Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

En el último Frente a Frente Constituyente previo a las elecciones del 15 y 16 de mayo, presentamos a los dos candidatos más populares de la isla. Rafael Tuki (50), quien fue consejero representante del pueblo Rapa Nui ante la Conadi entre 2016-2020 y Thiare Aguilera, (39) abogada y fue elegida con la primera mayoría en las elecciones primarias realizadas en Rapa-Nui en enero de este año.

Rafael Tuki (IND, voto 113) y Tiare Aguilera (IND, voto 110) ocupan los primeros lugares aportes personales en Rapa Nui, que a pesar de ser muy menores a los que se reciben en el continente (de hecho Rafael ha recibido tres aportes y Tiare dos durante todo el periodo de campaña electoral), ambos son reconocidos en la isla por su trabajo territorial e identitario.

Por lo mismo, quieren ir a la Convención Constitucional a defender un modelo distinto al extractivista y a volver a plantear la autonomía de la isla en la nueva Carta Magna, que durante años ha sido parte de la discusión . Conoce sus ideas en el último Frente a Frente Constituyente previo a los comicios de este fin de semana.

  1. ¿Por qué decidió ser candidata a la Convención Constitucional? ¿Hay alguna frase o reflexión que haya ocupado durante su campaña que refleje su visión para la Carta Magna?

Rafael Tuki: Mi frase es la libre determinación de los pueblos. Un mensajero para colocar en la Carta Magna de Chile, un acápite especial sobre nuestra condición de libre determinación como pueblo Nación Maorí Rapa-Nui (civilización Polinésica), en Libre Asociación con el Estado de Chile. Esta condición jurídica Internacional se fundamenta en la libre determinación establecidos en el Tratado Internacional de Acuerdo de Voluntades de 1888 entre nuestro Rey y el Estado de Chile, ratificados por los Pactos Internacionales de Derechos Humanos de la ONU, Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU, Convenio 169 de la OIT y las resoluciones 1514 y 1541 de la ONU sobre Territorios bajo Colonia.

Tiare Aguilera: Como mujer rapanui y abogada sentí el deber de participar en este proceso histórico para nuestro país y especialmente para los pueblos originarios. El día 3 de enero del año en curso se llevaron a cabo Elecciones Primarias en la Isla que fueron organizadas por las dos máximas organizaciones tradicionales de rapanui. Este acto de civilidad es lo que me impulsó a inscribirme y poner a disposición mis conocimientos y experiencia para que el pueblo rapanui se manifestara en las urnas. La importancia de la representación de un pueblo implica independencia partidista, conocimiento del territorio, de las demandas históricas, de la problemática actual y de sus necesidades. Al obtener la primera mayoría en las elecciones primarias, asumí el compromiso de llevar la voz de mi pueblo, su cosmovisión, historia y anhelos al diálogo constituyente, pudiendo así enriquecer con una mirada polinésica, oceánica e insular, la nueva Carta Magna de nuestro país.

  1. La pandemia más que nunca, ha dejado en evidencia los problemas que tiene nuestro sistema de salud. ¿Cuál es su propuesta para mejorar el acceso y también la calidad de la salud en el país y tomaría alguna medida especial para Rapa Nui?

R.T:  Recaudar los recursos que las grandes empresas y transnacionales como las mineras que evaden y eluden el pago de sus contribuciones facilitado por leyes corruptas. Son grandes recursos para solucionar los problemas económicos, sociales y culturales, mejorando la calidad de vida en general. Desde ahí debe estar garantizado el acceso y atención a todas las personas en el sistema público de salud nacional. En el caso de Rapa Nui necesitamos una infraestructura y personal del nivel que hay en las clínicas privadas. Desde hace décadas que nuestra gente se suben al avión para viajar por salud al continente y regresan en bodega de carga, es decir muertos, este genocidio no puede continuar.

T.A: En la Constitución actual, Rapa Nui es considerada Territorio Especial junto a Juan Fernández, principalmente por la fragilidad ecosistémica y cultural. Ambos territorios oceánicos, con una presencia elevada de flora y fauna endémica, alejadas de Chile continental y además, con la existencia del pueblo polinésico de Rapa Nui.

Abordar los problemas que enfrenta nuestro país, principalmente en materias de derechos sociales, tales como la educación, salud, pensiones, vivienda, entre otras materias, implican cambios estructurales de relevancia, tales como un Estado más participativo, solidario y que no prime un enfoque individualista en los derechos antes enunciados, inspirados en el libre mercado. Lo antes expuesto se robustece con mayor autonomía territorial, el reconocimiento de los pueblos originarios en la Carta Marga y la incorporación de las cosmovisiones de los pueblos originarios en estas materias.

  1. Respecto al sistema de pensiones ¿Cuál es el modelo que usted pretende defender en la Convención Constitucional?

R.T: El sistema de reparto del fondo solidario es una estafa piramidal creada después de la 2° Guerra Mundial por el Banco Mundial, que se aplicó en todos los Países del mundo, es decir, mucha mano de obra y pocos jubilados. Este Banco sabiendo el aumento de jubilados para las décadas futuras que dejaría en evidencia este modelo de estafa, introdujo en Chile el sistema de Capitalización Individual. No es un mal sistema, solo hay que derogar las más de 870 modificaciones realizadas por los supuestos gobiernos democráticos, es decir, volver la ley a su espíritu original de beneficiar a los afiliados y no a las empresas. Que los afiliados sean accionistas en las empresas que invierten nuestros recursos.

T.A: Las principales demandas que se hicieron manifiestas por la ciudadanía en el estallido social dicen relación con tres materias fundamentales para poder vivir dignamente; Educación, salud y Pensiones. La dignidad es clave, principalmente en materia de pensiones, por tanto, esta materia fundamental requerirá de un análisis técnico para que pueda materializarse dicho anhelo. Será un diálogo entre los diversos miembros que conformarán los 155 escaños del presente proceso y la oportunidad de cambiar paradigmas en nuestro país. Sin embargo, lo antes expuesto no diferirá sustancialmente si no logramos llegar a consensos fundamentales para que nuestro país pueda avanzar y fortalecer materias que son basales para el buen vivir.

  1. La educación ha sido un eje fundamental en los últimos diez años y la preocupación de las personas hacia la calidad y acceso a ella ha generado numerosas movilizaciones sociales. ¿Está de acuerdo con aquellas demandas y cómo respondería desde la Convención Constitucional a ellas, principalmente en una educación que visibilice y reconozca la historia de nuestros pueblos indígenas?

R.T: Todos los derechos en cualquier país del mundo necesita de recursos económico para el logro de su cumplimiento. En esta Constitución lo más importante para el cumplimiento de estos derechos es la recaudación de contribuciones y recursos Naturales en manos del pueblo de Chile y pueblos originarios para el buen vivir. Teniendo nuestra autodeterminación fijamos nuestro método de educación propia basado en la ética y valores humanos de nuestros ancestros.

T.A: Muy de acuerdo con las demandas que fueron levantadas en las diversas movilizaciones acaecidas en nuestro país. Rapa Nui posee una cultura polinésica, un idioma propio que todavía hoy se escucha entre su gente, pero con el peligro constante de desaparecer. Cuando eso ocurre, se produce una desconexión con el territorio, con nuestra tradición oral, con los cimientos de nuestra cultura. Al no ser reconocidos como pueblo, nuestro país niega la diversidad de culturas, cosmovisiones, realidades y eso produce un desbalance. El reconocimiento de pueblos indígenas implica la incorporación de derechos colectivos, el resguardo y promoción de sus idiomas, mayor autonomía y participación y la continuidad en nuestros territorios.

  1. Ambos buscan representar al pueblo de rapanui en la Convención Constitucional. ¿Cuáles son las principales ideas que van a representar? ¿Qué desafíos han enfrentado en su relación con el continente?

R.T: Recalcar en la Constitución el derecho de libre determinación aprobados por Chile en los pactos internacionales de Derechos Humanos garantizados en la Constitución en el artículo 5° incisos segundo, donde reconoce la limitación de la soberanía constitucional de Chile. El desafío es el mismo de hace más de un siglo, que Chile cumpla el Tratado de Acuerdo de Voluntades de 1888 y sus propias normas de derechos humanos.

T.A: La pandemia nos ha dado una gran lección como pueblo. La urgencia de contar con mayor autonomía es fundamental para que las decisiones que se tomen tengan relación con las necesidades de nuestro territorio. El buen manejo de la crisis sanitaria en Rapa Nui demostró con hechos que cuando las decisiones se toman desde lo local terminan siendo por lo general muy exitosas. Ejemplo de ello también lo hemos demostrado en educación, cultura y medio ambiente. Es dable que esa capacidad de los territorios para decidir respecto a las materias que les son relevantes es algo urgente de abordar.

  1. De acuerdo a su trabajo territorial y lo que ha conversado con las personas ¿Qué cree usted que es lo más importante para ellas que esté en la nueva Constitución?

R.T: Libre Determinación pueblo nación Maori Rapanui para crear su gobierno propio y sus leyes propias para evitar el genocidio silencioso que vivimos actualmente por las leyes de asimilación como colonia de Chile.

T.A: Reconocimiento del tratado de voluntades entre el pueblo rapanui y el Estado Chileno, reconocimiento de nuestras organizaciones tradicionales, idioma, cultura, idiosincrasia, bandera, territorio. Esos son los temas recurrentes que las distintas familias me han señalado. Siendo fiel a las aspiraciones del pueblo rapanui, debo trabajar en la materialización en la Constitución de dichas demandas, a través del fortalecimiento de principios, derechos, deberes, creación de institucionalidad, participación efectiva de los pueblos, entre otros mecanismos.

  1. ¿Cuáles cree usted que son sus fortalezas y debilidades en la generación de acuerdos que serán necesarios en la Convención Constitucional?

R.T: La fortaleza, es que muchos de nuestros derechos ya están garantizados por los tratados internacionales en la Constitución de Chile. La debilidad, que gane las elecciones personas sin ética y que no quieran cambiar la Carta Magna.

T.A: Nací en Rapa Nui, estudié y viví en la Isla y por razones de estudio debí trasladarme a Santiago, España, China y Hawai. Mi experiencia de vida me ha acercado a distintas realidades, culturas, países. La oportunidad de conocer diversas culturas me ha convertido en una persona más tolerante, abierta a escuchar, respetuosa con la diversidad y embajadora de mi pueblo y de mi país. Soy mujer, madre y mi foco durante los últimos años ha sido trabajar en materias medioambientales, de educación, cultura, patrimonio y ordenamiento territorial. Son mi experiencia de vida, educacional y laborales las que me han dado herramientas para considerar que puedo aportar en el diálogo constituyente.

Como debilidad puedo señalar mi poca experiencia en política, pero aprendo cada día por la necesidad de que este proceso sea exitoso.

  1. ¿Usted cree que Chile necesita un cambio de modelo social-económico y cultural? y de ser así, ¿Cómo se lo imagina?

R.T: Se ha demostrado que ni el socialismo ni el capitalismo ha traído beneficios ni al pueblo ni a los Estados, lo importante independiente del sistema, es la ética y educación de quienes tienen que gobernar y Leyes con castigos ejemplares a la corrupción. Los recursos naturales en manos del pueblo para el pueblo es lo más importante en esta ecuación.

T.A: Si, el modelo extractivista ha generado innumerables desigualdades territoriales, sociales, culturales y económicas. Las zonas de sacrificio se han normalizado, el país crece económicamente pagando costos elevados para nuestro medio ambiente y su población. La crisis climática y el cambio global son una realidad, la escasez hídrica se expande aceleradamente a lo largo y ancho de nuestro país, el consumo desmedido, las deudas bancarias, la obesidad. Rapa Nui depende del turismo, es su máxima actividad, pero la crisis sanitaria nos ha dado muchas lecciones para trabajar de mejor manera en la soberanía alimentaria y de repensar el turismo para que sea una actividad sustentable y sostenible. Desde nuestra experiencia podemos aportar en alternativas para un cambio en el modelo social-económico y cultural para nuestro país.

*Al igual que todos los Frente a Frente Constituyentes de Contexto Factual, intentamos no intervenir las respuestas de los candidatos o candidatas excepto que existan graves problemas de redacción. Todas las respuestas y dichos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan posturas de nuestro medio. 

Por Daniela Yáñez
Fecha 13 May 2021