Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

“No confiábamos en la palabra del Gobierno”, así dijo el vicepresidente de la Convención Constitucional, Jaime Bassa, al exponer la serie de hechos que provocó la suspensión de la sesión del lunes y martes, en el primer pleno de la convención inaugurado por su presidenta Elisa Loncón. Por encargo de la mesa, Bassa detalló los inconvenientes, quienes ayudaron y cómo se logró sesionar ayer. Aquí rescatamos la serie de hechos que para una gran cantidad de convencionales, debe ser investigado para definir responsabilidades. 

Este miércoles al fin se realizó la primera sesión de trabajo de la Convención Constitucional (puedes revisar la nota aquí con todos los detalles), luego de una serie de problemas por falta de infraestructura técnica y medidas sanitarias adecuadas para poder sesionar. En un acto de transparencia, la mesa de la Convención Constitucional, conformada por la presidenta Elisa Loncón y el vicepresidente, Jaime Bassa, decidieron transparentar ante el pleno, la serie de hechos que llevó a un retraso de dos días.

El relato partió durante el lunes en la tarde, cuando algunos funcionarios y funcionarias de carrera de otras instituciones del Estado, se acercaron a la mesa de la Convención para ofrecer ayuda. Ante infructuosas conversaciones con el gobierno “nosotros sentíamos que era una caída libre de la constituyente. Eso permitió que durante el día martes pudiéramos tener algo así como un espejo propio respecto de lo que hacía el Ejecutivo”, describió Bassa.

Esta colaboración se coordinó durante la noche del lunes y el martes, siguió relatando el vicepresidente de la Convención “El martes muy temprano, también gracias a la iniciativa de algunos constituyentes que empezaron esas comunicaciones prontamente, la mesa de constituyente se reunió con el rector de la Universidad de Chile en representación de la universidad, pero también del Consejo de Universidades Estatales de Chile, para poner a disposición de la constituyente primero las instalaciones del salón de Honor de la Casa Central de la Universidad de Chile y en segundo lugar todo el equipamiento tecnológico para que estas sesiones pueden ocurrir en condiciones transparentes y de mayor participación democrática”.

Sin puentes entre la convención y el gobierno

Uno de los puntos más polémicos del relato, fue la descripción que hizo la mesa luego de conversar con el Secretario Ejecutivo de la Convención Constitucional, Francisco Encina, y el Subsecretario Máximo Pavez. “No confiábamos en la palabra del Gobierno. No porque las personas que nos daban su palabra fueran malas personas, sino porque había un problema de comunicación política que impedía que pudiésemos tener certeza como mesa de la constituyente respecto de la veracidad y de la confiabilidad de la información que recibimos. Entonces, se generó el martes en la mañana un equipo informático de la Universidad de Chile que vino a este edificio, observó todo lo que estaba ocurriendo, levantó información, preparó un informe, nos presentó un informe a las tres de la tarde en una reunión presencial de manera espontánea, gratuita, desinteresada y con un firme compromiso con la República, con los valores republicanos que este espacio representa”, describió Jaime Bassa.

Estas declaraciones generaron reacciones inmediatas entre los convencionales constitucionales. Jaime Baradit, representante del distrito 10, acusó:  “acá hay boicot por desidia, por incapacidad e ineptitud”. Y pidió que se investigaran responsabilidades: “Lo que dijo Jaime Bassa es tremendo (…) los antecedentes que entrega son gravísimos, y pido a gritos que se sean responsables y no que pongan su cargo a disposición, porque siempre están a disposición. Que presenten su renuncia, por eso como colectivo socialista pedimos la renuncia del ministro Ossa”.

Desde Vamos por Chile, se apuntaban otras responsabilidades porque no se pudo sesionar. “Hoy pudimos funcionar en el salón plenario, cosa que no se hizo el lunes. ¿Por qué no se hizo el lunes? Porque el senado no nos prestó ese salón. Y no aparezca ella diciendo otra cosa por la prensa, porque consta”, acusó Teresa Marinovic, también representante del distrito 10.

Por último, el vicepresidente Jaime Bassa, también aseguró que la mesa exigirá poder decidir sobre el presupuesto y que todas las licitaciones que se encuentren en curso en la Convención Constitucional, deben ser detenidas: “Como mesa también hemos decidido reclamar, para la constituyente, el gobierno del presupuesto. Eso quiere decir que las decisiones políticas en torno a la ejecución del presupuesto van a depender de la mesa de la constituyente”.

Por Daniela Yáñez
Fecha 08 Jul 2021