Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

A través de redes sociales comenzó a circular un supuesto documento firmado por Fernando Atria y Jaime Bassa en donde agradecían al empresario por sus “consejos, recomendaciones, apoyo logístico y financiero”. Los involucrados salieron a desmentir el contenido y a continuación analizamos el documento e identificamos diferentes componentes para que no caigas en este tipo de desinformaciones.

El pasado fin de semana comenzó a circular en redes sociales (1, 2) una carta de supuesta autoría de los convencionales Jaime Bassa y Fernando Atria al empresario Andrónico Luksic, agradeciendo por sus “consejos, recomendaciones, apoyo logístico y financiero”.

Rápidamente, dos de los tres involucrados salieron a desmentir que haya existido este contenido:

Sin embargo, también queremos darte un par de tips para que no caigas en estas desinformaciones.

1

Se presenta el contenido como un oficio, es decir, un documento oficial proveniente de la Convención Constitucional.

Sin embargo, de ser emitido como un texto oficial, correspondería a integrantes de la Mesa Directiva firmarlo, no los dos convencionales mencionados que actualmente no tienen ningún cargo de autoridad en el órgano.

¿Cuál es la estructura de los oficios enviados por la Mesa? Se puede ver, por ejemplo, el Oficio 527 sobre la votación en particular en la sesión 58ª del Pleno de la Convención.

Es importante destacar que en el sitio web de la Convención, sólo están publicados los oficios hasta el 19 de agosto de 2021 –correspondiente al Oficio 104 dirigido a la Ministra de Desarrollo Social–, pero desde entonces se han enviado cientos de oficios tanto a constituyentes como a otros personajes del Estado y sociedad civil.

No obstante, sí se logró identificar el contenido del verdadero Oficio 471.

En la cuenta de la sesión 32 de la Comisión de Sistemas de Justicia, se informó que a la comisión llegó el Oficio N° 471, “en virtud del cual la Mesa Directiva de la Convención autoriza a la Comisión para sesionar de forma extraordinaria el martes 8 de febrero, a partir de las 15 horas, con objeto de concluir su votación en particular” (ver momento en video pinchando aquí).

2

Ya hay entendimiento de que es un oficio, pero este, además de tener el número del documento, lleva un título: Convención Constituyente. Eso ya sale de la serie de los documentos oficiales del órgano, porque la temática del texto no se pone en forma de título.

Además, hay otro elemento a considerar. A mano izquierda está el logo del organismo, pero con un nombre distinto: Convención Constitucional. Esa diferencia también marca un indicio de que no es un documento oficial, ya que siempre se usa el mismo nombre para referirse a la institución.

Junto a ello, hay un problema visual. El logo de la carta difundida tiene un tamaño distinto a todos los otros documentos que se han enviado desde la Convención (ver ejemplos aquí: 1, 2, 3). Las proporciones han sido manipuladas.

3

Una vez más se usa el nombre incorrecto para referirse al órgano. En todos los documentos oficiales emitidos por la Mesa Directiva se usa el nombre Convención Constitucional.

Por ejemplo,:

4

El título de “Vuestra Excelencia” (abreviado V.E en el documento) no es uno que se le diga a cualquier persona. En Chile, el vocativo está reservado para el Presidenta o Presidenta de la República, Presidente/a del Senado, Presidente/a y ministros de la Corte Suprema, Presidente/a de la Cámara de Diputados, ex Presidente y arzobispos y obispos.

Asimismo se emplea para autoridades internacionales como presidentes, vicepresidentes, primeros ministros y ministras, embajadores, entre otros. Puedes revisar el listado completo pinchando aquí.

Andrónico Luksic es un empresario que actualmente no ostenta ningún cargo de representación o que lo transforme en autoridad, por lo que no corresponde dirigirse a él con el vocativo mencionado.

5

El documento va con las firmas de los convencionales Atria y Bassa, junto al número de su cédula de identidad.

Aquí hay dos elementos a considerar. En primer lugar, los oficios, por quienes sean firmados, no van con el Rut.

En segundo lugar, también hay un problema visual. Al revisar específicamente la firma de Bassa y hacer una modificación del contraste de colores, se puede ver que no coincide la hoja de la carta con la de la firma.

Entonces, ¿de dónde sacaron la firma?

Para la presentación de iniciativas de norma, cada propuesta requería del patrocinio de un número determinado de convencionales. Los documentos que se ingresaban debían, obligatoriamente, tener la firma de los patrocinantes y todos esos documentos son públicos.

Además, en el caso de Bassa, cuando fue vicepresidente, también firmó múltiples documentos de dominio público que contenían su firma, como los convenios realizados por la Convención con otras instituciones.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 08 Jun 2022