Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

A través de cuatro paneles con destacados expertos nacionales e internacionales, desde Espacio Público se llevó a cabo un seminario para analizar la propuesta elaborada por la Convención Constitucional y las proyecciones del camino que sigue adelante. Conoce los temas, opiniones y apreciaciones al respecto a continuación.

El pasado jueves 4 de agosto se llevó a cabo el seminario Hablemos de la Constitución organizado por Espacio Público. A continuación, te contamos de qué se trató cada panel con las visiones de los expertos sobre la propuesta.

Hablemos de distribución del poder

¿Se distribuyó el poder en la propuesta constitucional? Es una de las preguntas que se planteó en el panel liderado por el académico de la Escuela Gobierno de la UC, Diego Gil, en donde se conversó sobre la percepción e influencia del estallido social, el Estado regional y la relación entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo.

La directora del Instituto de Estudios Latinoamericanos en Columbia University, María Victoria Murillo señaló que la redistribución de poder se remonta a lo ocurrido en octubre de 2019: “Ha habido una redistribución del poder, sí, pero esa redistribución no tiene absolutamente nada que ver con esta constitución. La Constitución refleja esa redistribución del poder y por eso la extensión que tiene, 392 artículos que tratan de responder a las múltiples demandas que había en la calle”.

Asimismo, Murillo agrega que la propuesta no implicaría un nuevo statu quo: “En el mundo hay una gran atención al proceso y sobre todo por estas innovaciones: el tema paritario, el tema indígena y el tema medioambiental, que son innovaciones a nivel mundial. Pero, que en Chile (el cambio) sea dramático el día que se apruebe –si es que se aprueba– me parece que no va a ser tan así”. 

También hubo consenso respecto a dónde se redistribuyó el poder fue respecto a la descentralización. La profesora asociada Instituto de Ciencia Política de la Universidad Católica, Julieta Suárez-Cao señaló que “la propuesta lo que hace es poner un piso mínimo y muchas de las cosas de implementación, en especial de descentralización administrativa y fiscal, quedan a la ley. Ahora, va a ser más difícil recentralizar porque ahí sí que vas a necesitar una reforma constitucional, debido a este piso mínimo. Pero de todas maneras, para llegar a una regionalización más profunda, vas a necesitar un proceso de implementación relativamente largo”.

En tanto sobre la relación del Ejecutivo y el Congreso, el director del Doctorado del Instituto de Ciencia Política de la UC, Gabriel Negretto indica que se disminuye el poder presidencial y se fortalece la legislatura: “No hay nada en los cambios producidos que haga pensar en una disfuncionalidad profunda del funcionamiento del Sistema Político. Pero me preocupa más lo que no se hizo, que lo que se hizo”.

Al respecto Negretto indica que “lo que no se hizo fue justamente tomar en cuenta que, al fortalecer la legislatura se le está dando poder a mayorías legislativas que, dada a la fragmentación del sistema partidario, van a ser incoherentes e inconexas. En general van a responder a facciones de la oposición política y van a tener ahora más poder, bastante más poder que el Gobierno”.

Revisa el panel completo pinchando aquí.

Hablemos de derechos sociales y los desafíos de su implementación

Cómo se van a implementar los derechos consagrados fue uno de los temas que se tocaron en el panel moderado por el profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Chile y director de Espacio Público, Luis Cordero.

Joan Subirats, ministro de Universidades de España y experto en políticas públicas destacó que para poder garantizar los derechos debe haber una coordinación entre el Estado central y la administración regional que se fortalece en la propuesta. Asimismo, analiza la participación ciudadana en esto: “La gente ha de formar parte de la definición del problema (…) No puede ser que pensemos que por el mismo hecho de que lo proponemos constitucionalmente va a poder implementarse de manera real. La complejidad tiene que ser compartida y los expertos tienen que ser capaces de dialogar con las comunidades”. 

En la misma línea se expresó Verónica Undurraga, académica de la Facultad de Derecho de la Universidad Adolfo Ibáñez y directora de Espacio Público: “Las políticas públicas necesitan tener una especie de retroalimentación permanente con los beneficiarios y beneficiarias de los sistemas de provisión de derechos sociales. Ahí puede haber un desajuste y va a ser difícil hacerlo”. 

En tanto Rodrigo Uprimny, profesor titular Universidad Nacional de Colombia, investigador senior de Dejusticia e integrante del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas se refirió a la importancia de la consagración de este tipo de derechos en un texto constitucional: “En la medida que uno incorpora derechos sociales, no solo le establece al Estado obligaciones de hacer o provisiones, sino que también le establece autorizaciones. Yo entiendo que ese es uno de los grandes bloqueos de la Constitución de 1980 de Chile que hay cosas que le impide hacer a los gobiernos progresistas y en esa medida bloquea la democracia. Me parece que uno de los grandes adquiridos de este proyecto constitucional es desbloquear la democracia en favor de los derechos sociales”.

Revisa el panel completo pinchando aquí.

Hablemos de plurinacionalidad y sus alcances

El director del doctorado en Economía de la Universidad de Talca y director de Espacio Público, Dany Jaimovich, moderó el panel enfocado en lo que significa ser un país plurinacional y cuáles son las consecuencias de ello.

El abogado y profesor titular de Rutgers Law School (EE.UU.), Jorge Contesse señaló que la plurinacionalidad debe entenderse como un fenómeno donde se disponen dispositivos institucionales a través de los cuales los Estados, que permanecen únicos e indivisibles, se relacionan e interactúan jurídica y políticamente con los pueblos indígenas.

“¿Qué es lo que hace la propuesta, la idea de plurinacionalidad y específicamente un principio que ha quedado oscurecido, la interculturalidad? Es justamente entender esas formas de vinculación del Estado y los pueblos que no se separan, no segregan, sino que buscan relacionarse a través de canales institucionales”, argumentó Contesse.

La profesora titular de Macquarie University (Australia) y experta en derecho constitucional comparado indígena, Shireen Morris, hizo una comparación con el texto australiano que busca avanzar el reconocimiento de derechos indígenas: “Este reconocimiento busca la reforma de una relación de poder justa. La Constitución colonial le da al Gobierno mucho poder para hacer leyes y políticas que afectan a los pueblos indígenas y a menudo los tratan de manera injusta”.

Por esto, también resaltó la necesidad de que las comunidades indígenas sean partícipes de las decisiones que los involucran: “Las políticas y las leyes respecto a los pueblos originarios tienen que ser hechas en una consulta con ellos, que es muy similar a lo que Australia está proponiendo”.

Por otro lado, Contesse se refirió además al pluralismo jurídico en la propuesta constitucional: “Lo que hay es poco. La propuesta lo que hace es introducir el concepto, el principio de pluralismo jurídico, pero no avanza. No establece formas específicas de interacción, no delimita los ámbitos de competencia y por lo tanto todo eso, hoy día está entregado a la legislación”.

Sobre la aplicación de la plurinacionalidad y su alcance, Morris señala que “hay que ver cuáles son los principios que están dentro de la Constitución y después de eso hay que ver que la estructura funcione. Todos los sectores, izquierda y derecha, indígenas y no indígenas. Se requiere que todos trabajen en conjunto y que mejore constantemente”, agregó.

Revisa el panel completo pinchando aquí.

Hablemos del proceso constituyente como una oportunidad para procesar nuestros conflictos

En el último panel de la jornada, moderado por la economista y directora de Espacio Público, Andrea Repetto, se conversó acerca del proceso constituyente más allá del resultado del texto sino que su proyección.

“¿Termina este proceso con este momento del plebiscito? Yo creo que no, porque si algo pudimos constatar allá adentro (de la Convención) es que la fractura, las rabias, los resentimientos, las distancias y el desmembramiento comunitario era más grande de lo que uno quería creer o pensar”, señaló el periodista Patricio Fernández.

Marta Ruiz, Comisionada de la Comisión para el esclarecimiento de la verdad, la convivencia y la no repetición de Colombia, comentó la experiencia de su país tras la promulgación de la constitución colombiana en 1991 y su significado actual: “Es lo que defendemos todos los colombianos en este momento y crea que está más viva ahora que hace 30 años. Lee más la realidad de hoy. Creo que la sociedad, normas e instituciones han ido encontrando una convergencia en estos 30 años, pero sin duda ha sido un proceso de múltiples negociaciones, disputas y esfuerzos para encontrar los balances necesarios”. 

¿Qué es lo que viene para nuestro país? “Lo que vamos a entrar ahora es en el tiempo de la política nuevamente. Y el tiempo de la política no se ha preparado para el tiempo de la política y lo que vemos es una lectura de la Convención de una especie de triunfo de un lado sobre otro, de una imposición blanda, como es leído por algunos sectores. Pero nos importa cómo piensan esos sectores porque es con ellos con quien hay que hacer los acuerdos y esos son los sectores en donde hay que buscar la adhesión”, señaló la académica de la Universidad de Santiago, Kathya Araujo.

Araujo también se refirió a los miedos que implica el proceso y la necesidad de abrir y profundizar el diálogo: “Los temores están justificados y hay que abordarlos porque todos estos cambios implican renuncias. Hay algo que se pierde. Incluso cuando decimos ‘vamos a instalar la paridad’ hay alguien que pierde. Eso hay que pensarlo en términos más sistémicos y anticipar que eso es algo que tiene que tener sentido. Esa idea de cómo trabajar las renuncias necesarias, las pérdidas necesarias, cómo hacer de eso un sentido común, yo creo que es algo que nos falta”.

Al respecto, y analizando el escenario en que gane el Apruebo o el Rechazo y que ambos proponen avanzar respecto al modelo actual, Fernández señaló que “aquí si le ponemos atención es un cambio bien grande. No hay dos concepciones de mundo en juego. No es la evolución versus el statu quo, no es socialismo versus capitalismo. ¿Estamos polarizados? Yo creo que más bien estamos gritones y hay algo de eso donde viene bien algo de sobriedad, un cambio de tono”.

Ruiz cerró su intervención hablando del rol de los partidos políticos y el hecho de que hubo una separación de las instituciones de representación como el Congreso y la efectiva representación, argumentando que se deben reintegrar: “Es muy difícil cargarle a las instituciones toda la representación de lo social (…) No podemos seguir pensando en los partidos como en el pasado, pero tampoco podemos pensar democracia sin partidos porque eso es un salto al vacío”.

Revisa el panel completo pinchando aquí.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 10 Ago 2022