Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral

Kast contra Atria, la UDI contra Vasili, Apruebo Dignidad contra la falta de paridad, Alejandra Sepúlveda y Verónica Undurraga contra sus afiliaciones desconocidas, y Daniel Andrade y Alejandra Zúñiga contra sus propios errores administrativos. Estas fueron las principales contiendas de los posibles candidatos en el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) y así se resolvieron. Mientras tanto, Gino Lorenzini sigue en su batalla particular tratando de inscribir unas candidaturas que, a ojos del Servel, serían ilegales al ser “promovidas, promocionadas por una empresa comercial o con fines de lucro”.

Durante la última semana, el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) ha zanjado varias disputas abiertas por las candidaturas aceptadas y rechazadas que el Servicio Electoral (Servel) publicó el pasado 23 de enero. Desde entonces, los afectados tenían cinco días para reclamar y el Tricel otros 10 para dar respuesta, plazo que terminó este domingo, 7 de febrero, excepto para las candidaturas que utilizaron la polémica plataforma de Gino Lorenzini, ya que el Servel terminó rechazando sus candidaturas el 3 de febrero por lo que, en caso de reclamar, tendrían de plazo hasta el 18 de febrero para recibir una respuesta definitiva por parte del Tricel.

Reclamaciones extemporáneas

Una de estas disputas tiene que ver con la reclamación que hizo la UDI contra la candidatura de Vasili Carrillo, exvocero del Frente Patriótico Manuel Rodiguez. En este caso, el partido oficialista acusaba a Carrillo de haber sido condenado a una pena aflictiva, esto en el marco del caso “Arsenales”. Y si bien el Tricel rechazó en su resolución (Rol N° 149-2021) la reclamación de la UDI por presentarse fuera de plazo, esta semana, en Contexto Factual hemos chequeado si realmente Vasili había sido condenado a una pena aflictiva o no. ¿El resultado? Si bien Carrillo fue detenido en 1986 por conductas terroristas y control de armas, luego, en 1993, fue condenado con sanciones de tres años y 541 días de presidio. Efectivamente, el total de las penas cumplidas por Carrillo superan el mínimo de tres años y un día establecidas en el Código Penal como una pena aflictiva, pero como en su caso no existió un proceso de unificación de penas, ambas penas se consideran por separado y, en consecuencia, ninguna de las condenas cumplidas por Vasili tienen la característica de pena aflictiva. Revisa todos los detalles del chequeo en nuestro artículo.
Otra reclamación extemporánea fue la que interpusieron contra el Servel (Rol N° 147-2021) los representantes de Revolución Democrática, Convergencia Social, el Frente Revolucionario Verde Social y el Partido Comunista de Chile, pertenecientes a la Lista del Apruebo “por cuanto el Servicio Electoral decidió, en una interpretación antojadiza de la Ley 21.216 sobre pactos electorales de independientes y paridad de género, aceptar la inscripción de listas que no cumplen, bajo ningún precepto, las reglas sobre conformación de listas paritarias contenida en el artículo 30 de la Ley en cuestión”. Sin embargo, la reclamación fue presentada el día 29 de enero, un día después de vencido el plazo de reclamaciones, por lo que tampoco prosperó.

La afiliación de Fernando Atria a un partido que nunca se constituyó

En el caso de la reclamación (Rol N° 147-2021) que interpuso el Presidente del Partido Republicano, Jose Antonio Kast, contra la candidatura del abogado constitucionalista Fernando Atria, acusándolo de estar afiliado al partido Fuerza Común, el Tricel detalló en una  sentencia de diez páginas firmada por la ministra Rosa Egnem, quien presidió, junto a los ministros Juan Eduardo Fuentes, Ricardo Blanco, Jorge Dahm y Jaime Gazmuri, por qué no se acogieron ninguno de los argumentos presentados por Kast. Destacando en el documento dos consideraciones:
La primera, “que la organización denominada Fuerza Común logró la categoría de partido político en formación; sin embargo, al haber caducado el derecho a ser registrado por el Servicio Electoral no alcanzó a constituirse legalmente en un partido político propiamente tal y, por ende, tampoco obtuvo personalidad jurídica”.
Y la segunda, por qué no se consideran para estas situaciones las afiliaciones de partidos en formación, aludiendo a que no “se estaría vulnerando el principio de transfuguismo político que deriva de lo establecido en el artículo 2° transitorio de la Ley N° 20.900” y que una interpretación en el sentido que hace Kast, “provocaría el natural desincentivo para constituir partidos políticos, ya que los involucrados no podrían participar como candidatos en procesos electorales por estimarse que poseen la calidad de militantes de partidos no constituidos legalmente, pero a la vez serían inhabilitados como independientes”.
De esta manera, el Tricel rechazó la reclamación interpuesta por José Antonio Kast y confirmó la resolución tomada por el Servel. También puedes revisar el chequeo que hemos hecho en Contexto Factual sobre esta reclamación (ver artículo).

Afiliaciones desconocidas

Unos de los requisitos que establece la disposición transitoria 36ª de la Constitución para poder ser candidato a la Convención Constitucional es, en el caso de los independientes, no estar afiliado a ningún partido político y, en el caso de presentarse por algún partido, no haber estado afiliado a otro. Esto a contar del 26 de octubre de 2019 y hasta el vencimiento del plazo para declarar candidaturas. Sin embargo, a raíz del proceso de reinscripción que se llevó a cabo en 2017, varios candidatos creían tener condición de independiente, no obstante, la ley estableció que para eso había que solicitar la renuncia al partido correspondiente.
Es el caso de lo que le sucedió a la abogada constitucionalista Verónica Undurraga, quien en 1988 se afilió al PPD, según explica en su escrito, porque “Era la forma que en esa época existía en que independientes pudiéramos participar en el proceso de recuperación de la democracia”. Pero que, “aparte de las capacitaciones para ser apoderada del “no”, nunca participé en reuniones del PPD, no tuve ninguna relación con el partido, nunca supe dónde estaba su sede”, expone Undurraga habíendo asumiendo entonces que su relación con el PPD “había sido temporal y limitada a mi aporte el día del plebiscito”. Finalmente, Undurraga explica que renunció “al PPD mediante el trámite en línea en la página del Servicio Electoral el día 2 de enero de 2020”. Lo que está fuera del plazo que dispone la ley, razón por la cual el Tricel decidió rechazar su reclamación.
Otra de las candidaturas rechazadas por haber contado con una afiliación política dentro del plazo estipulado por la ley es la de la directora de Comunidad Mujer, Alejandra Sepúlveda, aunque en su caso el desconocimiento se debería, según explica en su reclamación, a una afiliación en contra de su voluntad al partido Renovación Nacional. “El rechazo de mi candidatura es erróneo, injusto, y vulnera mis derechos, por cuando ​nunca he consentido en ingresar a militar a un partido político, cualquiera este sea”, explica en su reclamación, donde afirma que, tras sus averiguaciones, “el Servicio Electoral recibió en algún momento entre los años 1988 y el inicio del período de refichaje de partidos políticos del año 2016, de parte del partido Renovación Nacional, información respecto a que yo había ingresado a militar a dicha tienda política”.
Sin embargo, y a pesar de su explicación, el Tricel decidió rechazar su candidatura indicando en la sentencia que “la reclamante no acompañó prueba suficiente que desvirtúe los hechos de la causal invocada por el Servicio Electoral para rechazar su declaración de candidatura”. Situación ante la cual, a través de un comunicado publicado en Twitter, Sepúlveda afirma que “evaluará las acciones legales a seguir”.

Los candidatos salvados del Partido Humanista

Inicialmente el Servicio Electoral de Chile (Servel) rechazó, en un documento publicado el 28 de enero de 2021, las candidaturas del partido liderado por Luis Felipe Ramos ya que no cumplían con lo exigido en el artículo transitorio 47 de la Constitución sobre la participación de personas con discapacidad en la elección de Convencionales Constituyentes. Ante la resolución del organismo, el partido establecido en 2013 presentó una reclamación en el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel).
El artículo en cuestión estipula que en “la totalidad de las declaraciones de candidaturas de las listas conformadas por un solo partido político o pactos electorales de partidos políticos, se establecerá un porcentaje mínimo del cinco por ciento del total respectivo de candidaturas para personas con discapacidad”. De esta forma, toda la lista presentada por el Partido Humanista (PH) fue rechazada y posteriormente presentaron una subsanación de información que fue aceptada el 2 de febrero de 2021.
Sin embargo, aún existen dos candidatos representados por el partido que fueron rechazados por la ley de paridad de género N° 21.216, también conocida como la ley “cebra”, que indica que las listas presentadas deben ir en orden alternante por género. “Eso es algo bastante subsanable, por eso estamos en el proceso muy atentos suponiendo que va a haber alguna reversibilidad al respecto” indicó Catalina Valenzuena a La Tercera.

Errores administrativos

Una de las candidaturas que ya avanzamos en este artículo que había sido rechazada por el Servel, es la de la representante del Partido Liberal en la mesa técnica de la Convención, Alejandra Zúñiga. En su momento, el Servel indicó que Zúñiga no había presentado su declaración de patrimonio e intereses. Sin embargo, según explica en su reclamación, lo ocurrido habría sido que al momento de realizar la declaración, el 11 de enero de 2021, en lugar de enviarla al Servicio Electoral, la dirigió a la Universidad de Valparaíso. Versión que fue acreditada por el Tricel quien finalmente decidió aceptar su reclamación aludiendo a que Zúñiga “acompañó prueba suficiente para acreditar que realizó dentro del plazo legal su declaración de Patrimonio e Intereses y que, el error en que incurrió al enviarla a una entidad distinta del Servicio Electoral, no es óbice para tener por cumplida la exigencia legal, lo que conduce a desestimar la causal de rechazo”, explica el Tricel en su resolución.
Un caso similar se produjo con la candidatura del exvocero del comando Que Chile Decida, Daniel Andrade, quien utilizó el formulario de “funcionarios públicos”, que contiene las mismas menciones del formato “Servel Candidaturas Elecciones”, por lo que el tribunal consideró, explica en la sentencia, que sí “presentó ante la Contraloría General de la República una declaración de patrimonio e intereses”, acogiendo finalmente la reclamación de Andrade.

Las polémicas candidaturas impulsadas por Gino Lorenzini

Mientras tanto, la causa por las listas de la polémica plataforma de Gino Lorenzini sigue abierta. Después de que el Servel declarara inadmisibles 15 de las 21 listas impulsadas por Lorenzini, el Tricel resolvió en su sentencia dejar sin efecto lo presentado en la reclamación de Lorenzini a la vez que emplazó al Servicio Electoral a pronunciarse en 48 horas, es decir, a más tardar el 3 de febrero, sobre si acepta o rechaza las listas con una respectiva justificación de su decisión (ver artículo).
Finalmente, en un documento de seis páginas subido a la plataforma de Tricel el 5 de febrero pero que según el Servel estaría “tramitado” el 3 de febrero, la entidad presentó las 25 consideraciones que le llevó a rechazar estas mismas candidaturas “por integrar listas promovidas, promocionadas por una empresa comercial o con fines de lucro”, declara en su escrito:
A la fecha, la plataforma del Tricel no presenta ingresada ninguna reclamación por parte de los de Lorenzini.
Por Agustín VázquezMagdalena Advis
Fecha 12 Feb 2021