Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Entre el 11 y el 17 de octubre, las organizaciones autorizadas para hacer propaganda juntaron $47,5 millones. ¿Cómo se distribuiría ese dinero si se pusiera sobre una mesa en fajos de billetes de $100 mil? El desequilibrio -tal como ha sido durante todo el período de campaña- sería evidente. Mientras que el Apruebo juntaría apenas 33 fajos que provienen de fuentes desconocidas, el Rechazo se llevaría 432, es decir, el 91% de los recursos, y más de la mitad sería aportado por personas identificadas con nombre y apellido. Otro dato interesante: mientras que el gasto para promover un cambio de Constitución lo dominan los partidos políticos, la inversión para mantener la que está vigente es financiada principalmente por organizaciones de la sociedad civil.

Hagamos el ejercicio mental de poner sobre una mesa todo el dinero que los comandos, partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil recaudaron para financiar sus campañas entre el 11 y el 17 de octubre, la penúltima semana previa al plebiscito. Habría que separarlo en cuatro espacios, uno para cada opción que será sometida a consulta ciudadana este domingo. Por una parte, estaría el Apruebo; el Rechazo, inmediatamente a su lado; al otro extremo estaría la Convención Constitucional y, junto a ella, la Convención Mixta. ¿Cómo se repartirían los casi $47,5 millones que reportaron ante el Servicio Electoral (Servel) durante ese período?
Pensémoslo en fajos de 10 billetes de $10.000, cada uno, es decir, de $100 mil. Habría 474 de ellos arriba de esa mesa y la distribución estaría lejos de ser pareja.
En el espacio reservado para aquellos que sí quieren cambiar la Constitución vigente, habría que ordenar 33 fajos. Justo al lado, en el área de los que opinan todo lo contrario, que no es necesario cambiarla y rechazan hacerlo, habría 432 de esos montones de billetes, o sea, 13 veces más.
En el otro sector, donde están los espacios de las convenciones Constitucional y Mixta, sobre el primero habría que poner nueve fajos (y un par de billetes sueltos) y en el segundo nada, ni siquiera una moneda, porque ni esta semana ni las anteriores se han reportado ingresos para costear la propaganda que promueve un órgano constituyente compuesto en partes iguales por ciudadanos electos y parlamentarios en ejercicio.
Los antecedentes para realizar ese ejercicio hipotético son los que arroja el informe N° 10 de la Lupa Electoral, que monitoreó el flujo de recursos de campaña durante ese período.
¿Quién puso cada fajo? En el Apruebo, no se sabe. Los poco más de $3,3 millones que juntó esa semana fueron aportes sin publicidad, cada uno por menos de 40 UF, por lo que la ley no le exige que transparente el origen del dinero. En el Rechazo, en cambio, más de la mitad fue donado por alguna persona identificada con nombre y apellido.
El diputado Patricio Melero (UDI), a través de su partido, aportó $1,25 millones. La Fundación País Justo obtuvo de parte de Mercedes Cifuentes $8,45 millones y del expresidente de Codelco, Gerardo Jofré, otros $5 millones. La Corporación de Beneficencia Acción Republicana recibió de Isabel Ugarte $7,65 millones; de Carlos González, $4,65 millones; y de Paz Wunkhaus, $1,3 millones.
Durante esos días también disminuyó el gasto electoral reportado, en comparación con la semana anterior. Entre el 11 y el 17 de octubre se registraron $12,6 millones en egresos por la opción Apruebo (19,93%), mientras que por el Rechazo se invirtieron $50,6 (80,07%). En cantidad, los resultados de estas jornadas son la mitad que la semana anterior, pero la proporción no varía.
Los partidos políticos son los que más gasto han realizado para el Apruebo, mientras que para el Rechazo tres cuartas partes del dinero utilizado para costear publicidad en medios de comunicación digitales, impresos y radiales ha sido invertido por organizaciones de la sociedad civil.
Los principales gastos realizados por partidos corresponden al Partido Ecologista Verde ($10,3 millones)  a favor de una nueva Constitución; y, en contra a esa opción, a los partidos UDI ($5,98 millones) y RN ($5,7 millones). Entre las organizaciones civiles, los principales gastos corresponden a la Fundación País Justo ($28,78 millones), la agrupación De Tí Depende ($2,7 millones) y la Corporación de Beneficencia Acción Republicana ($2,7 millones), todas por el Rechazo.
Los invitamos a descargar el informe N°10 de la Lupa Electoral y a revisar los gráficos a continuación:
Aportes:

Gastos: