Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Los $965 que Revolución Democrática aparecía entregando a una Convención Mixta ahora aparecen como aporte para una Convención Constitucional. Evópoli logró recaudar en una semana apenas $2 que distribuyó equitativamente entre las dos opciones en que se dividen sus militantes: un peso para el Apruebo, otro para el Rechazo. El inserto en El Mercurio con el decálogo de Pablo Longueira costó más de $8 millones y no lo pagó la UDI, sino otro partido. Son datos que surgen del quinto informe de la Lupa Electoral respecto al flujo de platas de campaña previo al plebiscito del 25 de octubre.

Era, al final, un error. La semana pasada, por primera vez desde que partieron los reportes sobre el flujo de platas de campaña para el plebiscito del 25 de octubre, la opción para una Convención Mixta registraba un aporte: $965 que, de acuerdo con los registros del Servicio Electoral (Servel), los habría registrado Revolución Democrática (RD), un partido de izquierda que hace propaganda por un órgano constituyente 100% elegido en las urnas, la alternativa contraria (ver artículo). Pero ahora, según los antecedentes que tuvo a la vista el equipo de la Lupa Electoral para su informe N° 5, eso se corrigió.
El monto sigue ahí, pero ahora imputado a la Convención Constitucional. Así, las cuentas de la opción que propone una instancia constituyente conformada en partes iguales por candidatos electos y parlamentarios en ejercicio, volvió a cero.
Aunque la cifra de la donación reportada por RD es irrisoria -apenas alcanza para una lata de bebida-, parece una millonada comparada con lo que logró recaudar Evópoli durante la última semana. Fueron dos aportes de $1 cada uno, que se repartieron de forma equitativa para las dos cartas que el partido miembro de Chile Vamos jugará frente a la pregunta sobre el cambio de Constitución: un peso para el Apruebo, un peso para el Rechazo.
Otro dato llamativo que aparece en los últimos registros tiene que ver con el retorno a las pistas políticas de Pablo Longueira. Hace un mes, con una entrevista en El Mercurio, el exsenador, exministro y expresidente de la UDI, removía el tablero al anunciar que estaba de vuelta; que volvía a militar en su partido, que quería nuevamente presidirlo, que votaría por el Apruebo y que se postularía como candidato a convencional para defender en esa arena las ideas de la derecha (ver artículo). Desde entonces -y mientras espera el juicio oral que parte el 5 de octubre donde está acusado como autor de cohecho en el marco del Caso SQM-, se ha vuelto un actor activo en el ambiente de campañas. Sacó su propio canal en Youtube y el domingo 27 de septiembre publicó un inserto en el mismo diario con su propio decálogo constitucional.
Esa publicación ahora aparece en los registros de gasto reportados al Servel, pero no lo financió la UDI, sino que el Partido Regionalista Independiente Demócrata. Ese conglomerado no registra aportes de campaña, pero aun así pagó por ese inserto más de $8,4 millones, más del 50% del límite de gasto que tiene autorizado para esta elección.
Un mes de financiamiento de campañas     
A un mes de haber comenzado legalmente el período de campaña, los partidos políticos, comandos y organizaciones sociales inscritos ante el Servel han recaudado entre todos poco más de $231 millones. El Rechazo sigue a la cabeza como la opción que más recursos ha logrado captar con $188,7 millones, seis veces más que los fondos donados a las arcas del Apruebo.
Los partidos siguen siendo los principales receptores de los aportes y la mayoría de los ingresos continúan proviniendo de donantes anónimos. De los que sí se sabe la identidad, al menos en el Apruebo y la Convención Constitucional no hay nombre nuevos respecto a los que ya había hace un par de semanas (ver artículo).
En el Rechazo, en cambio, son cada vez más los que hacen aportes mayores a 40 UF, por lo que están obligados por ley a revelar su nombre. Así, Lucy Ana Avilés se convirtió en la principal financista de esta campaña a la fecha, con $13,4 millones aportados, encabezando una lista de 15 personas que han donado el 30,6% de los fondos con que cuenta esa opción para cubrir sus gastos de propaganda. Allí también figuran, entre otros, el presidente del directorio del Instituto Profesional AIEP, José Pedro Undurraga, y el secretario general de la UDI, el exdiputado y exsubsecretario de Desarrollo Regional, Felipe Salaberry.
En cuanto a gasto, el Rechazo prácticamente dobla lo que ya ha invertido el Apruebo para solventar su trabajo electoral y, a pesar de ello, son los partidarios de esta última opción los que más han agotado su margen de egresos. Los partidos que han realizado gastos para fomentar un cambio completo de Constitución ya han invertido un 17,25% del límite autorizado por el Servel, mientras que los del Rechazo han consumido apenas un 2,86% de su cuota.
Los invitamos a descargar el informe N° 5 de la Lupa Electoral y a revisar los gráficos a continuación:

APORTES:

GASTOS: