Plataforma Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto
Quiénes Somos Contexto Factual Temas Constitucionales Ruta Contexto

Al cierre de jornada de la primera sesión de la Convención Constitucional, un grupo de convencionales declaradas feministas hicieron entrega a la mesa su propuesta de reglamento. Esta, que tiene un foco en igualdad de género y no discriminación, incluye sugerencias sobre las comisiones, quórum, ética y participación.

Se reunieron a las afueras del Congreso Nacional para llegar juntas con un gran lienzo morado que decía “Desde hoy, siempre con nosotras”. Por nombrar solo algunas, estaban Malucha Pinto, Bárbara Sepúlveda, Manuela Royo y Carolina Vilches, todas con pañuelos mitad morados y mitad verdes.

Las constituyentes feministas fueron parte de los momentos protagónicos de la sesión inaugural de la Convención Constitucional, que estuvo marcada por diferentes incidentes (ver nota). Y casi al terminar la jornada de casi 12 horas, nuevamente se robaron la atención quienes estaban en el Congreso Nacional.

Cuando la presidenta de la mesa, Elisa Loncón y el vicepresidente de la instancia, Jaime Bassa, estaban a punto de levantar la primera sesión, las constituyentes se pararon en masa e hicieron entrega de su propuesta de reglamento para el funcionamiento de la Convención Constitucional, acompañado de cánticos y aplausos.

La abogada y militante de Convergencia Social, Constanza Schonhaut, entregó el documento titulado “Por un reglamento feminista” elaborado por la Articulación Territorial Feminista Elena Caffarena conformado por 21 organizaciones. Antes de comenzar con las propuestas en concreto, el documento entrega una declaración de principios y lineamientos sobre lo que debe contener a modo general el reglamento.

Estos son la igualdad de género y consideración de los trabajos de cuidados de los y las integrantes de la Convención; paridad en las instancias de las autoridades y comisiones; lenguaje inclusivo, no sexista y no discriminatorio en la redacción de textos; plurinacionalidad e interculturalidad; inclusión y representatividad de grupos vulnerables; tomar medidas en pos de la probidad y transparencia; acceso equitativo a la información; promover la participación popular; tener en consideración la descentralización territorial del trabajo y autonomía de la Convención respecto al Gobierno y al Congreso Nacional.

¿Cuáles son los ejes de la propuesta? Te lo contamos a continuación.

Integración de espacios

Lo primero que plantean, y que de manera orgánica se cumplió, es que la mesa de la convención sea paritaria Asimismo, plantean aumentar el número de integrantes con un número mayor de vicepresidencias “para que represente la diversidad de sujetas y sujetos históricamente excluidos e invisibilizados”.

Respecto a la composición de la Secretaría Técnica, indican que debe ser autónoma, paritaria y elegida por la Convención.

Además, plantean que el trabajo se debe organizar en comisiones en las que a mayor número, mayor apertura hacia los temas de interés de la ciudadanía. Ellas deben ser compuestas de manera paritaria, deben ser públicas y deben garantizar un uso equitativo de tiempo, palabras y exposición de temas.

Quórums

El documento indica que el reglamento debe determinar los pasos a seguir respecto a las votaciones, el método de participación ciudadana en el caso que no los convencionales no tengan resolución sobre ciertos temas y lo que ocurre cuando no se alcanzan las mayorías.

Sin embargo, no hay detalle sobre propuesta de votación, el acuerdo de ⅔ y si habrán diferencias de votos en comisiones y el pleno.

Ética y participación

La propuesta es que haya un comité de ética y uno de participación. El primero revisará problemas relativos sobre: falta de probidad, conflictos de interés, violencia política de género, corrupción, racismo y/o discriminación, comportamientos inadecuados, entre otros; junto a la elaboración de un protocolo para “prevenir y sancionar la violencia de género” en la Convención.

El segundo tendría como objetivo recibir todas las iniciativas ciudadanas, sistematizarlas, difundirlas y dar seguimiento a su posible inclusión posterior. Asimismo, podrá contar con el apoyo de universidades y centros de estudios públicos.

Dentro de los instrumentos mínimos de participación incorporan la realización de foros nacionales y regionales, cabildos autoconvocados, audiencias públicas, sesiones de rendición de cuentas territoriales y iniciativa ciudadana de propuestas.

Por último, indican que para hacer efectiva la participación se necesitan recursos destinados a viajes e infraestructura en regiones, además de recursos para asignación de cuidados, acceso a internet y alojamiento y traslado a la Región Metropolitana pensando en los constituyentes.

Revisa el documento completo en el siguiente link.

Por Valentina Matus Barahona
Fecha 06 Jul 2021