Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Lupa Electoral

Con miras a asegurar la probidad y transparencia en el trabajo de la Convención Constitucional, desde Espacio Público elaboraron una serie de recomendaciones para que las operaciones del órgano que redacte la propuesta de nueva Constitución sean lo más íntegras posibles. Estas incluyen mayor delimitación de la declaración de patrimonios, reglas sobre el personal y Secretaría Técnica, dedicación exclusiva y protocolos en las abstenciones e inhabilidades.

“La elaboración de la nueva Constitución es por definición una función pública que interesa a todos los y las chilenas, por ello el principio de probidad no puede estar ausente”. Es el comienzo del informe redactado por la Directora de Democracia y Anticorrupción de Espacio Público, Valeria Lübbert, en que se presentan una serie de propuestas y recomendaciones sobre la probidad y prevención de conflictos de interés en la Convención Constitucional.

El texto resalta las medidas que ya han sido tomadas: declaraciones de patrimonio, reglas de ley de lobby y gestión de intereses particulares. Sin embargo, señala que son insuficientes.

¿Cuáles son los ejes que desde Espacio Público consideran que se deberían incluir para promover la probidad de la Convención y así asegurar la integridad del proceso constituyente? Revísalo a continuación.

Actualización de declaraciones de patrimonio, registros de lobby y sanciones

Si bien la legislación que rige para funcionarios públicos señala que la declaración de patrimonio debe hacerse una vez al año, en el mes de marzo, la primera sugerencia es que el Reglamento adopte una fecha lo más próxima posible para realizar la información de ella y desde entonces se actualice de forma mensual o cada vez que hayan cambios.

Asimismo, proponen que los registros de lobby, en vez de actualizarse el primer día hábil de cada mes como ocurre en la actualidad, tenga una operación en línea y permanente sobre sus audiencias, viajes y donaciones que reciban.

En el caso de infringir alguna de estas dos, se recomienda que el Reglamento defina qué tipo de sanciones se aplicarán, con multas similares a las aplicadas a los parlamentarios y parlamentarias.

Normas del personal de la Secretaría Técnica

“Si bien las labores de esta secretaría deben ser, como su nombre lo indica, técnicas y no políticas, su asesoría calificada puede incidir en las decisiones que adopten los convencionales y finalmente en el texto de la Constitución”, señala el documento.

Por ello, establece que aquel personal debe atenerse a ciertas regulaciones dentro de las que se proponen establecer condiciones y parámetros objetivos para sus contrataciones en razón de méritos; declaración de intereses y patrimonio; e información de lobby de las jefaturas.

Transparencia de los debates, de las sesiones y participación

El énfasis es claro: que el reglamento no establezca causales de reserva, y que tanto las sesiones como los documentos trabajados estén a disposición de la ciudadanía.

Asimismo, plantea que deben establecerse mecanismos para acceder a la información por transparencia activa como pasiva. Además, que tanto los debates de comisión como de sesiones plenarias sean transmitidos en vivo por radio o televisión.

En el caso de que llegasen a establecer alguna reserva, sus causales no deberían exceder las que actualmente admite la Constitución vigente y deberían requerir el voto favorable de 2/3 de la Convención.

Por último, si se abren instancias de participación ciudadana, se debe asegurar que no haya un monopolio por parte de un mismo grupo de personas el acceso a tales vías de participación, y que los criterios de selección permitan la intervención de múltiples grupos y segmentos.

Abstenciones e inhabilidades

En el caso que un convencional constitucional presente algún conflicto de interés –ya sea por motivos personales o relacionados a un pariente–, se debe usar la práctica de abstención. No obstante, para que esta sea correcta y oportuna, se recomienda que exista una instancia interna de asesoría en conflictos de intereses que monitoree y oriente en estos casos; contar un procedimiento y resolución de disputas; y que los convencionales hagan presente sus conflictos.

Además, se sugiere establecer inhabilidades de parentesco entre personal y los convencionales, a fin de evitar conflictos de intereses y no dañar la imagen de la Convención con acusaciones de nepotismo.

Regulación de ética y protocolo de prevención de abuso sexual

Sea a través de una Comisión o un órgano existente externo, se recomienda contar con un cuerpo que vele por el cumplimiento de las normas éticas, de transparencia y de probidad.

Junto a ello, se hace hincapié en la necesidad de que la Convención cuente con  una unidad personal de apoyo técnico que pueda asesorar a los convencionales sobre conflictos de intereses y estándares éticos, así como también en el cumplimiento de los deberes derivados del principio de probidad.

Además, como forma de promover el respeto y dignidad de sus integrantes al igual que la equidad entre hombres y mujeres; se sugiere contar con un protocolo de prevención de conductas de abuso sexual al igual que claridad en sus sanciones, tanto para convencionales y personal.

Dedicación exclusiva

“La  labor  de  los  Convencionales  Constituyentes  será  compleja  y  enormemente  demandante,  por  lo  mismo se sugiere que el cargo sea ejercido con dedicación exclusiva de forma que los convencionales no puedan percibir otros ingresos distintos a su dieta durante el tiempo de desempeño de la Convención Constitucional”, argumenta el documento.

Además, la dedicación exclusiva ayudaría a prevenir conflictos de intereses que pueden suscitarse durante sus funciones.

Revisa el informe completo en el siguiente link.