Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Fue el día más tenso de la primera semana de la Convención Constitucional, principalmente para los convencionales de Vamos por Chile que incluso acusaron autoritarismo de la mesa, a pesar de ser respaldada por la mayoría de la convención. Además, se marcaron los primeros puntos políticos con la aprobación de la declaración sobre los detenidos desde el 18 de octubre en la que se exige rápida tramitación del proyecto de indulto que ya está en el Congreso y que se amplíe a presos mapuche desde el año 2001.

Un mínimo para comenzar a conversar. Así describieron muchos convencionales el día de ayer el acuerdo al que se llegó respecto a la declaración de detenidos desde el 18 de octubre, que fue exigido por miembros de la Lista del Pueblo y apoyado por la mayoría de los otros pactos, como una de las declaraciones clave que debía realizar la Convención Constitucional.

“Hoy resulta fundamental para un proceso democrático y una verdadera paz social para los pueblos, que los órganos del poder constituido allanen los caminos ofreciendo garantías democráticas y de equidad para que el proceso histórico que atravesamos funcione adecuadamente y sea reconocido como legítimo por los pueblos y naciones de Chile”, describe el documento que finalmente fue aprobado por 105 votos a favor.

Cómo se llegó a acuerdo

No fue fácil llegar a acuerdo respecto a la declaración de los detenidos desde el 18 de octubre. Tras horas de trabajo, la gran mayoría de la Convención Constitucional, que se identifica más bien con el sector de izquierda, presentó dos propuestas por separado: una realizada por los pactos que agrupan partidos políticos y otra marcada por la presencia de independientes (Lista del Pueblo) y pueblos originarios. 

Vamos por Chile también redactó una, pero la terminaron retirando para la votación en el pleno. A pesar de algunas gestiones de tratar de unificar las propuestas de la izquierda, finalmente se decidió que ambas tenían que ser sometidas a votación. 

Sin embargo, ninguna de las dos logró conseguir la mayoría absoluta de 78 votos, por lo que se siguió a una segunda votación lográndose 105 votos a favor de la declaración “a los órganos del poder constituido sobre la prisión política y la militarización del Wallmapu”. 

Si bien fue aprobada, las declaraciones durante el día de los convencionales constitucionales fueron variadas respecto a las competencias que tiene efectivamente este organismo para hacer por ejemplo, declaraciones, peticiones o exigencias a otros poderes del Estado.

Agustín Squella, representante del distrito 7, fue uno de los primeros en plantearlo: “Me pregunto si acaso la Convención como tal tiene entre sus competencias la de emitir pronunciamientos sobre asuntos tratados por otros poderes del Estado”.

Esta observación también tuvo eco en Vamos por Chile, que durante todo el día se mostraron muy molestos por la priorización de esta declaración ante las que denominan, otras prioridades:

Arturo Zúñiga, representante del distrito 9, incluso tuvo un exabrupto frente a la prensa: “lo único soberano que estamos haciendo, a cinco días de haber empezado a trabajar y todavía no hablar de nada concreto, es el soberano ridículo”.

Por su parte quienes conforman los pactos Apruebo Dignidad, desestimaron estas críticas y aseguraron que también forma parte del trabajo de la Convención Constitucional. “Creemos que es evidente que la Convención está habilitada para requerir a los poderes constituidos el pronto despacho de una ley de indulto general que solucione este asunto. Al hacerlo, estos poderes estarán asumiendo además responsabilidad por su incapacidad para abrir el proceso constituyente antes de que la crisis del orden político actual lo hiciera estallar”, aseguró Fernado Atria, del distrito 10.

Ignacio Urrutia también compartió el documento en redes sociales y se mostró orgulloso por el avance en las redes sociales:

¿Qué dice la declaración aprobada?

“La violencia que acompañó los hechos de Octubre fue consecuencia de que los poderes constituidos fueron incapaces de abrirnos una oportunidad para crear una Nueva Constitución y hoy que estamos comenzando el trabajo de la convención deben hacerse cargo de aquello”, es parte del texto introductorio de la declaración que fue aprobada el día de ayer, que además incluye a presos mapuche en las regiones de la Araucanía, Los Lagos y Los Ríos desde el año 2001.

También se incluye una serie de demandas, entre las que está una tramitación con “máxima celeridad” del proyecto de indulto general que ya está en la Comisión de Constitución del Senado y el retiro de todas las querellas por la ley de Seguridad del Estado.

Junto a esto, también se encuentra la “desmilitarización del Wallmapu” y la obligatoriedad del Convenio número 169 de la OIT. Además, la declaración aprobada le hace una exigencia directa al gobierno: “el Ministro de Justicia y DD.HH. concluya el proceso de modificación del Reglamento de Establecimientos Penitenciarios y garantice los derechos de las personas privadas de libertad de origen indígena, y aplique a su respecto de manera inmediata las disposiciones contenidas en el convenio 169 de la OIT y del Derecho Internacional de los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas”.

Por Daniela Yáñez
Fecha 09 Jul 2021