Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Agrupaciones de ciudadanos y ciudadanas no militantes en partidos políticos han criticado el acuerdo al que se llegó para inscribir candidaturas independientes en la carrera por los convencionales constituyentes. Argumentan que en la práctica la posibilidad de ser electo es muy baja. La preocupación no ha sido exclusiva, dado que diferentes parlamentarios han presentado proyectos para facilitar la inscripciones. Asimismo, diferentes partidos se han comprometido a apoyar la causa independiente, asegurando cupos en sus listas.

A casi un mes del plebiscito del 25 de octubre, cada vez toma más protagonismo el debate por lo que vendrá después: la elección de los convencionales constituyentes. Aunque todavía no se vota, muchos sectores ya dan por hecho que la opción de redactar una nueva Constitución será aprobada en las urnas y comienzan a enfocar sus fuerzas en la selección de los candidatos que se postularán para conformar el órgano constituyente. Incluso hay partidos políticos que ya han anunciado candidaturas.
Sin embargo, una de las mayores preocupaciones es que la cancha no es pareja para todos y todas. “Como están las cosas, si quieres ser asambleísta independiente, actualmente no se puede (…) En la práctica, a causa de la letra chica, no es posible”, señaló el líder del movimiento Independientes, No Neutrales, Rodrigo Jordán en entrevista con CNN Chile
Son las personas que no están afiliadas a partidos políticos las que ven una complicación en una eventual elección de convencionales constituyentes, que si gana el Apruebo, se realizaría el 11 de abril de 2021.
La ley permite que para esta elección haya listas de candidatos y candidatas independientes, en que dos o más personas podrán formar una lista electoral en un distrito específico. Un beneficio es que pueden incluir un candidato o candidata más que el número de convencionales que se elegirá en el respectivo distrito. Esto podría resultar en un aumento de posibilidades de ser electos, según el sistema proporcional con el método D’Hont, en el que una alta cantidad de votos por lista permiten la elección de una persona frente a quienes obtuvieron más votos. Pero nada lo asegura.
Desde el gobierno señalaron que preparan un proyecto de ley para facilitar la inscripción de candidaturas, pero todavía no se ha ingresado la iniciativa.
Es por esto que diferentes parlamentarios han ingresado proyectos que buscan facilitar las candidaturas independientes, ya sea al momento de su inscripción o de elección para la convención. A continuación, Contexto Factual detalla las iniciativas y compromisos que están en discusión y que podrían modificar la cancha en que competirán las distintas cartas de partidos políticos y grupos independientes para ser parte de quienes redacten una nueva Carta Fundamental.

Menor porcentaje de patrocinio

Los diputados Pepe Auth (IND), Juan Luis Castro (PS), Matías Walker (DC), Gabriel Boric (CS), Andrés Longton (RN), Francisco Undurraga (EVO), Luciano Cruz-Coke (EVO) y Fernando Meza (IND) ingresaron un proyecto de ley que busca rebajar los porcentajes de patrocinio para inscribir candidaturas y listas.
Como la ley actual determina que una candidatura individual debe ser inscrita con la firma del 0,4% de los electores del distrito, los diputados proponen bajarlo a la mitad, a un 0,2%. Asimismo, para inscribir una lista bajo la normativa vigente se necesita el 1,5% de firmas de votantes habilitados, y la iniciativa pretende disminuir el requisito a 0,5%.
Lo anterior busca emparejar las condiciones para competir, pues actualmente, el porcentaje para inscripción de listas es seis veces mayor a lo que se pide para inscribir un partido político (0,25%).
Además, los parlamentarios proponen que las firmas no tengan que acreditarse ante notario –debido a las complejidades que ha provocado el brote de Covid-19– sino que, al igual que los partidos políticos, puedan presentarse de manera electrónica usando Clave Única del Registro Civil.
“Para la próxima Convención Constituyente queremos que se elijan los mejores y los independientes, que son el 95 por ciento de Chile, tengan opciones competitivas de verdad”, dijo Castro.
El diputado agregó que “con esto, reglas claras, y los independientes a competir como corresponde, con la misma soberanía de los partidos políticos”.
La iniciativa, ya fue aprobada en general, de forma unánime, en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados.

Formar pactos con partidos

Los senadores Alejandro Guillier (IND) y Francisco Huenchumilla (DC) también presentaron un proyecto a favor de los y las independientes, que consta de tres ejes: autorizar que las firmas para inscribir las candidaturas puedan ser electrónicas; permitir a las listas de independientes formar pactos con partidos, y asegurar financiamiento fiscal a sus campañas.
Al igual que el proyecto de los diputados, el primer punto busca suprimir el requisito obligatorio de patrocinios con firmas presenciales por el periodo 2020-2021, como consecuencia de la pandemia. La petición es que el Servel establezca que los patrocinios de las candidaturas independientes puedan realizarse según la Ley sobre Documentos Electrónicos, Firma electrónica y servicios de certificación de dicha firma.
Otro de los puntos contemplados en el proyecto es permitir que las listas de candidaturas independientes puedan acordar pactos electorales con uno o más partidos políticos, lo que podría beneficiar la elección de la candidatura según el método D’Hont.
Por último, los senadores proponen que el Estado pague una cantidad de dinero equivalente al número de sufragios que hubiere obtenido el partido político que obtuvo la menor cantidad de sufragios en el distrito electoral o región, a las listas independientes, que se entregará a prorrata del número de candidatos que tenga la lista.
Huenchumilla indicó que el proceso constituyente “debe tener elementos de inclusión que otorguen al proceso la legitimidad necesaria o, lo que es lo mismo, dejar la menor cantidad posible de cabos sueltos que después permitan a ciertos grupos cuestionarlo. Sólo así, la nueva Carta Magna que tengamos no será puesta en tela de juicio, como ocurre con la actual (…) Asegurar y facilitar la participación de convencionales independientes, es integrar a otro grupo que no puede quedar excluido de este proceso, porque nadie puede quedar fuera”.

La iniciativa frenteamplista

Tal como lo indicaron los otros proyectos, la iniciativa liderada por Claudia Mix (Comunes), Marcelo Díaz (Unir, Vlado Mirosevic (PL), Giorgio Jackson (RD) y Gonzalo Winter (CS), también busca que se pueda realizar una inscripción electrónica de las firmas con el uso de la Clave Única.
Su proyecto de reforma constitucional busca entregar “mejores posibilidades de elegibilidad” de los y las candidatas independientes por sobre quienes se presenten como opciones partidistas. La solicitud es permitir los pactos y además –y la diferenciación principal con las otras propuestas– establecer mecanismos para que la ciudadanía pueda participar en la formación del nuevo texto constitucional y que esto deba estar considerado en el reglamento del funcionamiento de la Convención que sea electa.
“Sean independientes o militantes quienes resulten electos en el proceso constituyente, creemos que tienen que incorporarse mecanismos de participación que sin duda tendrá que ser la propia Convención la que se los dé, pero que tengan que estar obligados a encontrar mecanismos para que la ciudadanía pueda participar”, indicó el diputado Giorgio Jackson a El Mercurio.
Compromisos de partidos
Tal como lo habían anunciado en noviembre de 2019, el Partido por la Democracia señaló que ponía a disposición el 50% de los cupos para candidaturas en la convención constituyente para independientes y mujeres, como señaló su presidente, Heraldo Muñoz a través de Twitter.

Otro partido que también había anunciado su colaboración con los independientes fue Revolución Democrática, que a comienzos de este año también puso a disposición el 50% de sus candidaturas para independientes, con foco paritario y representativo de grupos generalmente excluidos: la mitad de las participantes serán mujeres, el 12% pueblos indígenas, el 10% personas con discapacidad, y además propiciar la participación de personas LGTBIQ+ a nivel nacional.
El Partido Progresista (PRO) indicó que cederá el 100% de sus cupos para convencionales a líderes sociales y ciudadanos independientes, motivados por un documento que el excandidato presidencial, Marco Enríquez-Ominami, envió a la colectividad para pedir que se apoyara y abriera “la cancha constituyente a los compañeros y compañeras que hacen política sin militancia, haciendo del PRO una plataforma de inclusión y formación de liderazgos”. Con ello, Enríquez-Ominami hizo un llamado a que  “el nuevo Chile que comienza sea el de la inclusión y del reconocimiento de las diferencias”.
Desde Comunes también aseguraron una reserva de cupos para independientes, pero todavía no han dado a conocer en qué prorpoción.
Por Valentina Matus Barahona
Fecha 24 Sep 2020