Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Los partidos, comandos y organizaciones que hacen campaña por el Apruebo se encuentran sobregirados: han gastado más en propaganda de lo que han logrado recaudar para financiarla. Quienes van por la opción para cambiar la Constitución han invertido un 34,2% más de los recursos que tienen a disposición, a diferencia del Rechazo, que con $116,8 millones ya gastados, aún cuenta en sus arcas con $136 millones, según los reportes de ingresos y egresos ante el Servel. Quien lidera el gasto, por lejos, es Renovación Nacional, con casi $74 millones ya invertidos. Lo llamativo es que el partido ha promovido su diversidad interna como un valor, como “una familia en la que hay distintas posturas”, justificando así ser el único conglomerado que va por todas las opciones posibles de cara al plebiscito. Sin embargo, cada peso que ha entrado y salido de sus arcas ha sido para potenciar únicamente el Rechazo.

*Este artículo fue modificado el martes 13 de octubre a las 22:00 tras haber detectado un error en los cálculos iniciales relativos a los gastos reportados por el Rechazo. Lamentamos los inconvenientes que se puedan haber ocasionado.
El balance global a 16 días del plebiscito es negativo para el Apruebo. Según los reportes que han entregado partidos políticos, comandos y organizaciones de la sociedad civil al Servicio Electoral (Servel), entre todos los que apoyan esa opción ya han gastado más dinero del que han podido recaudar para financiar sus campañas. En otras palabras, están sobregirados: han invertido un 34,2% más de los recursos que tienen a disposición. Mientras, en la otra vereda, el Rechazo goza de sanidad financiera, ya que de los $253 millones que han logrado captar su gasto a la fecha es de apenas $116,8 millones, o sea, menos de la mitad.
De eso da cuenta el Informe N° 7 sobre ingresos y egresos de campaña elaborado por la Lupa Electoral¿Quién ha gastado más? En general, los partidos políticos, y en particular -por lejos-, Renovación Nacional (RN).
El partido de Chile Vamos que preside el senador Rafael Prohens, producto de su división interna frente a qué hacer con la Constitución, es el único conglomerado político que está registrado para hacer campaña por todas las opciones que estarán en las papeletas del 25 de octubre. Han puesto fichas por el Apruebo y por el Rechazo, y respecto a los posibles órganos constituyentes, apuestan tanto por la Convención Mixta como por la Constitucional. “Como en todas las familias, hay distintas posturas”, señalan en los videos que han difundido en su franja televisiva. Sin embargo, su inversión en propaganda sólo ha sido para promover una de ellas: la negativa a cambiar la Constitución vigente.
RN ya ha invertido casi $74 millones, es decir, el 9,11% de su cuota de gasto para esta elección, y todo ese dinero ha sido para potenciar la opción del Rechazo. Eso tiene relación también con sus aportes registrados: $144,4 millones, de los cuales cada peso ha sido donado para apostar por esa alternativa. Sin embargo, a pesar de ser los que más egresos han reportado, sus números siguen azules, a diferencia de otros partidos que sí registran más gastos que ingresos.

La Unión Demócrata Independiente (UDI) ha invertido en propaganda por el Rechazo más de $16 millones, pero sólo ha recaudado poco más de la mitad. Los aportes obtenidos por el Partido Comunista (PC) no alcanzan siquiera los $700 mil, pero ya registra gastos por más de $5,2 millones, repartidos en partes iguales por el Apruebo y una Convención Constitucional. Por esas mismas opciones ha apostado el Partido Socialista (PS), que ha gastado más de tres veces el monto de $400.000 que han contenido en donaciones de privados, y el Partido Radical (PR), cuyo fondo de $12 millones fue aportado íntegramente por su presidente, Carlos Maldonado, registra gastos por sobre los $13,5 millones.

Otras casas políticas, como los partidos Humanista (PH) y Regionalista Independiente Demócrata (PRID), registran únicamente egresos. El primero no ha reportado ninguna donación, pero sí gastos por poco más de $3 millones; mientras que el segundo suma gastos por poco más de $14,2 millones, sin registrar ningún aporte externo.
Los invitamos a descargar el informe N° 7 de la Lupa Electoral y a revisar los gráficos a continuación:
APORTES:

GASTOS: