Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

37 propuestas ingresaron el pasado viernes a la Comisión de Sistema Político y de ellas, varias proponen cambios al régimen de Gobierno del país. El hiperpresidencialismo reinante hoy en día pasaría a la historia y si bien todavía no se sabe qué sistema se optará, desde diferentes conglomerados presentaron propuestas para crear vicepresidencias, ministros de Gobierno, bicameralismo atenuado con Senado territorial y también unicameralismo.

El pasado viernes se cumplió el plazo autoimpuesto por la Comisión de Sistema Político para que los constituyentes presentaran iniciativas de norma relativas a lo que presentarán ante el Pleno en su primer informe: régimen de gobierno, organizaciones políticas, plurinacionalidad, buen Gobierno, probidad y transparencia y formación de la ley.

Y fue ese mismo día que desde todos los colectivos presentaron sus propuestas para modificar el sistema de gobierno actual –uno presidencialista– a diferentes modelos con distintas versiones, destacando la existencia de una dupla presidencial y vicepresidencial paritaria o la existencia de una figura como Ministro o Ministra de Gobierno.

¿Cuáles son las iniciativas y quiénes las promueven? Conócelo a continuación.

Presidencialismo reformado del Colectivo Socialista

Considerando el alto número de atribuciones concentradas en el Poder Ejecutivo, desde el Colectivo Socialista proponen un presidencialismo atenuado donde haya mayor equilibrio con el Congreso Nacional. 

Para la presidencia se establece una duración de cuatro años de mandato con posibilidad de una reelección, la creación de una vicepresidencia que deberá responder a una fórmula paritaria, eliminación del indulto y comandancia de las Fuerzas Armadas tanto en tiempos de guerra como en tiempos de paz.

Respecto al Congreso, elimina el Senado para crear una Asamblea Territorial con representación numérica idéntica por región junto a la exigencia de residencia en aquellos espacios –formando un Parlamento bicameral asimétrico–; se eliminarán las comisiones mixtas, las leyes deberán tener origen en la Cámara de Diputados a excepción de las que traten temáticas territoriales; ambas cámaras deberán ser representativas, plurinacionales y paritarias; y se podrán rechazar las urgencias presidenciales.

Asimismo, se busca terminar con las Leyes Orgánicas Constitucionales, se eliminaría la posibilidad de que parlamentarios sean elegidos ministros de Estado; se habilitaría la iniciativa popular de ley y se crearía una Secretaría Técnica Presupuestaria que ayude en la tramitación de la Ley de Presupuesto y realice informes sobre iniciativas que impliquen gasto.

Presidencialismo de colaboración del Colectivo del Apruebo

Desde el Colectivo del Apruebo también buscan reducir las atribuciones presidenciales. Dentro de las consideraciones destacan cuatro años de mandato con posibilidad de reelección; existencia de un Ministro(a) de Gobierno nombrado por el o la mandataria; mantiene iniciativa exclusiva de ley de presupuesto; puede disolver por una vez en su Gobierno la Cámara de Diputados.

El o la ministra de Gobierno sería el encargado de ejecutar el programa de Gobierno y estar a cargo de la Administración Pública. Asimismo, conformaría el gabinete ministerial con el visto bueno presidencial. Junto con ello, coordinar la relación con el Congreso, iniciativa exclusiva en materia financiera, coordinar el Consejo de Gobernadores Regionales, entre otros.

El Poder Legislativo se ve como un congreso bicameral asimétrico, donde el Senado pasa a ser una cámara de representación de la diversidad territorial y la Cámara de Diputados el órgano de representación política. 

El Senado revisaría los proyectos sobre reformas constitucionales, leyes interpretativas de la Constitución, ley de presupuesto, división política y administrativa del país, entre otros. ¿Los quórums? mayoría simple y mayoría absoluta.

También contempla la iniciativa popular de ley, plebiscito de reformas constitucionales y mandato revocatorio de ley.

El Poder Ejecutivo de Chile Digno

Presidencia, vicepresidencia y gabinete ministerial. Es la fórmula que proponen desde Chile Digno para el Poder Ejecutivo, donde se deberá presentar en las elecciones una dupla paritaria para ocupar los más altos cargos del país. La presidencia podrá optar a la reelección –inmediata o posterior– una sola vez.

La vicepresidencia tendrá como atribuciones coordinar el gabinete ministerial, participar en debates del Congreso, nombrar y remover subsecretarios, además de asumir las facultades y atribuciones de la presidencia en caso de ausencia o cesación del cargo.

La conformación del gabinete ministerial debería ser paritaria, podrían ser ministros personas desde los 21 años y seguirán contando con representación de las Secretarías Regionales Ministeriales.

Asimismo, en una iniciativa paralela también comandada por Movimientos Sociales Constituyentes y Pueblo Constituyente, proponen la creación de un Congreso Plurinacional: un órgano unicameral de 205 integrantes que ejerce la potestad legislativa.

Sus representantes serían elegidos según distritos, circunscripciones y escaños reservados asegurando una representación política proporcional. Podrán ser candidatos desde los 18 años con solo una posibilidad de reelección. Su renovación sería cada cuatro años.

Dentro de sus atribuciones destacan la tramitación y aprobación de proyectos de ley; aprobación, tramitación y desecho de tratados internacionales; fiscalizar actos del Gobierno; prestar o negar consentimiento a actos presidenciales, entre otros.

Presidencialismo de colaboración con Senado Territorial de Vamos por Chile

Mientras el presidente/a sigue manteniendo las funciones de jefe de Estado y de Gobierno, también crean la figura de una vicepresidencia, que presidirá el Senado con derecho a voz y solo derecho a voto en caso de dirimir empates. Estos cargos deberán ser de distintos géneros.

Junto a ello, crearían la figura de Ministro Jefe de Gabinete, encargado de coordinar el gabinete y la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo.

También mantiene el sistema bicameral pero el Senado pasa a ser de representación regional y tener un rol revisor en materia legislativa.

Asimismo, cambian las urgencias legislativas, agregando una anual, donde se espera que se despachen en ese año los proyectos que fueron determinados en marzo de aquel periodo. También se eliminan quórums supramayoritarios y se crean nuevas direcciones en materias de gasto y ejecución presupuestaria.

Sistema político transversal de Movimientos Sociales, Frente Amplio, Independientes por la nueva Constitución

En una propuesta a la que también adhirieron personeros de Pueblo Constituyente y la Federación Regionalista Verde Social, se propone un régimen presidencial donde se proponga un programa de Gobierno con perspectivas de “éxito legislativo”, que sea ratificado por la mayoría del Congreso. Este programa deberá ser ejecutado por un Ministro de Gobierno.

Esta persona estará encargada además de la conducción y coordinación política interministerial y legislativa del Gobierno con el Congreso, teniendo en sus facultades la presentación de urgencia en proyectos de ley, regular la implementación de leyes y autorizar la presentación de leyes de exclusiva iniciativa del Gobierno.

La dupla presidencia-ministro de Gobierno debería ser paritaria y quien asuma el cargo de jefe de Gabinete deberá ser ratificado por el Congreso Plurinacional –mencionado previamente–. En caso de ser rechazado, se deberá presentar una nueva propuesta de persona.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 18 Ene 2022
Palabras clave