajo de diputados y senadores. Aunque este año se promulgó la ley que redujo las dietas y remuneraciones a parlamentarios y otras altas autoridades públicas, la discusión no desapareció.
Básicamente por dos motivos: primero, durante las campañas previas al plebiscito, porque se habló mucho desde el Rechazo sobre que con un órgano constituyente, habría dos Congresos operando en paralelo -algo que también chequeamos-, lo que implicaría un gasto excesivo de recursos; segundo, porque en el debate constitucional podría abrirse la posibilidad de modificar la estructura del Poder Legislativo y convertirlo en uno unicameral.
En esa última línea iba el mensaje que el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC), publicó el 12 de mayo en su cuenta de Twitter: “Proponemos eliminar el Senado completo y avanzar hacia un Parlamento unicameral. Esto significaría un ahorro de $18.950.000.000, acortar los tiempos legislativos significativamente y mantener representatividad!”, acompañado de una columna de opinión que él mismo había publicado en mayo de 2018 en Cooperativa.cl.
Si se calcula el costo económico de la labor legislativa de los 43 senadores en ejercicio y los 12 comités parlamentarios, lo cierto es que la cifra es 14% menos de lo indicado por Jadue. Es por eso que Contexto Factual calificó su afirmación como EXAGERADA.
Si quieres revisar la verificación completa, haz click aquí
  • Sergio Melnick y los requisitos para cambiar la Constitución: “El mínimo de participación es de 65% del padrón y con voto obligatorio”. FALSO
La validez del plebiscito según cuántas personas participaran en él fue durante el mes de agosto una conversación de la cual opinaron diversas figuras de la esfera pública. Algunos pedían un piso mínimo, mientras que otros -como el presidente del Servel, Patricio Santamaría- decían que no es necesario, incluso usando como referencia lo que ocurrió con los resultados de las últimas elecciones presidenciales, cuando sólo participó un 49% de los electores inscritos, y a pesar de ello, nunca se cuestionó su legitimidad.
Con ese escenario como trasfondo, el economista, comentarista político, tarotista y exministro de la dictadura, Sergio Melnick, publicó  en su cuenta de Twitter: “Para cambiar una constitución, el mínimo de participación es de 65% del padrón y con voto obligatorio por cierto”.
Lo señalado por Melnick, que si bien reconoció ante nuestra consulta que no se basó en ninguna fuente, sino que era nada más que su opinión su opinión, no fue redactado de esa manera, sino como una afirmación, un hecho que difundió a sus más de 219 mil seguidores. Por la alta difusión y alcance que tuvo el mensaje, consideramos que era chequeable y contrastable con datos.
¿La conclusión? Era FALSO. En el capítulo XV de la Constitución, donde se establecen los mecanismos y requisitos para cambiar el texto completo, en ninguna parte se establece un supuesto piso mínimo de participación para que el plebiscito sea válido. Sí se define una instancia donde el voto será obligatorio: el plebiscito de salida, cuando un eventual nuevo texto constitucional se someta a aprobación ciudadana.
Revisa el chequeo original aquí.
  • Campaña del Rechazo de la UDI: “El 10% salió sin cambiar la Constitución” FALSO
Errare humanum est. Es la expresión en latín que significa “Errar es humano” y, lamentablemente, fue lo que le ocurrió a la UDI a fines de agosto con una publicación de campaña a favor del Rechazo que difundieron por redes sociales e incluso fue impresa en el diario El Mercurio.
Fue justo al iniciarse el periodo legal de propaganda para el plebiscito del 25 de octubre, cuando difundieron una imagen que señalaba que “el 10% salió sin cambiar la Constitución”, en referencia a la primera ley que permitió el retiro anticipado y excepcional de una parte de los fondos de pensiones, información que era conocidamente FALSA.
El 24 de julio de 2020 se promulgó la Ley nº 21.248, que lleva por título “Reforma constitucional que permite el retiro excepcional de los fondos acumulados de capitalización individual en las condiciones que indica”. Es decir, siempre fue una reforma a la Constitución. En detalle, la norma agregó una disposición transitoria a la Carta Fundamental que permite el retiro excepcional y único del 10% de los fondos administrados por las AFP hasta por un plazo de 365 días.
Desde la UDI, señalaron ese mismo día a Contexto Factual que la imagen estaba equivocada, había sido bajada y posteriormente corregida por lo que -señalaron- querían decir desde un comienzo: “El 10% salió sin una nueva Constitución”.
Revisa el chequeo completo aquí.
  • Diputado Patricio Melero: “De la Constitución de Pinochet no queda prácticamente nada, la que está vigente es la de Lagos”. FALSO, PERO…
El contenido y origen de la Constitución fue uno de los grandes motivos de por qué se inició el proceso constituyente. Mientras algunos promovían el Apruebo y la redacción de un nuevo texto desde cero –opción que obtuvo casi el 80% de las preferencias en el plebiscito-, en la vereda contraria, los del Rechazo abogaban por mantener la Carta Magna actual. De ese último grupo formaba parte el diputado de la UDI, Patricio Melero, quien aseguró en entrevista con CNN Chile que “de la Constitución de Pinochet no queda prácticamente nada, la que está vigente es la de Lagos”.
Los dichos del parlamentario fueron calificados como FALSO, PERO… La Constitución vigente es la promulgada en 1980, que si bien tuvo cambios promovidos y promulgados en 2005 por el gobierno del ex Presidente Ricardo Lagos -que implicaron incluso que ahora lleve su firma al final-, aún queda un núcleo importante del texto original. De hecho, un 43% de los artículos todavía mantiene el espíritu del documento promulgado por Augusto Pinochet y que entró en vigencia durante su dictadura, y un 35% sigue sin ninguna alteración, un porcentaje que contradice la aseveración del diputado respecto a que es “prácticamente nada”.
A mediados de agosto, Contexto Factual publicó el reportaje “Cuánto queda de la ‘Constitución de Pinochet’”, tras hacer una revisión completa de la Constitución publicada en 1980 y la que rige hoy en día, comparando cada artículo y así identificar los cambios que se han hecho a la fecha. La conclusión fue que un 43% del texto actual mantiene el espíritu de la Carta Magna promulgada por Pinochet, es decir, que se mantienen artículos de forma idéntica o se han realizado cambios menores que no afectan su sentido. Un 57% corresponde a artículos altamente modificados, eliminados o nuevos.
Si quieres ver toda la verificación realizada al diputado Melero, haz clic aquí. 
  • Video de campaña por el Rechazo: “Vamos a tener que pagar dos Congresos”. FALSO, PERO…
En plena época de campaña, el comando del Rechazo difundió un video que mostraba a un joven que va comprar a un almacén. Allí, la mujer que lo atiende le dice que va a cobrarle doble porque “si sale el Apruebo vamos a tener que pagar dos Congresos. En fácil: a los 155 diputados que ya les estamos pagando, habrá que pagarle a 155 convencionales. 310 personas en total, y todas con dieta. Así que págueme el doble”.
Fue un argumento muy usado durante agosto, septiembre y octubre –antes del plebiscito–, e incluso fue compartido por figuras políticas y líderes de opinión. Sin embargo, lo que se señalaba en el video era FALSO, PERO…
Si bien es cierto que el Congreso y la Convención Constitucional funcionarán en paralelo a partir de mayo de 2021, y que sus miembros serán electos de la misma forma que los diputados, hay diferencias importantes respecto a su función, atribuciones y montos de dietas que hacen que la comparación no sea precisa.
Por una parte, el Congreso es bicameral, mientras que la Convención será una instancia única. Por la otra, mientras que el Parlamento seguirá con sus atribuciones y su función legislativa y fiscalizadora, la Convención tendrá sólo una tarea específica: redactar una nueva Constitución. Una vez cumplida esa misión -independiente de si la ciudadanía aprueba o no el nuevo texto-, el órgano se disolverá.
La remuneración de los convencionales asciende a 50 UTM (cerca de $2,5 millones) mensuales, menos de la mitad de lo que actualmente reciben como dieta los diputados.
Revisa el chequeo original aquí.
  • Marcela Cubillos: “La Constitución se redactará desde una hoja en blanco, partiendo de cero”. EXAGERADO
La directora ejecutiva de Libertad y Desarrollo, Marcela Cubillos, señaló en una columna en El Mercurio que “la Constitución se redactará desde una hoja en blanco, partiendo de cero”, argumento que se discutió mucho durante la primera etapa del proceso constitucional.
Efectivamente, no se reformará el actual texto constitucional, sino que se escribirá uno nuevo sin un anteproyecto base. No obstante, hay ciertas condiciones que no son modificables y tendrán que ir escritas en una eventual nueva Carta Fundamental, por lo que la afirmación de Cubillos fue calificada como EXAGERADA. 
La Constitución define en su artículo 135 que un nuevo texto “deberá respetar el carácter de República del Estado de Chile, su régimen democrático, las sentencias judiciales firmes y ejecutoriadas y los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes”.
Expertos y expertas coinciden en que en los textos constitucionales mantienen una matriz de su tradición constitucional, por lo que no se va a escribir completamente desde cero.
“Hoja totalmente en blanco, a mi juicio, no va a haber. Las constituciones tienen una forma, las leyes tienen forma. Todas las constituciones tienen partes, no son documentos que puedas probar, tienen una estructura. Parte por las instituciones, después los derechos y libertades, y luego los órganos. Pero decir que va a partir absolutamente desde cero, sin ninguna tradición constitucional, es imposible. Hay ciertas tradiciones que Chile ya tiene, así que es demagógico decirlo”, señaló entonces Marcela Peredo, académica del Magíster LLM UC.
El chequeo completo lo puedes encontrar en este link
  • Franja del Rechazo señala que una nueva Constitución pone en peligro el derecho de propiedad. FALSO
En la franja televisiva por el Rechazo, la Fundación Ciudadanos por Chile indicó que “si la Constitución es concebida bajo la igualdad colectiva, pones en peligro tu derecho de propiedad para dejarlo a la libre disposición de un estado soberano popular”, lo cual es FALSO.
La Constitución señala que en caso que se apruebe redactar un nuevo texto, uno de los aspectos a respetar son los tratados internacionales. Tanto la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) como la Convención Americana de Derechos Humanos de las Organizaciones de Estados Americanos (OEA) protege el derecho de propiedad.
Expertos y expertas ratificaron que el derecho de propiedad a modo general no será intervenido, dada su protección internacional.
Los abogados sí intuyen que habrá amplias conversaciones acerca de los derechos de propiedad respecto a recursos naturales, como agua o minería, o también en relación a los fondos previsionales.
Revisa la discusión y posturas de expertos y expertas de la verificación aquí. 
  • Carlos Gajardo: “Con las multas que se le rebajaron a Ponce Lerou se pueden financiar 5 plebiscitos”. EXAGERADO
El viernes 2 de octubre, la Corte Suprema dio a conocer su decisión de ratificar la acusación de la ex Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) contra Julio Ponce Lerou, controlador y expresidente de SQM, por haber infringido las leyes del Mercado de Valores y de Sociedades Anónimas que resultaron en ganancias superiores a los US$ 100 millones. Con esa decisión, se cerró el llamado Caso Cascadas.
Sin embargo, junto con ratificar la acusación y las faltas, la Corte decidió también reducir drásticamente la multa original que ascendía a 1,7 millones de unidades de fomento (UF), la más alta alguna vez cursada por la entidad reguladora, a sólo 75.000 UF. Es decir, que si antes la sanción superaba los $46.658 millones, ahora equivale apenas un 4,4% de ese monto, poco más de $2.153 millones. Entonces, comenzaron las críticas.
Una de ellas fue la del exfiscal Carlos Gajardo, quien indicó a través de su cuenta de Twitter que  “con las multas que se le rebajaron a Ponce Lerou se pueden financiar 5 plebiscitos”.
El dato es EXAGERADO. La rebaja que dictó la Corte Suprema respecto a la multa que la ex Superintendencia de Valores y Seguros impuso a Ponce Lerou por sus operaciones irregulares en el marco del Caso Cascadas, equivalen a 1.625.000 UF. Ese monto, en realidad, sólo alcanza para financiar 1,5 plebiscitos, mucho menos de lo que indicó Gajardo.
Puedes ver el chequeo completo aquí.
  • Diputada Natalia Castillo (RD): “La Constitución de Pinochet está derogada por el pueblo de Chile”. FALSO
También en la discusión por el segundo retiro de fondos previsionales y las diferentes posturas que se manifestaron en su tramitación, la diputada de Revolución Democrática, Natalia Castillo, señaló en su cuenta de Twitter que “la Constitución de Pinochet está derogada por el pueblo de Chile… no me vengan con que el #segundoretiro10xciento es inconstitucional”.
Si bien desde el equipo de la diputada señalaron a Contexto Factual que “es un argumento retórico, no jurídico”, lo cierto es que su afirmación informa directamente un cambio constitucional, cambio que es FALSO.
Si bien el 25 de octubre se aprobó redactar una nueva Constitución, el artículo 135 de la Carta Magna actual indica que “mientras no entre en vigencia la Nueva Constitución en la forma establecida en este epígrafe, esta Constitución seguirá plenamente vigente, sin que pueda la Convención negarle autoridad o modificarla”.
La Carta Fundamental actual no ha sido derogada y sólo lo será en caso que en 2022, cuando ya el trabajo de la Convención Constitucional acabe, su propuesta de un nuevo texto constitucional se apruebe por mayoría ciudadana en un plebiscito de salida. En caso que se rechace, se mantendrá vigente la actual Constitución.
El chequeo completo lo encuentras en este link
Por Valentina Matus Barahona
Fecha 29 Dic 2020