Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

A menos de un mes del cierre de inscripción de candidaturas para la Convención Constitucional, las personas interesadas en ser parte de ella, pero que no militan en un partido político ni van por alguno de sus cupos, ya comenzaron a moverse para recolectar las firmas que necesitan para inscribir su postulación como independientes ante el Servicio Electoral. Si antes peleaban por “equiparar la cancha”, ahora que las reglas ya están definidas, sus esfuerzos se enfocan en hacer viables sus carreras para ser convencionales. Desde promesas previas de patrocinio hasta búsqueda activa de apoyo en redes sociales son algunos de los mecanismos empleados por movimientos y personas naturales que pretenden representar la voz del 94% de chilenos y chilenas que no milita en un partido político.

El jueves 3 de diciembre, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto que facilita la suscripción de patrocinios y la declaración e inscripción de listas de candidaturas independientes para la Convención Constitucional. La tramitación fue larga –y desestimó indicaciones que sus promotores consideraban importantes, como que pudieran formar pactos– pero finalmente obtuvo luz verde con 142 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones.
Con ello, se daba respuesta a la demanda que por meses se levantó desde el mundo independiente: reducir las barreras a la carrera electoral, equiparando así la cancha con los candidatos y candidatas que irán bajo la bandera de algún partido político.
Esto significa que, para inscribirse ante el Servicio Electoral (Servel), cada candidatura individual deberá reunir en su respectivo distrito un número de firmas equivalente al 0,2% de los electores que votaron en la elección parlamentaria de 2017, la mitad de lo que se proponía antes de aprobarse la ley. En el caso de las listas, también se bajó el número de patrocinios, de 1,5% a 0,5% de quienes participaron en la última elección de congresistas. Y todo aquello se podrá hacer telemáticamente usando la Clave Única del Registro Civil, y no de forma presencial ante notaria, como estaba definido previamente.
Además, se estableció un número mínimo para aquellos distritos con baja población: 300 firmas de patrocinantes independientes para las candidaturas individuales y 500 para la inscripción de listas y que pueda hacerse de forma remota.
Ahora, con la resolución en mano, los precandidatos y precandidatas independientes cambian el foco de su esfuerzo: ya la etapa de “emparejar la cancha” quedó atrás, y ahora es tiempo de jugar en ella. Por eso, han comenzado a mover sus hilos para alcanzar a reunir las firmas necesarias para inscribirse formalmente a más tardar el 11 de enero. En otras palabras, tienen menos de un mes para lograrlo.
Pero hay todavía un aspecto que queda pendiente. La ley que se aprobó establece que la plataforma tecnológica para la recolección de patrocinios digitales estará a cargo del Servel, y eso aún no se ha implementado. Desde el servicio indicaron a Contexto Factual que ya están trabajando para ponerla a disposición cuanto antes. Mientras eso ocurre, las organizaciones civiles y personas naturales que impulsan estas postulaciones ya se mueven de distintas formas para ir ganando tiempo. ¿Cómo lo hacen? Las respuestas a continuación.

La lista del pueblo

“Por un Estado Constitucional Ambiental, Igualitario y Participativo”. Es la declaración de la agrupación La lista del pueblo, que tiene como propósito transformar el poder del movimiento social en uno electoral constituyente. Su objetivo es que los convencionales sean personas y representantes de organizaciones de la sociedad civil que han venido impulsando la demanda por una nueva Constitución y han demostrado su compromiso con las reivindicaciones y la causa del pueblo.
Con dos candidatos en la zona norte y 53 en la zona centro –con conocidas figuras como la dirigenta Soledad Mella y Giovanna Grandón, popularmente bautizada como la Tía Pikachú– buscan proyectar en una nueva Constitución un país donde “las mujeres, las diversidades, los pueblos originarios, los inmigrantes, niñas, niños y adolescentes, adultos mayores, personas en situación de discapacidad y vulnerabilidad tengan visibilidad y puedan ejercer plenamente sus derechos”, además de tener en sus pilares educación gratuita, transparencia y probidad institucional, salud sin distinción social y cuidado medioambiental, entre otros.
En su página web tienen un cronograma de trabajo junto a todos los documentos requeridos por el Servel para comenzar la tramitación de inscripción de candidaturas. Además, realizan diversos encuentros virtuales donde participan diferentes precandidatos y precandidatas discutiendo sobre el proceso constituyente.

Por el momento, la recolección de firmas es simbólica –dado que el Servel no ha habilitado la plataforma online de inscripción–, o, de cierta forma, un compromiso a futuro: recolectan los datos de posibles interesados por un candidato o candidata específica a través de un formulario y, posteriormente, cuando el sistema oficial ya esté implementado, serán contactados para oficializar su apoyo.

Independientes no neutrales

Con más de 40 precandidaturas a lo largo de todo Chile, Independientes no neutrales se define como un grupo “diverso, transversal y comprometido con la actividad pública”, con integrantes en la sociedad civil y la academia, la cultura, las ciencias, el urbanismo, las comunicaciones y otros quehaceres, que busca “construir una nueva Constitución donde participen los y las ciudadanos/as independientes que quieran ser protagonistas de este proceso”.
Liderados por el ingeniero Rodrigo Jordán y la economista Andrea Repetto, también incorporan a reconocidos académicos como Eduardo Engel, Leonardo Moreno y Miriam Henríquez, entre otros. Los precandidatos y precandidatas participan de forma periódica en medios de comunicación, además de difundir contenidos a través de redes sociales. Actualmente ya hay equipos conformados para organizar el trabajo de campaña en terreno.
Su declaración de principios enfatiza en que el Estado debe estar al servicio de las personas que, diversas en sus identidades, son iguales en dignidad y derechos; abogando por un modelo de desarrollo inclusivo, sustentable y descentralizado; con un respeto irrestricto de los derechos humanos universales e interdependientes; y en una democracia representativa y enriquecida con nuevos mecanismos de participación.
Desde hace semanas que han puesto a disposición su página web un compromiso de firmas, en el cual las personas pueden inscribirse informando su distrito y posteriormente son contactadas para incorporarse al equipo de trabajo de la agrupación.

Territorio Constituyente

Enfocados únicamente en el distrito 10 –que comprende las comunas de Providencia, Ñuñoa, Macul, San Joaquín, La Granja y Santiago–, Territorio Constituyente agrupa a 12 asambleas y cabildos de las comunas nombradas que buscan construir colectivamente una nueva Constitución, en que las personas comunes sean quienes dibujen el nuevo Chile.
“Un país cimentado en los valores de la solidaridad, igualdad, integración, que dé cuenta de un Estado feminista, democrático, descentralizado y plurinacional” son parte de sus principios, que fueron oficialmente redactados y presentados el pasado sábado 12 y domingo 13 de diciembre, a través de un encuentro constituyente realizado por Zoom.
Todavía no tienen precandidatos, dado que estos serán elegidos el 20 de diciembre a través de la conformación de listas.

De todas formas, invitan a las personas a participar de la agrupación, constituida como organización de la sociedad civil ante el Servel para participar en la campaña para el plebiscito, a través de su página web.

Movimiento Independientes del Norte

Como un movimiento ciudadano de carácter regionalista, diverso, inclusivo, pluralista y democrático se definen los Independientes del Norte, que buscan formar un pacto interregional conformando listas con candidatos por distritos en Atacama, Antofagasta y Coquimbo, además de trabajar para conformarse en las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá.
Los principios programáticos del movimiento fueron elaborados en un proceso participativo entre los integrantes de la agrupación en las regiones participantes, con el objetivo de elaborar cambios que permitan avanzar hacia un modelo de Estado solidario y efectivamente descentralizado, con base regional y pluricultural, junto con la progresiva y efectiva implementación de derechos sociales como educación, salud, seguridad social y vivienda, además de promover igualdad de género, protección de medioambiente, acceso al agua como derecho humano y la creación e implementación de políticas públicas garantizadas a toda persona.
Por el momento, han oficializado apenas un par de precandidaturas, pero tienen su sitio habilitado con los requisitos que piden para quien quisiera presentarse como representante del movimiento.

Independientes solitarios

Quienes postulan sin apoyo de movimientos también han comenzado a recopilar promesas de firmas, como el director ejecutivo de Enseña Chile, Tomás Recart, quien además ha publicado búsqueda de embajadores que lo ayuden a recolectar el patrocinio necesario para presentarse por el distrito 11 (Peñalolén, La Reina, Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea).

Otro ejemplo es el exdiputado Jorge Schaulsohn, quien anunció una precandidatura por el distrito 10, confiando en que podrá recolectar firmas a través del movimiento en redes sociales:

Es la misma técnica que ocupan el capitán de Navío, Fernando Thauby; el bibliotecólogo, Rubén Miranda; y la antropóloga, Magaly Mella.