Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral

La activista feminista y ex subsecretaria del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) ha trabajado durante años en movimientos por los derechos reproductivos de las mujeres, así como por los derechos humanos en general. Hoy considera que el proceso constituyente es esencial para el futuro del país, pero teme que los acuerdos terminen por no representar a la sociedad chilena.

Es referente en el movimiento feminista del país y ha impulsado múltiples iniciativas desde la Mesa de Acción por el Aborto en Chile, que es un “espacio de articulación integrado por diversas organizaciones de mujeres y feministas, organizaciones de derechos humanos, y de lucha por los derechos sexuales y reproductivos” creado en 2015. Amnistía Internacional (AI), Asociación de Abogadas Feministas (ABOFEM), Corporación Humanas, Observatorio contra el Acoso Callejero (OCAC), Marcha Mundial de las Mujeres Chile (MMM), académicas de la Universidad de Chile y Universidad Diego Portales, y los Frentes Feministas de Revolución Democrática, Comunes y Convergencia Social son algunas de las agrupaciones que participan del espacio.

A través del espacio, Maira ha creado líneas estratégicas para la despenalización social del aborto; la vigilancia del acceso al aborto legal; la incorporación de los derechos sexuales y reproductivos en la Constitución y ampliación de la legislación actual; y el fortalecimiento del movimiento por el aborto en el país. Así como han creado campañas para la visualización de la realidad del aborto en Chile y cuentan con estadísticas nacionales en la materia.

Lee todas las opiniones de Gloria Maira a continuación:

  1. ¿Cómo cree que será el país después del proceso constituyente?

De todas maneras, un país mejor porque habremos participado en la definición de nuevos acuerdos de convivencia. El grado de satisfacción con este proceso dependerá en mucho de la participación que se habilite en la convención constitucional, tomando en cuenta las desigualdades que marcan vivir en otras regiones, en zonas aisladas y sin conectividad, o pertenecer a grupos tradicionalmente vulnerados en sus derechos.

  1. Si tuviera que elegir uno sólo, ¿qué elemento le gustaría ver plasmado en la nueva Constitución y por qué?

El reconocimiento de los pueblos originarios como pueblos. Eso significa que Chile deje de ser un “estado unitario”, que se ordena jerárquicamente en desmedro de lo culturalmente distinto de lo occidental y cristiano, y pasa a ser un estado plurinacional y multicultural. Este reconocimiento abre la posibilidad de diálogos distintos entre quienes habitamos este largo y estrecho territorio, poniendo en común lo que importa: una buena vida en armonía con la naturaleza y con respeto a los bienes comunes.

  1. En una frase, ¿cómo definiría la importancia de la Constitución para la vida cotidiana?

Mientras más se parece la constitución a lo que queremos ser, mejor es la vida cotidiana. Si el agua deja de ser privatizable y se convierte en un bien común irrenunciable, ¿se imaginan cómo cambiaría el día a día en todos esos lugares en que la población vive a la espera del camión aljibe?

  1. Si tuviera la oportunidad de optar a un cargo público, ¿cuál sería y por qué?

Directora del SERNAMEG, porque es órgano que participa en la definición e implementación de la política pública para avanzar hacia la igualdad sustantiva. Con un Estado garante de derechos, que espero se logre en la constitución, habrá que repensar la red institucional para dar respuesta a este nuevo rayado de cancha, y que la acción pública sea sustentable en sus objetivos.

  1. ¿Qué es lo que más y lo que menos le gusta de la sociedad chilena?

Me gusta ese deseo permanente de comernos algo rico, del placer que encontramos en la comida.

No me gustan los dogmas que llevamos colgados como lápidas porque no nos hemos preguntado cosas obvias. ¿Porque se mantiene penalizado el aborto? ¿Por qué la ley penaliza con cárcel el derecho a decidir de las mujeres sobre algo tan fundamental como su maternidad?

  1. ¿Qué destaca de los que están en una vereda política distinta a la suya?

La unidad en torno a sus intereses de clase. Ahí nadie se pierde.

  1. ¿Qué ha aprendido con el debate constituyente?

Que en la construcción de acuerdos sobre lo que finalmente contenga el texto constitucional habrá que hacer de tripas corazón más de una vez. Pero, las transformaciones que se logren, todas las que podamos, deben ser profundas y radicales, como el reconocimiento y valoración del trabajo de cuidado

  1. ¿Cuál derecho cree que debería pesar más en la nueva Constitución?

Ninguno, porque la vulneración de un derecho afecta el ejercicio de todos los demás. Una mujer que vive violencia ve afectada su integridad, y también su derecho a la vida, la salud, la educación, el trabajo, a una vida sexual plena, a decidir si es o no madre… y suma y sigue porque compromete toda la vida de esa mujer, todos los días.

  1. ¿Qué mantendría y qué sacaría de la Constitución actual?

Mantendría el nombre.

Sacaría la familia como núcleo fundamental de la sociedad porque es la base de una construcción conservadora, discriminatoria y excluyente de las libertades y los derechos de las personas y sus espacios afectivos.

  1. Si tuviera que elegir un representante en la Convención -sea o no candidato o candidata-, ¿quién sería y por qué?

Beatriz Sánchez por su compromiso con un mejor país, sin abusos, y por su coherencia política. Es mujer, es feminista y viene devuelta de varias batallas, donde lo pasó mal, y ya no le pasan gato por liebre.

Por Magdalena Advis
Fecha 31 Mar 2021