Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Si solo tienes algunos minutos, lee estas claves:

– Consultado por ADN Radio, el día 05 de septiembre, el representante de Apruebo Dignidad, Fernando Atria, aseguró que “a los convencionales en esas materias se les aplica el estatuto de los parlamentarios”, a raíz de la polémica que involucra al convencional Rodrigo Rojas Vade.

– ¿Qué pasó? Este fin de semana el convencional constitucional -ex Lista del Pueblo y actual Pueblo Constituyente-, Rodrigo Rojas Vade, presionado por la inminente publicación de un reportaje de La Tercera, posteó un video en sus redes sociales donde admite haber mentido sobre tener cáncer y además puso en duda su continuidad en la Convención Constitucional.

– Esta afirmación por Atria es VERDADERA

– La Constitución actual que rige en Chile indica, en su artículo 134, que “a los integrantes de la Convención les será aplicable lo establecido en los Artículos 51, con excepción de los incisos primero y segundo; 58, 59, 60 y 61.”

– Así mismo, en el Artículo 60, se especifican siete razones por las cuales un representante debe salir de su cargo y ninguna de estas señala la causal de mentir sobre su estado de salud. De hecho en el mismo artículo, indica como única posibilidad: “podrán renunciar a sus cargos cuando les afecte una enfermedad grave que les impida desempeñarlos y así lo califique el Tribunal Constitucional”

– Finalmente, el académico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, Luis Cordero, señaló que “procedimientos [de destitución] adicionales a los aplicables a los parlamentarios, no existen”.

El pasado sábado 04 de septiembre se desató la polémica luego de que se conociera que el convencional constitucional, electo por La Lista del Pueblo y actual miembro de Pueblo Constituyente, Rodrigo Rojas Vade, había mentido sobre tener cáncer. En un video en sus redes sociales, explicaba los hechos, para adelantarse al reportaje de La Tercera que esa misma noche saldría publicado.

 

Consultado por ADN radio sobre la situación de su compañero de labores, el convencional constituyente de Apruebo Dignidad, Fernando Atria aseguró que “a los convencionales en esas materias se les aplica el estatuto de los parlamentarios. Entonces, la regla para el reemplazo de un parlamentario en caso de vacancia, es que el reemplazante, o la reemplazante, es nombrada por su partido político. En el caso de un parlamentario independiente no hay reemplazo”.

 

Lo indicado por el abogado constitucionalista es VERDADERO.

 

En la Constitución Política de la República de Chile establece en su artículo 134 que “a los integrantes de la Convención les será aplicable lo establecido en los artículos 51, con excepción de los incisos primero y segundo; 58, 59, 60 y 61”. Lo que significa que las causales por las que un parlamentario debe cesar en su cargo son las correspondientes al artículo 60.

 

Sin embargo, en este artículo, ninguna de las siete causales que se especifican hacen referencia a mentir sobre su estado de salud. Algunas de las causales se refieren a quien se ausente por más de treinta días de un representante sin autorización, quien celebrare contratos con el Estado o quien abogue en un juicio, también quien incite a la alteración del orden público, propicie el cambio del orden jurídico o que haya infringido gravemente las normas sobre transparencia, límites y control del gasto electoral mientras ocupe su cargo.

Además, el artículo establece la única razón por la que un parlamentario o convencional puede renunciar a su cargo: “Los diputados y senadores podrán renunciar a sus cargos cuando les afecte una enfermedad grave que les impida desempeñarlos y así lo califique el Tribunal Constitucional”. En cuanto a esto, Luis Cordero, académico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, indicó a Contexto Factual sobre este caso, que los “procedimientos [de destitución] adicionales a los aplicables a los parlamentarios, no existen”.