Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral

Desde 2016 que los establecimientos educacionales públicos tienen la obligación de implementar planes de Formación Ciudadana, donde se abordan diferentes ramas de la participación y vida política, además de tener asignaturas de Educación Cívica de forma obligatoria en los últimos años de Educación Media. Sin embargo, el currículum no ha sido modificado para incorporar las temáticas relativas al proceso constituyente, por lo que un grupo de diputados y diputadas lideradas por la militante de Comunes, Camila Rojas, busca incluirlas mediante un proyecto de ley para que los y las estudiantes puedan ser partícipes del histórico proceso que vive el país y ocupar sus resultados y conclusiones para que la Convención Constitucional pueda hacer uso de ellos.

El 16 de abril de 2016, la entonces Presidenta Michelle Bachelet promulgó la ley que obliga a los establecimientos educacionales públicos a implementar planes de formación ciudadana. El objetivo era entregar a estudiantes de niveles de enseñanza parvularia, básica y media “la preparación necesaria para asumir una vida responsable en una sociedad libre y de orientación hacia el mejoramiento integral de la persona humana, como fundamento del sistema democrático, la justicia social y el progreso”.
¿En qué consiste esa ley? En enseñar acerca de los derechos humanos, las formas de participación, conceptos como ciudadanía, igualdad y no discriminación, y la implementación de educación cívica, entre otros. Sin embargo, dado el histórico proceso que vive el país y comenzó con el plebiscito del 25 de octubre de 2020, un grupo de diputados y diputadas ha ingresado un proyecto de ley para incorporar el proceso constituyente en sus contenidos.
Los parlamentarios Gabriel Boric (CS), Cristina Girardi (PPD), Rodrigo González (PPD), Claudia Mix (Comunes),  Erika Olivera (RN), Juan Santana (PS),  Camila Vallejo (PC), Mario Venegas (DC) y Gonzalo Winter (CS), liderados por Camila Rojas (Comunes), proponen una idea en común: “La participación de los niños, niñas y adolescentes en el histórico proceso que atravesamos es de crucial importancia, tanto para que éstos puedan ejercer sus derechos, cómo por el valor en sí que representa su participación y opinión logrando un proceso más democrático e inclusivo”, dice la moción que dio origen a la iniciativa.
El proyecto propone promover y fomentar la participación, opinión e información de niños, niñas y adolescentes en el proceso constituyente a través de acciones concretas, de acuerdo al nivel educativo, que permitan cumplir con los objetivos de la Ley de Formación Ciudadana.
Para esto, el nuevo proyecto busca modificar ese cuerpo legal incorporando tres artículos transitorios:
  1.  Que, de acuerdo al nivel educativo y su respectivo currículum, que fomenten la participación, reflexión, debate e información de las y los estudiantes respecto al proceso constituyente en curso.
  2.  Que los establecimiento educacionales públicos entreguen al Ministerio de Educación las actas y resultados de las acciones concretas implementadas, para que este, en el marco de las funciones de la Unidad de Coordinación de Asuntos Estudiantiles, pueda poner a disposición pública el material.
  3. Que el Ministerio de Educación ponga a disposición del sistema escolar, orientaciones, instructivos, lineamientos concretos y recursos educativos que tengan como fin incluir al alumnado en el proceso constitucional.
Asimismo, modifica el Estatuto de los Profesionales de la Educación, incorporando un artículo transitorio que obliga a los establecimientos educativos públicos a adecuar el Plan de Formación Ciudadana para incluir conocimientos sobre el proceso constituyente.
El proyecto recién ingresó la semana pasada, por lo que recién está partiendo su primer trámite constitucional en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, y dependerá de su presidente, Juan Santana –coautor de la iniciativa–, ponerlo en tabla para comenzar su discusión.
En todo caso, más allá de que llegue o no a ser ley, ya hay municipios que trabajan para incorporar contenidos del proceso constituyente en su currículum educativo. Un ejemplo de ello es lo que ya viene haciendo la Municipalidad de Santiago, donde han trabajado en conjunto con el Colegio de Profesores comunal para realizar “mini convenciones constitucionales”.
Participarán 44 establecimientos de la comuna, incluyendo a escuelas emblemáticas, y toda la información que se recabe a partir de la iniciativa será sistematizada y entregada como insumo a quienes resulten electos en abril para integrar la Convención Constitucional, según consignó Radio Bío Bío.
También ha habido iniciativas privadas que van en la misma línea. En octubre de 2020, Educación2020 se unió a Contexto -plataforma de la cual este medio es parte- para fomentar campañas enfocadas especialmente en las comunidades educativas, con el fin de empoderar a estudiantes de 3º y 4º medio, a docentes y directivos de escuelas y liceos para fomentar la participación informada en el proceso y “levantar las voces de las y los estudiantes sobre el rol que debería jugar la educación en la Constitución que Chile necesita”.