Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

739 transferencias de dinero para financiar propaganda por cualquiera de las alternativas que se someterán a consulta ciudadana. Un total de $481 millones recaudados: el Rechazo se adjudicó el 83%, el Apruebo un 12% y la Convención Constitucional un 5%. La opción por una Convención Mixta no obtuvo ni un solo peso en todo el proceso. ¿El origen de los fondos? Menos de la mitad proviene de 47 donantes “no anónimos”, de los cuales 39 aportaron para rechazar una nueva Constitución. De todos los recursos captados, queda todavía un 15% por gastar. Este es el penúltimo balance de la Lupa Electoral con los datos reportados ante el Servel desde que partió legalmente el período de campaña hasta el martes 20 de octubre, cinco días antes del plebiscito.

Si el resultado de la carrera se definiera por la capacidad de recaudar fondos, Renovación Nacional (RN) la habría ganado inapelablemente hace ya un buen rato. De las 41 organizaciones que reportaron ante el Servicio Electoral (Servel) haber recibido aportes desde que comenzó la campaña el 26 de agosto y hasta cinco días antes del plebiscito, fue por lejos la que más juntó. Es uno de los datos que surgen a partir del informe N° 11 de la Lupa Electoral.
En total son $148,5 millones. Eso significa que de cada 100 pesos que se donaron para el financiamiento de toda la propaganda para promover alguna de las alternativas que estarán en las papeletas del domingo, 31 fueron directo a las cuentas de RN.
Claro, entre partidos políticos, comandos y organizaciones de la sociedad civil inscritos para hacer campaña, el conglomerado parte de Chile Vamos era el único que apostaría por todas las opciones: Apruebo/Rechazo y Convención Constitucional/Convención Mixta. Pero ahí no está la respuesta a su alta recaudación. Apenas un 1,5% de esos fondos fueron para promover un cambio de Constitución (los $2,3 millones que puso la diputada Ximena Ossandón), mientras que todo lo demás fue para la opción contraria, el Rechazo. Es decir, su discurso público de ser como “una familia donde hay diversas posiciones” no se reflejó en sus ingresos de campaña.
En lo global, la tendencia dominante del Rechazo en términos de recursos obtenidos nunca se revirtió. De las 739 transferencias de dinero registradas hasta el 20 de octubre en contexto de campaña, la mitad fue para costear esa opción, y en cuanto a volumen de recursos, implicó que se pusieran a ese lado de la balanza el 83% de todos los recursos recaudados. En otras palabras, la diferencia no estuvo tanto en la cantidad de donaciones, sino que en los montos aportados.
Se puede medir en aportes con y sin publicidad. Los primeros corresponden a todos los donantes que transfirieron individualmente más de 40 UF y que por ley deben hacer pública su identidad, mientras que los otros son los que aportaron menos de ese monto y pueden mantenerse en el anonimato. 47 personas o entidades hicieron aportes “no anónimos” por un total de $231 millones. De ellos, 39 lo hicieron para costear la negativa a un nuevo texto constitucional, seis por el Apruebo y dos por una Convención Constitucional. Los 10 donantes de identidad conocida que más plata pusieron, fueron:
  1. María Teresa  Matetic Riestra, profesora y directora de una fundación educacional en Magallanes, que donó al Rechazo $14 millones en una sola transferencia a través de la Fundación Jaime Guzmán.
  2. Lucy Ana Avilés Hernández, psicóloga y filántropa, esposa del dueño de Walmart, aportó al Rechazo $13,4 millones repartidos en dos transferencias que hizo a la Fundación Vanguardia.
  3. Víctor Manuel Avilés Hernández, abogado, académico de la Universidad de Chile y hermano de Lucy Ana, también financista del Rechazo con tres aportes que suman $13 millones a la Fundación Vanguardia.
  4. Carlos Domingo Maldonado Curti, presidente del Partido Radical, que al comienzo de la campaña hizo tres donaciones a su partido por un total de $12 millones a favor del Apruebo.
  5. José Pedro Undurraga Izquierdo, presidente del directorio del Instituto Profesional AIEP, que transfirió $12 millones divididos en cuatro transferencias a la agrupación De tí Depende, para promover el Rechazo.
  6. Armando Johannensen Parker, que donó al Rechazo, a través de la organización Chilenos de Corazón, poco más de $9,3 millones.
  7. Gerardo Jofré Miranda, expresidente de Codelco, que financió al Rechazo con dos donaciones a la Fundación País Justo por un total de $9.045.000.
  8. Francisca Silva Cox, directora ejecutiva de la Fundación Justo, no donó a su propia entidad, sino que financió el Rechazo por medio de la agrupación De tí Depende con dos traspasos por un total de $8.650.000.
  9. Mercedes Cifuentes Carvajal depositó dos veces en la cuenta de la Fundación País Justo para así aportar al Rechazo con $8.445.000.
  10. Javier Domingo Larraguibel Figueroa, quien aportó a la Fundación Vanguardia $8 millones en una transferencia única para promover el Rechazo.
En el plano general, el flujo de aportes fue mayor para las organizaciones de la sociedad civil, que obtuvieron el 54% de los recursos aportados, aunque su peso varía según la opción que promovían. Por el Rechazo, efectivamente esas organizaciones fueron las que más dinero recaudaron, juntando más de $232 millones. En el Apruebo, en cambio, la mayor recaudación estuvo en los partidos políticos, que canalizaron el 69% de los fondos obtenidos.
En cuanto al gasto en medios de comunicación radiales, impresos y digitales, entre todas las entidades que han reportado egresos suman unos $409 millones, por lo tanto, al 20 de octubre aún quedaba un 15% de los fondos por gastar. De lo invertido, $79 millones corresponden al Apruebo y $327 millones a la opción Rechazo. Por otro lado, en promedio, los partidos que reportan gastos por el Apruebo han invertido un 13,29% del límite autorizado por el Servel, mientras que los de la vereda contraria han invertido un 7,68%. En cuanto las organizaciones de la sociedad civil, aquellas que han realizado gastos por el Apruebo han invertido, en promedio, un 1,1% del límite autorizado por el Servel, mientras que las que han realizado gastos por el Rechazo han invertido un 19,54%.
La próxima semana publicaremos los resultados finales de los reportes hechos ante el Servel. Mientras tanto, los invitamos a descargar el informe N° 11 de la Lupa Electoral, el penúltimo respecto a los ingresos y egresos de las campañas previas al plebiscito, y revisar los gráficos a continuación:
Aportes:
Gastos: