Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Si solo tienes algunos minutos, lee estas claves:

– El medio uruguayo La Diaria en la nota “Constituyentes y disidentes: la histórica representación de la diversidad sexual en la Convención Constitucional chilena”, que el 5% de las y los constituyentes electos forman parte de la comunidad LGBT+.

– Lo dicho por este medio es VERDADERO

– Tras las elecciones de mayo, ocho convencionales constituyentes abiertamente LGBT+ lograron obtener un cupo en la Convención.

– Debido a esto, todos y todas crearon la “Red Disidente Constituyente”, la cual tiene la función de velar por los derechos de las minorías.

– Los constituyentes disidentes representan un 5,1% de los 155 que fueron electos por la ciudadanía a mediados de mayo para integrar la Convención Constitucional.

La Convención Constitucional ha acaparado la atención no solo de los medios locales y nacionales, sino que ha dado la vuelta a todo el mundo, con el ojo puesto en diferentes temáticas.

En ese contexto, el pasado 24 de septiembre, la periodista Consuelo Ferrer, del medio uruguayo “La Diaria”, publicó una nota titulada “Constituyentes y disidentes: la histórica representación de la diversidad sexual en la Convención Constitucional chilena”, en donde, entre otras cosas, menciona que las y los constituyentes LGBT+ “son un 5% del total de constituyentes elegidos”. 

Lo dicho por La Diaria es VERDADERO. De un total de 38 candidatos y candidatas abiertamente pertenecientes a la comunidad LGBT+, ocho fueron electos, que representan el 5,1% de los 155 que obtuvieron un cupo.

Estos constituyentes son Gaspar Domínguez (D26), Javier Fuchslocher (D21), Bessy Gallardo (D8), Tomás Laibe (D27), Valentina Miranda (D8), Jeniffer Mella (D5), Pedro Muñoz (D24) y Rodrigo Rojas (D13).

Pese a que Rodrigo Rojas Vade decidió renunciar a la Convención Constitucional debido a mentir respecto a la enfermedad que padecía y ya no pertenece a la red, este hecho ocurrió después de que obtuviera un cupo, por lo que se mantiene dentro de “los constituyentes elegidos”. Si no se toma en cuenta al ahora ex convencional dentro de la agrupación disidente, estos representarían un 4,5%.

Las y los constituyentes que se identifican como parte de la comunidad decidieron agruparse junto a organizaciones centradas en esta temática y conformar la “Red Disidente Constituyente”, que tiene como principal objetivo “aplicar un enfoque de Derechos Humanos en la Convención Constitucional, que incluya la participación LGBTIQ+ desde la perspectiva de disidencias sexogenéricas y desde los múltiples contextos de discriminación, invisibilización y opresión”. Esto, para “consagrar una igualdad sustantiva y no meramente formal”.

Respecto al rol de la Red Disidente Constituyente, Tomás Laibe, convencional constituyente por el distrito 27, señala que esta es una gran oportunidad para llegar a cambiar las diversas realidades de la comunidad LGBT+ en el país. “El crear una red de convencionales constituyentes que son de la disidencia sexual y que trabajan en conjunto con las organizaciones de nuestra comunidad, es vital para lograr el objetivo que es empujar la agenda de derechos y promover la participación política de más personas de la disidencia sexual, especialmente de las personas que no lograron llegar a la Convención esta vez, como la comunidad trans, no binarie u otros (…). Por lo tanto, es necesario buscar acciones y espacios para que esas voces estén efectivamente representadas, y eso es lo que queremos hacer por la vía del trabajo con las organizaciones sociales”.

Por su parte, Constanza Valdés, mujer trans y ex candidata a convencional por el distrito 7, pese a que asegura que esta instancia es un gran paso para otorgar visibilidad a las minorías, teme que las problemáticas de las personas trans pasen desapercibidas en la Convención Constitucional.

“Yo creo que se necesitan varios aspectos en una nueva Constitución para proteger los derechos de las disidencias. Especialmente uno de los puntos principales tiene que ver con que el Estado se pueda hacer cargo de prevenir, sancionar y erradicar la discriminación hacia las personas LGBT+. Me preocupa que las realidades de las personas trans, no binaries e intersex -que no lograron representación en la Convención- puedan quedar afuera, porque todo lo que vive una persona es un punto muy importante al momento de discutir las políticas públicas, al momento de discutir también las leyes, y sobre todo los contenidos constitucionales. Quizás no se van a conseguir los ⅔ en algunas temáticas porque no se pueda transmitir bien el mensaje o falte disposición de diálogo”, señala la activista.

Por Rocío Romero
Fecha 28 Sep 2021