Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Son 1.085 las enmiendas que los constituyentes deberán revisar, pero tanto por el trabajo dentro de Comisiones y Pleno como fuera de ellos, ya hay luces de las temáticas que generan más tensión en el grupo. El quórum de ⅔ para las normas constitucionales, la realización de plebiscitos dirimentes, la suspensión como sanción y también las fuentes normativas internacionales para la participación indígena son algunas de ellas. 

Con un total de 1.085 enmiendas, los 155 constituyentes manifestaron las cosas que les gustaría incorporar, eliminar o modificar de los cuatro reglamentos ya aprobados en general (ver nota).

La Mesa Directiva ya anunció que solo un constituyente podrá explicar cada enmienda ingresada por un plazo de dos minutos y que solo se aceptarán votaciones mediante las aplicaciones. En esta ronda, el sufragio a viva voz para quienes estén de forma telemática no será aceptado, como una forma de agilizar el proceso.

Sin embargo, a pesar de los espacios acotados, durante todo agosto en las diferentes comisiones se discutieron las propuestas y tanto dentro como fuera de las sesiones ya se daban a conocer posturas a favor y en contra de ciertas temáticas, reconociendo asuntos que provocan mayor tensión en el Pleno.

¿A cuáles indicaciones hay que estar atentos y ver cuáles son las reacciones una vez que se discutan? Revísalo a continuación.

Reglamento general

La primera indicación y que en la Comisión de Reglamento generó bastante polémica, es que el preámbulo del texto dijera “En el nombre de los pueblos de Chile” y no de la República. Desde Vamos por Chile pidieron suprimirlo.

Los constituyentes de Pueblo Constituyente, Chile Digno, Movimientos Sociales Constituyentes (MSC) y Escaños Reservados buscan que dentro de los principios, en vez de promover una “participación popular incidente” se defina una “participación popular vinculante”. Lo mismo sugieren para la participación indígena: efectiva y vinculante (Artículos 2.i y 2.j)

El mismo grupo presentó busca agregar un artículo que hace alusión a casos que el Reglamento no regule: “Prácticas constituyentes. Se reconoce que la costumbre constituyente, conformada por aquellos actos reiterados en el tiempo que han condicionado el quehacer tanto colectivo como individual de las y los constituyentes y la Convención Constitucional, permite suplir los vacíos que presente este Reglamento”.

Tanto desde Independientes No Neutrales (INN) como de Vamos por Chile piden suprimir el inciso que indica que quienes se abstengan, serán considerados como no votantes, y por ende afectar en el quórum de votación (Artículo 18).

Desde Vamos por Chile también pidieron reemplazar los artículos sobre cesación y vacancia del cargo por los de la Constitución vigente, en donde cambiaría, por ejemplo, que en caso de que una persona renuncie por enfermedad grave, sea el Tribunal Constitucional quien lo califique y no el Pleno (Artículos 28 y 29).

Además, pide incorporar a las atribuciones de la Presidencia (Artículo 38) “Pedir el auxilio de la fuerza pública y ordenar el uso de ella para conservar o restablecer el orden, la seguridad, el respeto y la libertad al interior de la Convención”, al igual que “Hacer despejar las tribunas cuando los asistentes a ellas falten al orden”.

El mismo conglomerado busca incluir una serie de derechos en las temáticas mínimas a tratar por la Comisión de Derechos Fundamentales (artículo 64) como libertad personal, libertad de opinión, derecho a la vida, libertad de enseñanza y derecho preferente de los padres a educar a sus hijos, entre otros. 

Otros derechos que se piden agregar al listado son los de las personas chilenas residentes en el extranjero (Carolina Sepúlveda); deporte, actividad física y recreación (Damaris Abarca); y al agua y saneamiento (Eco-constituyentes).

Respecto a la integración de comisiones, Manuel Woldarsky pidió incorporar al artículo 69 que las personas que hayan realizado discursos negacionistas, de odio, u otros relacionados, no puedan ser parte de la instancia de Derechos Humanos. 

El grupo de Escaños Reservados y otros, pide agregar comisiones funcionales y comisiones de transversalización. Sobre la primera no hay detalles de tu trabajo, mientras que la segunda busca mejorar el cumplimiento de estándares internacionales respecto a pueblos originarios.

La única indicación que se ingresó respecto al quórum de votación de normas constitucionales fue la de MSC y otros, que busca reemplazar la aprobación de “dos tercios de las y los convencionales” en ejercicio” por “tres quintos de las y los convencionales presentes y votantes”.

Reglamento de Participación y Consulta Indígena

El grupo de constituyentes de Escaños Reservados junto a otros 60 constituyentes de diferentes conglomerados entregaron una propuesta para reemplazar todo el Reglamento de Participación y Consulta Indígena.

Uno de sus cometidos es que los mecanismos de participación “deberán respetar y adaptarse a las particularidades e instituciones propias de los distintos pueblos y naciones indígenas preexistentes”.

Además, incorpora como fuentes normativas la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial; Convención sobre los derechos del niño; Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer; Convención sobre Diversidad Biológica; y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Otro de los cambios propuestos es relativo a las diferentes funciones  e integración de la Secretaría de Participación y Consulta Indígena que se deba crear. Junto a ello, hay cambios en las etapas del proceso de participación y consulta.

Uno de ellos es la “Etapa de Diálogo y Deliberación propia” donde serían los titulares del proceso quienes se organizarán, deliberarán y decidirán conforme a sus instituciones y procedimientos propios.

Dentro de indicaciones de otros constituyentes, Martín Arrau solicitó eliminar de las normativas la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígena, la Declaración Americana sobre derechos de los pueblos indígenas y otras. Asimismo, buscan que los mecanismos de participación se limiten a “las vías establecidas por los Reglamentos que rigen la actividad de la Convención Constitucional” (Artículo 12).

Reglamento de Ética

Una de las primeras enmiendas fue solicitada por Martín Arrau y otros constituyentes en la que solicitan eliminar el artículo 7, en el que se señala que los convencionales deben ejercer su cargo respetando el principio de plurinacionalidad. Asimismo, proponen adicionar un principio de multiculturalidad. El mismo grupo pide suprimir el principio de perspectiva de género (Artículo 9).

La constituyente Camila Zárate y otros proponen incluir un nuevo principio: No regresión en materias ambientales, de probidad y transparencia, que sugiere que no se puede realizar nada con estándares menos a los del ordenamiento jurídico vigente.

Desde Vamos por Chile, también se solicita suprimir las definiciones de violencia de género, discurso de odio, violencia de credo, negacionismo y noticias falsas.

Respecto al concepto de Negacionismo, se ingresaron enmiendas por parte de Marcos Barraza y Christian Viera para cambiar el concepto actual (Artículo 23).

Dentro de las acciones contemplativas de infracción al principio de ética, distintos grupos piden suprimir las relativas a proferir expresiones de odio, realizar conductas de negacionismo, no actuar con fraternidad y sororidad ante colegas, vulnerar el protocolo covid, entre otros. 

Respecto a las sanciones, los grupos liderados por Viera y por Arrau piden suprimir que en el caso de censura se inhabilite al constituyente para mantener cargos de responsabilidad dentro de la Convención. Asimismo, piden eliminar la categoría de suspensión y junto a ella, la participación en programas de formación.

Reglamento de Participación Popular

Unas de las primeras indicaciones, del colectivo Vamos por Chile y también Miguel Ángel Botto, es suprimir el principio “vinculante” de la participación (Artículo 3).

La propuesta de Participación Popular contempla tener una comisión dedicada a aquella temática, pero el mismo Botto propone suprimirla.

Respecto a los mecanismos de participación, Vamos por Chile busca que sirvan de insumo pero no que sean herramientas para la vinculación (Artículo 25). La constituyente Cristina Dorador y otros, buscan que en el proceso de aquellos mecanismos haya audiencias obligatorias para el debate de las normas.

Uno de los temas que más conflicto ha llevado a la Convención es el sobre plebiscitos intermedios dirimentes (Artículo 47). Vamos por Chile y Botto junto a otros buscan suprimirlos completamente. Asimismo, Tomás Laibe, Marco Arellano y otros solicitan que sí se hagan, pero para las normas que fueron rechazados por ⅔ pero sí obtuvieron mayoría absoluta (y no ⅗ como indica la propuesta actual).

Los MSC junto a otros piden reformular la definición y objetivos de los cabildos locales (por comunales). En tanto Vamos por Chile busca que aquellos sean instancias consultivas.

Marco Arellano busca que se creen convenios comunales, cabildos regionales, convenios regionales y observatorios ciudadanos, rescatados de la propuesta de la Comisión de Descentralización. El mismo constituyente busca incorporar Plebiscitos Populares Vinculantes sobre: educación, salud y pensiones; sueldo mínimo y derechos laborales; propiedad de recursos naturales; mantención o derogación de Tratados de Libre Comercio; Reorganización de Fuerzas Armadas y Carabineros, entre otros. 

En tanto Vamos por Chile busca suprimir el articulado (Título VIII) sobre participación de grupos históricamente excluidos.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 23 Sep 2021