Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Paridad, recuperar la confianza en la ciudadanía, equilibrar los poderes y comunicar bien lo que se hace en la Convención, fueron algunos de los puntos que tocó la ex mandataria Michelle Bachelet. Su visita, que contó con un saludo protocolar a las autoridades de la Mesa y decenas de fotos y videos con constituyentes y seguidores, concluyó con felicitaciones por el trabajo realizado hasta el momento y buenos deseos para lo que viene. 

A las 9:10 en punto, tal como se había informado, por calle Compañía hizo ingreso la ex presidenta –y ahora Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas– Michelle Bachelet a los edificios de la Convención Constitucional. Su visita tenía un objetivo: dar sus perspectivas de sistema de Gobierno y relación entre poderes en la Comisión de Sistema Político.

Rápidamente ingresó junto a los coordinadores de la comisión, Rosa Catrileo y Ricardo Montero a una sala de reuniones en el Senado, donde se reunió junto a la presidenta Elisa Loncon y el vicepresidente Jaime Bassa, en la que conversaron sobre la pandemia, las vacunas y otras temáticas por alrededor de 15 minutos.

Luego, pasaron al Hemiciclo del Senado, donde fue recibida por las y los integrantes de la Comisión –junto a constituyentes visitantes de otras comisiones– y comenzó su exposición, en la que entregó diferentes puntos.

La exposición de la ex presidenta

“Una de las tareas más desafiantes que tendrá la Convención es lograr, a mi juicio, una coherencia y un sentido unitario a la Constitución. Creo que sería un error pensar que basta con reunir lo más reciente, la vanguardia de la discusión constitucional si ello termina siendo un agregado de elementos fragmentados sin relación entre ellos”, comenzó diciendo, a lo que también sumó que sería erróneo no escuchar los anhelos de la población.

Gran parte de su discurso se basó en el equilibrio que debe tener la institucionalidad con los deseos ciudadanos. No obstante, señaló en reiteradas ocasiones que no era labor de ella señalarles qué debían hacer.

Sí señaló que para tomar las decisiones sobre cambios en el sistema presidencial o en el parlamentario se deben considerar la cultura política del país, la responsabilidad por los actos políticos y la preparación de la transición institucional. Junto a ello, destacó la necesidad de autonomía regional –por su pertinencia y legitimación de la democracia– y por ende creación de servicios que puedan sostener esas competencias.

Respecto al Congreso tuvo una visión clara: “El mejor espejo en el que habrá que mirar nuestro futuro parlamento es lo que ha logrado la Convención Constitucional, combinando mecanismos correctivos y el reconocimiento a nuestra diversidad”. Asimismo, refirió que hay que fortalecer los partidos políticos con “nuevos estándares como organizaciones modernas, capaces de recuperar la confianza y cumplir un rol adecuado en nuestra nueva democracia”.

Si bien su tendencia se inclinó hacia un bicameralismo, señaló que en caso de pasar a un unicameralismo hay que determinar un rol revisor de constitucionalidad, todo enfocado en prevenir influencias indebidas y promover la transparencia.

Luego pasó al Estado Plurinacional, señalando que su invisibilización en otras Cartas Magnas “se trata de una negación de la diversidad cultural que hay en Chile”. Indicó que la propuesta debería contener al menos las consideraciones de autonomía, tierra y territorios, participación, representación, derechos colectivos, pluralismo jurídico y educación intercultural. 

“No hay que temerle a la interculturalidad. Es lo que puede permitir al Estado y a las comunidades tener relaciones en las que se reconozcan las particularidades de los pueblos originarios y sus demandas”, agregó.

Su exposición, antes de las preguntas, terminó con “no hay duda que somos un mejor país cuando somos capaces de conversar y dialogar”. 

La ronda de preguntas

Cerca de 60 preguntas se le hicieron a la exmandataria de diversas temáticas como la implementación de cambios, duración de mandatos, problemas en la relación del Ejecutivo y Legislativo, paridad, entre otros.

“Si yo pudiera contestar todas las preguntas… no sé, me dan el Premio Nobel o algo porque en verdad que no tengo idea de muchas de las cosas que ustedes me preguntan”, comenzó diciendo entre risas.

“Los partidos tienen que ser capaces de reconstituir su relación con la ciudadanía”; “un régimen completamente parlamentario existe, pero no sé si en nuestra cultura política y en la realidad política que estamos viviendo hoy día fuera lo más adecuado”; “la lógica chilena de no tener reelección inmediata responde a que el presidente en curso no esté pensando en ser reelecto y por tanto lo que haga, piense en el país (…) ¿Se imaginan seis años de un presidente malo en el país? Es una tragedia”.

Fueron algunas de las frases claves que dio la Alta Comisionada, en lo que también sumó darle mayor autonomía presupuestaria a las regiones y tomó la propuesta mencionada por el expresidente Lagos, sobre tener una Dirección de Presupuesto en cada Cámara.

“Yo sé que estoy siendo una lata para ustedes porque les gustaría que tuviera respuestas en blanco y negro, pero no las tengo. Este es un tema súper complejo y que no hay soluciones perfectas, pero sí creo que hay que asegurar que la democracia paritaria pueda fortalecerse”, argumentó, señalando que la paridad no tiene que ver con régimen político sino que con educación y señales políticas.

Respecto a la transición a un nuevo sistema, señaló que había que hacerlo con cautela: “La gente eligió a un presidente, a un parlamento. Hay que tener la posibilidad de cumplir el periodo por el cual fueron elegidos. Hay que hacer una transición en la que se pueda pensar «esto viene para más adelante»”.  

Su visión de la Convención

“Yo sé que han sido víctimas de muchas críticas y el problema que tienen muchos es que hay tanta expectativa en la Constitución, que nunca se pueden cumplir cuando son enormes. Por eso ustedes son unos valientes por un lado, pero ahora con máscara es más fácil salir a la calle si no resulta la cosa”, decía entre risas Bachelet.

Con eso entregó felicitaciones y deseos que logren llegar a buen puerto. También resaltó el espíritu de escucharse y llegar a acuerdos, insistiendo en la idea de rescatar los deseos de la gente.

“Yo daría dos recomendaciones: comuniquen más lo que hacen. Yo no sé si la gente sabe lo que están haciendo y si están teniendo resultados, están avanzando (…) es clave la labor de pedagogía y mostrarle a la gente de qué manera lo que ustedes están proponiendo va a significar un cambio positivo para sus vidas y que no es una cosa abstracta, lejana, que da lo mismo”, sugirió.

Tras el fin de su intervención señaló “me encantó el nivel de discusión, la seriedad de la discusión y el amor por Chile, porque eso es lo que estaba ahí. Agradecer por haber estado acá pero sobre todo agradecer por lo que hacen todos los días, porque creo que no todo se resuelve con la Constitución pero muchas cosas son esenciales de definir”.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 23 Dic 2021
Palabras clave