Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

El pasado viernes 5 de agosto comenzó la propaganda televisiva para las opciones a favor y en contra de la propuesta de nueva Constitución. Tanto en el Apruebo como en el Rechazo se presentaron mensajes que no son correctos o bien, hacen interpretaciones discutibles debido a que se ofrecen conclusiones sobre derechos cuyas políticas públicas no han sido diseñadas.

Quedan solo semanas para el plebiscito de salida y, tal como señala la ley de votaciones y escrutinios, un mes antes de la elección se da inicio a la franja televisiva.

En un espacio de 30 minutos diarios –repartidos en dos tandas de 15 minutos a las 12:45 y 20:45–, las organizaciones y partidos inscritos por el Apruebo y el Rechazo muestran su propaganda para persuadir a los votantes y elegir su alternativa.

En Contexto Factual se revisaron las franjas correspondientes a los primeros días y se identificaron una serie de afirmaciones y presentación de temáticas que no son correctas o bien, resultan discutibles debido a que se ofrecen conclusiones sobre derechos cuyas políticas públicas no han sido diseñadas.

Franja del Apruebo

Desde el Partido Socialista presentaron dos clips con afirmaciones incorrectas. “La colusión va a ser imposible”, se dijo en la primera emisión, aludiendo a los artículos 170 al 173 de la propuesta constitucional.

Si bien efectivamente el texto asegura que “la corrupción es contraria al bien común y atenta contra el sistema democrático”, además de obligar al Estado a tomar medidas para combatirla, otorgarle rango constitucional no significa que esta, con las tipificaciones delictivas que signifiquen, no pueda ocurrir.

Asimismo, se aseguró que “la nueva Constitución es la única hecha en el mundo para enfrentar la crisis climática”, lo cual es falso, debido a que hay otras constituciones en el mundo que reconocen el el cambio climático y obligan a tomar medidas para combatirlo tal como la de Costa de Marfil, Ecuador, Tailandia y Vietnam  (ver chequeo al respecto pinchando aquí).

En la franja de Apruebo Dignidad y Apruebo por Chile, se entrega una sección dedicada al derecho a la salud, en donde se indica que “contribuiremos según nuestras posibilidades” y que “con estos recursos tendremos más hospitales y centros de atención primaria”.

La propuesta constitucional no indica cómo operará el Sistema Nacional de Salud y por ende, no hay indicaciones sobre si habrá cotizaciones diferenciadas o si aumentarán los establecimientos sanitarios. La implementación dependerá de la legislación que inicie la Presidencia o el Congreso, por lo que no es correcto señalar que eso será así porque, en estricto rigor, no se sabe cómo operará.

Algo similar ocurre con el segmento de Movimientos Sociales por el Apruebo, en donde se indica que “Chile tiene una oportunidad histórica de (…) poner fin a las zonas de sacrificio”. La propuesta constitucional consagra una serie de resguardos para con la naturaleza, además de derechos a vivir en ambiente sano y con aire limpio.

Sin embargo, esto no tiene como consecuencia el fin de las zonas de sacrificio, pues eso dependerá de las políticas públicas que puedan crearse para cumplir con el mandato constitucional.

Franja del Rechazo

En la Franja Ciudadana por el Rechazo, específicamente en el segmento donde la ciudadanía se cuestiona asuntos en la ducha, se realizan una serie de preguntas de las que se infieren consecuencias que no son.

“Si la vivienda que te da el Estado no puede ser tuya, se acabó el sueño de la casa propia”, se dice aludiendo al derecho a la vivienda. Sin embargo, en ninguna parte del articulado se señala cómo funcionará la entrega de viviendas y por consiguiente, no es correcto afirmar que no habría propiedad sobre ella.

Se tendrá que crear una legislación para definir la política habitacional y con ella cumplir el mandato de derecho a la vivienda digna. Revisa la nota “La veracidad de los dichos sobre derecho a la vivienda” pinchando aquí.

“Todo bien con mejorar las pensiones, pero ¿que no pueda dejar mi plata en herencia a mis hijos?” dice el segmento, que se suma al spot del Partido de la Gente donde el diputado Gaspar Rivas afirma que “nuestros ahorros no serán heredables”.

El modelo de seguridad social no está definido en el texto constitucional y sólo se indica que deberá respetar ciertos principios, que debe otorgar protección en casos específicos, que se financiará a través de cotizaciones obligatorias y rentas generales de la nación y que aquellos fondos no podrán ser destinados a fines distintos que el pago de los beneficios que establezca el sistema.

Si habrá o no heredabilidad de los ahorros previsionales dependerá de la legislación que rija al sistema de seguridad social que se cree. Además, la Constitución vigente tampoco determina la herencia, sino que lo hace el Decreto Ley 3.500 que establece un nuevo sistema de pensiones.

“Me encanta que la salud y la educación la garantice el Estado, pero no sé si quiero que sea mi única opción” es otro de los dichos de la franja.

Respecto a la salud, también como ocurrió en la franja del Apruebo, al no tener la legislación sobre el Sistema Nacional, no se sabe cómo operará. La propuesta indica que “podrá estar integrado por prestadores públicos y privados. La ley determinará los requisitos y procedimientos para que prestadores privados puedan integrarse a este Sistema”, por ende, no hay claridad sobre cuáles y cómo funcionarán las opciones.

En tanto en Educación, la propuesta señala que habrá un Sistema de Educación Pública, que será parte del Sistema Nacional de Educación, donde podrán coexistir otro tipo de instituciones educativas como la privada o la particular subvencionada en el caso de la educación primaria y secundaria. Lee más al respecto en el chequeo FALSO: Amarillos por Chile: “Solo el Estado y los pueblos originarios podrán crear establecimientos educativos”.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 09 Ago 2022