Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

A sólo 40 días de la inscripción de candidaturas para la Convención Constituyente, los chilenos y chilenas que residen en el exterior presionan para que el Congreso Nacional legisle a favor de conformar distritos y que puedan participar en aquella elección. Ayer la Comisión de Constitución aprobó el proyecto que crea tres distritos internacionales a su vez que determina ocho representantes en la Convención. Ahora deberá ser votado en Sala y tramitado en el Senado, todo mientras avanza el reloj.

En múltiples ocasiones se ha escuchado decir a autoridades del gobierno y el Congreso que quieren que el proceso constituyente sea altamente participativo y al menos su primera etapa lo fue: el plebiscito contó con una votación histórica que fue celebrada transversalmente -más de 7,5 millones de personas acudieron a las urnas-.
De todas maneras, la participación se puede medir de más de una forma y en distintos niveles. Puede ser en números, como cuántas personas votan y participan activamente en el acto electoral; puede ser paritaria, con una proporción equitativa de hombres y mujeres en la Convención Constitucional que se conformará el próximo año; y puede ser diversa, asegurando cupos para pueblos indígenas, personas en situación de discapacidad, minorías sexuales y otros.
En miras a aumentar la participación, grupos de chilenos y chilenas viviendo en el extranjero han exigido que sean considerados en el proceso constituyente, solicitando tener dos cupos en la Convención Constituyente mediante la creación de un distrito internacional.
“En el último plebiscito, el 86% de los y las votantes en el extranjero se manifestó a favor de la redacción de una nueva Constitución y, sin embargo, hoy se encuentran imposibilitados de elegir representantes para esta convención, lo que no se sustenta en ninguna prohibición expresa, sino que simplemente por la ausencia de un distrito”, argumentó en una carta abierta la agrupación Chile Despertó Internacional, solicitando que se legisle a favor de la comunidad chilena en el exterior.
En la misiva, también señalan que se deben evaluar alternativas que permitirían que aumente la votación de las personas en el extranjero, como el voto por correo o la instalación de consulados honorarios.

“Hoy más de un MILLÓN de voces chilenas serán excluidas. TÚ puedes cambiarlo, ya diste el primer paso al haber firmado la petición, pero aún falta!! INVITA a tu familia y amistades a sumarse y firmar para que la voz de los Chilenos tenga representación en la convención constitucional”. Así, con palabras resaltadas con mayúsculas, la agrupación Distrito Extranjero Constituye -quienes crearon una cuenta de Instagram– hace un llamado para persuadir que se legisle la participación de chilenos en el extranjero en la segunda etapa del proceso constituyente.
A través de una petición de Change.org, dirigida a la Cámara de Diputados y en específico a los parlamentarios Matías Walker, Hugo Gutiérrez, Pamela Jiles y Gabriel Boric –todos integrantes de la Comisión de Constitución– indicaron que quieren “ser parte de todo el  proceso de cambio constitucional, pero actualmente la ley nos excluye. No podemos participar en el proceso de elección de miembrxs (sic) de la Convención Constituyente. Creemos que es una injusticia. Queremos ser parte de la elección del 11 de abril de 2021”. Hasta el momento han juntado casi 3.700 firmas.
Otra de las interpelaciones a la Cámara de Diputados y Diputadas la realizaron 10 agrupaciones de residentes en América y Europa, quienes argumentaron por medio de una carta dirigida a la Comisión de Constitución, que “existen distintos preceptos contenidos en instrumentos de derechos humanos que refuerzan la importancia de la representación, la que no caduca por habitar fuera del territorio nacional. Impedir que los chilenos y chilenas puedan votar en la elección de constituyentes por sus territorios restringe de forma importante un derecho democrático esencial”, además de indicar que más de un millón de compatriotas quedaría fuera del proceso.

 

El avance en el Congreso

Los ciudadanos y ciudadanas chilenas que residen en el extranjero sólo pueden participar en tres tipos de votaciones, según establece el artículo 13 de la Constitución: primarias presidenciales, elecciones presidenciales y plebiscitos nacionales. En las elecciones de representación territorial, como parlamentarias, municipales y ahora de gobernadores regionales, no pueden. La lógica es que como se vota por los representantes directos del territorio donde está inscrito cada elector -circunscripción, en el caso de los senadores; distritos, en el de diputados; y regiones, con los gobernadores y consejeros regionales-, los que están fuera del país no pueden hacerlo porque no hay ni circunscripción ni distrito para ellos. Es decir, como no tienen representación en esas instancias, no tendrían por quién votar.
Eso ocurre también con la elección de convencionales constituyentes programada para abril de 2021.
“Impedir la votación de los chilenos y chilenas en la elección de Constituyentes no cuenta con justificación alguna, por el contrario, implica un acto de discriminación arbitraria e incluso vulneratorio del ejercicio de un derecho esencial para la configuración de un Estado de Derecho y el ejercicio de la democracia participativa”, señala el proyecto de reforma constitucional que habilita la participación de los chilenas y chilenas en el extranjero en la elección de representantes al órgano constituyente y crea tres distritos para aquella elección.

La iniciativa –que fue presentada por parlamentarios de oposición– propone que los tres distritos sean adicionales a los 28 definidos por la legislación actual y tengan un total de ocho convencionales:

Los candidatos deberían cumplir con los mismos requisitos indicados por la Constitución pero quienes resultaran electos tendrían que regresar a Chile por el periodo que dure la redacción de la Carta Magna, es decir, por hasta un año, si se llega a prorrogar el plazo inicial de nueve meses. Además, las candidaturas deberían respetar paridad y criterios para independientes.
Ayer, la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto en general y específico, por lo que ahora se deberá votar en la Sala y luego pasar al Senado. ¿El problema? El tiempo se agota. Quedan apenas 40 días para inscribir las candidaturas ante el Servicio Electoral y si no se discute alguna de las iniciativas, quienes residen en el exterior quedarán fuera del proceso.

Así, los otros tres proyectos en carpeta que regulaban la temática quedan fuera de discusión: uno de ellos era el polémico proyecto liderado por Camila Vallejo que proponía cambiar los quórum de la Convención Constitucional, que también tenía una indicación relativa a la participación de quienes viven en el exterior.